Archivo de la categoría: Tecnología

Chrome OS: Navegando por las nubes

Hubo rumores de que Microsoft lo haría, pero la vieja compañía parece haber perdido agilidad y capacidad de innovación y se le ha adelantado Google. Ha llegado el primer sistema operativo orientado a Internet: Chrome OS, un sistema operativo con el que se consigue un acceso casi instantáneo a Internet ya que al iniciar el ordenador no se carga una larga lista de programas instalados, sino simplemente el navegador.

Cloud Computing, SaaS, PaaS, IaaS… la nube se está acercando al usuario doméstico y con Chrome OS vamos a navegar por las nubes. Las extensiones, datos, programas, etc. estarán todos en la nube, accederemos a ellos a través de Internet, es una ventaja para el usuario y -quizás- una forma de combatir la piratería de software en Internet. Habrá que ver si el crecimiento del ancho de banda acompaña a las posibilidades que ofrece Chrome OS

 

Con Chrome OS se virtualiza todo, salvo el ordenador que nos da acceso a Internet (parece imposible, pero ¿será posible virtualizar eso también? con estos avances uno empieza a preguntárselo incluso), y se convierte en la imagen de una tendencia cada vez más común: el ordenador es usado para conectarnos a Internet, además, con la virtualización del software es posible que el trabajo en colaboración a través de Internet experimente un crecimiento si llega a popularizarse el Chrome OS

 

¿Cuando podremos probarlo por nosotros mismos? De momento no lo sabemos, pero el momento esta cerca pues Google ya está haciendo pruebas.

Anuncios

Juan Espadas, las redes sociales y la calle

Gregorio Verdugo / Jesús Rodríguez.

Juan Espadas, candidato del PSOE a la alcaldía de Sevilla, presentó ayer su política 2.0, una de sus principales apuestas para la campaña electoral y, afirma él, para su Gobierno de la ciudad en caso de que los electores le den la vara de mando en mayo de 2011.

De la presentación que hizo Espadas podemos deducir una fuerte apuesta por las tecnologías como medio para que las personas tengan una comunicación más cercana y certera con el Gobierno. De hecho, el propio Espadas sostiene que “no puedo renunciar al instrumento más potente que hay ahora mismo para llegar a los ciudadanos”.

Ciertamente, Espadas demuestra una amplitud de miras nueva, impropia del político español actual -lo cual es grave per se, y más a estas alturas-, que no sólo alcanza el mero uso y explotación de los nuevos recursos que ofrece Internet, sino la posibilidad de que los ciudadanos, por fin, puedan tener una manera rápida y efectiva de acceder a los políticos.

Pero, lejos de que el cuento de esta entrada tenga un final tan feliz como éste, las preguntas surgen una tras otra, y la primera es una transposición dospuntocerística lógica de una duda omnipresente entre el electorado: ¿realmente Juan Espadas -o ponga aquí el nombre de su político preferido- está en las redes sociales para ser un político -y/o futuro alcalde- al que los ciudadanos puedan dirigirse con rapidez y eficacia o bien su fin es únicamente el de hacer que su foto circule por Facebook, Twitter, Flickr, etcétera?

Continuar leyendo


Curso avanzado de orientación de voto bloguero-periodístico

Muy buenos díastardesnoches, amigos y odiadores oficiales del Sinfuturo.

¿Os acordáis cuando hace dos años nos nominaron por primera vez a los Premios Bitácoras como mejor blog periodístico y hace un año lo hicieron por segunda vez, y cómo perdimos a la primera y a la segunda? Es un bonito recuerdo (en verdad no), pero nosotros nos quedamos con el premio de los votos, los aplausos a reventar y el quedar sólo por detrás del más grande.

Hoy, ante los Bitácoras 2010, recordamos que prometimos andar con humildad y darle a cada uno su sitio. Así que os agradecemos vuestros votos pero os pedimos que no nos deis ni uno más, por tres razones.

La primera es que no le hemos dedicado al blog todo el tiempo que debíamos y merecía. Pero, ¡qué queréis! Somos unos tiesos precarios, y como tales hemos estado explotados en muchos otros sitios.

En segundo lugar, consideramos que nos dais votos que merecen otros estupendos periodistas que realmente se entregan a este maravilloso oficio y lo demuestran con lo que nos regalan en sus blogs. ¿De verdad no os da vergüenza votar a este hatajo de zánganos en lugar de a…

Y nuestra última pero más importante razón. En años anteriores presentamos nuestros respetos a los integrantes del jurado con sendos jamones de Jabugo. Nos acusan de querer sobornarles para que nos dieran el premio. Ah, y también nos atribuyen la autoría de ruedas pinchadas y lunas rotas en los coches de algunos miembros. Nah, patrañas.

Por eso, con educación os solicitamos que no nos votéis porque nos obligaréis a tener que presentar nuestros respetuosos sobornos al jurado y, como todo buen periodista, estamos tiesos del to. Si nos obligáis, también nos obligaréis a usar ese recurso de todo buen periodista que es partiros las piernas hasta que, a su vez, obliguemos al Gobierno a declarar miles de ayudas extraordinarias para cojos.

Hasta aquí nuestro curso avanzado de orientación de voto bloguero-periodístico, con el que os hemos manipulado como haría todo buen periodista. Si todavía queréis votarnos, os recomendamos que apreciéis la salud de vuestras piernas y que, como diría Fernando López de Artieta, volváis a leer esta entrada (y acaso el blog entero).


Menéame y Público, insultos a la libertad de expresión

¿Paga el diario al portal web para no que no dé cabida a noticias críticas con Público?

Por todos es conocido el efecto Menéame. Un simple enlace, y súbitamente se disparan las visitas a una determinada web. También por todos es sabido que el portal impone una corriente de opinión, la de la mayoría, canalizada a través de los votos y comentarios, que ejerce su influencia sobre una minoría carente de actitud crítica.

Esto último es bien sabido por los propios medios de comunicación, que ven en las páginas de ese tipo una fenomenal fuente de visitas, con las que sacar una mayor tajada de los anunciantes y, de paso, una forma de ganar lectores entre un público generalmente joven. Da igual que ello se consiga a través de noticias-gancho ridículas e insulsas, escenas dignas de cualquier película de los hermanos Marx, que sirven para aborregar aún más a la población y hacerla más servil -¡si Horkheimer levantara la cabeza!-, como podemos ver aquí, aquí, aquí o aquí.

Si esa maquiavélica forma de actuar sobrepasa lo éticamente correcto, el que un diario como Público pague a  cierto tipo de personas asesinos ideológicos a sueldo -¿moderadores de Menéame?-, para que destrocen noticias que consideran críticas -no se sabe a santo de qué- inasumibles,  a base de votos negativos y comentarios que, si tercia, llegan a incluir injurias, calumnias y amenazas, constituye un verdadero atentado terrorista a los valores  democráticos. Esos que tantas vidas, dicho sea de paso, han costado en este país.

Todo surge con el enlace que un lector del Sinfuturo realiza de la entrada Ese molesto compañero llamado libertad a Menéame, artículo rebautizado en esta web como Lectores del diario Público votan masivamente en contra de un comentario que defiende la libertad de expresión.

A pesar de las advertencias de dos usuarios de Menéame…

Continuar leyendo


Hoy quiero ser talibán

Aún no ha aparecido el nuevo Medal of Honor, que saldrá a la venta el próximo 12 de octubre -momento a partir del cual muchos de vosotros podréis jugar sin salir de vuestra cueva hasta que os crezca la barba, a lo Bin Laden-,  y ya tiene más que asegurado su éxito, gracias a la publicidad que le está dando el Secretario de Estado de Defensa del Reino Unido, Liam Fox.

Fox ve inmoral que los británicos puedan elegir al ejército talibán en el videojuego, un ejército que ha matado a cerca de 300 soldados de la British Army, y que ha llevado la desolación a multitud de familias británicas, y pide a los comerciantes de las islas que no lo vendan. El caso es que en otras versiones del juego el usuario puede elegir a cualquier ejército que haya participado en un conflicto bélico importante en el siglo XX, entre ellos, el americano, británico, nazi, comunista o irakí, y nadie dijo nada previamente.

La pregunta es obligada. Si la trama del videojuego está rodeada por el oscurantismo, incluso si accedemos a su web vemos que la información sobre el mismo es muy escueta… ¿cómo conoce Liam Fox el contenido de un videojuego que, gracias a sus palabras, tiene el éxito asegurado?  Piensa mal y acertarás.

Un nuevo ejemplo de cómo un político elegido por el pueblo y que supuestamente trabaja para él, se lucra buscando el beneficio personal, aún a costa de despistar a sus conciudadanos con un sensacionalismo absurdo.

Si esto lo hacen por un videojuego, qué no harán los políticos en otros menesteres mucho más oscuros.


Esa sucia forma de actuar de los Estados Unidos

Estados Unidos vuelve a usar sus viejos trucos para quitar de en medio a quien pretende alterar el sistema. Nada nuevo bajo el sol. Ello a pesar de que “The Hope” está al cargo de un país que, más que cambiar,  se regenera a sí mismo. Eso mismo fue lo que provocó el cambio de nombres –Obama por Bush-, pero que sólo fue eso, un falso cambio que sólo le ha servido a Obama para ratificar todos y cada uno de los  pasos dados anteriormente por su antecesor.

De ser cierta la noticia aparecida hoy -si su objetivo es simplemente dañar la credibilidad de Julian Assange, ya lo han conseguido- serviría para confirmar que Obama sigue siendo una gran mentira, un producto del márketing, y que lo que hace no es nuevo, sino que sigue los pasos del viejo libro de estilo norteamericano, donde aparece registrado cómo se debe actuar en cada caso, para hacer desaparecer a aquellos elementos incómodos, ésos que pueden deshacer todo el tinglado tal y como está actualmente montado, y que ya sabemos a quién favorece.

Las argucias utilizadas por el país norteamericano desde que se constituyó como nación para defender sus propios intereses, muestran a las claras que el estado democrático más antiguo del mundo, sigue muy a rajatabla aquella máxima maquiavélica en la que el fin siempre justifica los medios. Y si hay que quitar de en medio a uno, todo sea por el bien de una nación.

No expongo una opinión personal. Esa postura ya fue defendida abiertamente ante las Naciones Unidas por Jeane Kirkpatrick, en su famosa doctrina. En ese momento hizo público el, hasta entonces oculto, libro de estilo norteamericano. El objetivo entonces era erradicar los estados socialistas. El fin último, dar continuidad al sistema.  Siguiendo dicha postura, daba igual hacer desaparecer a ciertas personas o mantener a todo un país sumido en una dictadura. Eran los 80, la época de Ronald Reagan, y con su famosa doctrina, Kirkpatrick justificó que en plena Guerra Fría, Estados Unidos crease y protegiera dictaduras totalitarias, aunque fuesen genocidas, para así mantener a raya a un determinado pueblo, que podía ver con buenos ojos determinadas ideas progresistas.

Según Kirkpatrick, los regímenes totalitarios procuran controlar los pensamientos de sus ciudadanos, utilizando la propaganda, el lavado cerebral, la reeducación, el espionaje a particulares y la represión política masiva basada en la ideología del Estado.

Continuar leyendo


Madrid 2.0

Por Rbk Sáez

Antes de hablar sobre ciudades 2.0, deberían ver este vídeo grabado en La Red Innova donde Sebastian Muriel, Alejandro Arranz y Pancho Cabrera nos hablan del tema.

Vodpod videos no longer available.

Hace 2 meses perdí 5 horas de mi vida buscando en barrios del sur-centro de Madrid una máquina para renovar mis certificados electrónicos y cuando la encontré no me dejó hacerlo.

Hoy en día las ciudades 2.0 para mí son una utopía, porque de nada me sirve ser una usuaria avanzada de la red sino puedo acceder a servicios que me prometen. Tengo eDNI desde el 2007 y en su momento nadie me hablo de que a los 2 años había que renovar certificados, por suerte entiendo de foros y se como buscarme la vida para obtener la información que requiero. Pero si yo perdí el tiempo en buscar la información, mas el de encontrar la máquina para realizar la renovación, me pregunto: ¿Cuánto tiempo perderá alguien que no entiende la red?

Continuar leyendo