Archivo de la categoría: Marketing y Publicidad

Juan Espadas, las redes sociales y la calle

Gregorio Verdugo / Jesús Rodríguez.

Juan Espadas, candidato del PSOE a la alcaldía de Sevilla, presentó ayer su política 2.0, una de sus principales apuestas para la campaña electoral y, afirma él, para su Gobierno de la ciudad en caso de que los electores le den la vara de mando en mayo de 2011.

De la presentación que hizo Espadas podemos deducir una fuerte apuesta por las tecnologías como medio para que las personas tengan una comunicación más cercana y certera con el Gobierno. De hecho, el propio Espadas sostiene que “no puedo renunciar al instrumento más potente que hay ahora mismo para llegar a los ciudadanos”.

Ciertamente, Espadas demuestra una amplitud de miras nueva, impropia del político español actual -lo cual es grave per se, y más a estas alturas-, que no sólo alcanza el mero uso y explotación de los nuevos recursos que ofrece Internet, sino la posibilidad de que los ciudadanos, por fin, puedan tener una manera rápida y efectiva de acceder a los políticos.

Pero, lejos de que el cuento de esta entrada tenga un final tan feliz como éste, las preguntas surgen una tras otra, y la primera es una transposición dospuntocerística lógica de una duda omnipresente entre el electorado: ¿realmente Juan Espadas -o ponga aquí el nombre de su político preferido- está en las redes sociales para ser un político -y/o futuro alcalde- al que los ciudadanos puedan dirigirse con rapidez y eficacia o bien su fin es únicamente el de hacer que su foto circule por Facebook, Twitter, Flickr, etcétera?

Continuar leyendo


¿Todavía alguien cree en Zapatero?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En este caso, además, constituye un manífico resumen de los 6 años que José Luis Rodríguez Zapatero lleva como presidente. Ya en su campaña electoral prometió un talante distinto y, al fin y al cabo, es lo único que ha ofrecido durante su legislatura. Al menos no nos engañó en eso.

Tras Mohamed VI, el próximo en lucir sonrisa profident ante las cámaras podría ser, por qué no, Peter Caruana. Así es como se resuelven los conflictos en España.


Hoy quiero ser talibán

Aún no ha aparecido el nuevo Medal of Honor, que saldrá a la venta el próximo 12 de octubre -momento a partir del cual muchos de vosotros podréis jugar sin salir de vuestra cueva hasta que os crezca la barba, a lo Bin Laden-,  y ya tiene más que asegurado su éxito, gracias a la publicidad que le está dando el Secretario de Estado de Defensa del Reino Unido, Liam Fox.

Fox ve inmoral que los británicos puedan elegir al ejército talibán en el videojuego, un ejército que ha matado a cerca de 300 soldados de la British Army, y que ha llevado la desolación a multitud de familias británicas, y pide a los comerciantes de las islas que no lo vendan. El caso es que en otras versiones del juego el usuario puede elegir a cualquier ejército que haya participado en un conflicto bélico importante en el siglo XX, entre ellos, el americano, británico, nazi, comunista o irakí, y nadie dijo nada previamente.

La pregunta es obligada. Si la trama del videojuego está rodeada por el oscurantismo, incluso si accedemos a su web vemos que la información sobre el mismo es muy escueta… ¿cómo conoce Liam Fox el contenido de un videojuego que, gracias a sus palabras, tiene el éxito asegurado?  Piensa mal y acertarás.

Un nuevo ejemplo de cómo un político elegido por el pueblo y que supuestamente trabaja para él, se lucra buscando el beneficio personal, aún a costa de despistar a sus conciudadanos con un sensacionalismo absurdo.

Si esto lo hacen por un videojuego, qué no harán los políticos en otros menesteres mucho más oscuros.


Anuncios Mundial 82

Con motivo de que hoy se va a cumplir un mes desde que España ganase la Copa Mundial de Fútbol, he puesto la siguiente recopilación de anuncios que se hicieron con motivo de la organización de este evento futbolístico en tierras españolas en el año 1982.

  • Anuncio de Coca-Cola, que tiene como protagonista al portero de la Selección Española, Luis Miguel Arkonada:

Continuar leyendo


Cómo destruir una película

Antes que nada, “Déjame entrar” es una película de amor. También es una película de vampiros, pero esto es lo menos importante. Desgraciadamente ha coindido con el bombo-éxito de la saga Crepúsculo y sus derivados (atentos a la serie “No soy como tú” de Antena 3, que se los ve venir) pero no tiene nada que ver. “Déjame entrar” es una de las joyas recientes del cine sueco, y que parte de una novela no menos interesante: ambas son una historia de amor imposible, y sin embargo repleta de concesiones más o menos trágicas.

Explico rápidamente el argumento: Óskar es un niño tímido y que tiene problemas para ser aceptado en clase. Los otros niños lo acosan y golpean, y Óskar sólo puede aceptar y encontrar refugio en una violencia contenida que refleja perfectamente su colección de recortes de prensa acerca de muertes y asesinatos. Una chica muy extraña, Eli, se muda al piso de enfrente. Eli es muy pálida, tiene un aspecto bastante débil y lo primero que le dice a Óskar es que no pueden ser amigos. A partir de ahí empieza todo.

La película fue un éxito y acabó siendo nominada al Goya a mejor película extranjera en nuestro país, que perdió ante Slumdog Millonaire. Se ha llevado una buena cantidad de premios y las alabanzas de la crítica internacional. Además, en Estados Unidos ya están trabajando en un remake (temblemos) con un guión distinto también basado, dicen, en la novela.

El problema está en cómo se ha vendido la película. Desde el principio se la enmarcó en el género de Terror, con suerte en los géneros Terror y Romántica, y toda la publicidad que se le dio partió de este punto. Así se explican el trailer y la sinopsis, pero no los numerosos comentarios de la prensa y la crítica. La historia de Óskar y Eli se ha intentado vender como una película llena de tensión y sangre, sin descartar la ternura, pero como película de miedo. Los premios que se ha llevado no los ha ganado como película de vampiros, ni siquiera como película de amor entre vampiros y mortal, sino por la poesía que emana del guión. Continuar leyendo


La moda del Lip Dub

@Soulinake @CharlieTorres

El pasado jueves 26 de mayo, Charlie Torres estuvo como representante de este nuestro blog en el 105 Last Thursday hablando acerca de la “Democratización del vídeo”. Uno de los temas que se trató fue el de la realización de los Lip Dub estudiantiles: vídeos musicales protagonizados por estudiantes  y grabados tan solo con un plano secuencia.

Tras ver los ejemplos mostrados por Juan Carlos Blanco Masavéu, community manager de kedin.es, y Rodrigo Mesonero, profesor de la Universidad Europea de Madrid, en Sin Futuro hemos investigando acerca del lip dub, un fenómeno audiovisual aprovechado por universidades e institutos para mostrar un punto de vista distinto sobre instituciones catalogadas como serias a los ojos de la sociedad.

Es por ello que os mostramos hoy aquí distintos ejemplos de Lip Dubs, realizados en todas partes del globo, intentando daros algunas pistas de cómo se realizan y fijándonos en aquellos que nos han llamado poderosamente la atención:

LIPDUB – I Gotta Feeling (Comm-UQAM 2009)

En este video podemos ver una perfecta sincronización del playback de los alumnos con detalles en los que la canción se llena de ritmo y creatividad. No es de los primeros, pero sí de los más originales y mejor realizados hasta ahora.

Vodpod videos no longer available.
Lip Dub Universidad Europea de Madrid

Éste vídeo (dirigido por Rodrigo Mesonero) destaca por la implicación de los profesores y el ambiente festivo que Continuar leyendo


“Product placement” en TVE

Colaboración de RBKSaez

Era un sábado cualquiera, me acababa de despertar de mis 12 horas de sueño después de una dura semana de trabajo y puse la tele para saber que suceso pudo trastornar al mundo en mi ausencia. Al encenderla y ver un par de noticias una imagen me llamo la atención y pensé: ¿no se suponía que TVE ya no era utilizada para la publicidad de los partidos políticos?
Esta es la imagen q vi:


La imagen duro aproximadamente un boletín completo de noticias de 30 minutos y el comienzo del siguiente, donde conectaron en directo con la señal institucional del Partido Popular en la que Rajoy emitía su particular opinión sobre las medidas de recortes adoptadas por Zapatero obligado por la Unión Europea y el FMI.
Cada vez que la presentadora daba una noticia se apreciaba el logo del PP en la pantalla de la sala de realización. Si nos basamos en tecnicismos publicitarios a este fenómeno se le llama: Product Placement. Una acción que simplemente es colocar un logo o símbolo de una marca para que su denotación visual quede grabada por continua exposición en la mente del consumidor, el cual a largo plazo registra a esta marca como referente y produce el efecto de compra.
La moda en el último año de tener los platos de noticias con el fondo transparente de tal forma que se vea la sala de realización o la redacción, es la culpable de este tipo de tropiezos. Aun así resulta a mí parecer muy curioso que la pantalla que utilizan para estar al tanto de la señal institucional del PP sea la pantalla más grande que se puede ver en la imagen. ¿No podían hacerlo con alguna más discreta?
A la fecha existe el debate de que TVE es la televisión particular del partido político de turno. Pero son descuidos como estos los que tienen un efecto subliminal en el espectador. Aun así me pregunto qué hubiera ocurrido si en vez de la imagen del PP fuera la del PSOE. Seguramente el PP hubiera montado en cólera y seria la noticia de la semana. No obstante es un logro que TVE haya conseguido hacer una televisión mas plural cuando en la era Aznar existía una dudosa equidad entre los tiempos de información dedicados al partido de la oposición y al del gobierno.
De todas formas imágenes subliminales como la del ejemplo utilizadas muchas veces como opciones publicitarias son herramientas delicadas que deben ser utilizadas conscientemente y cuidando los espacios. Me temo que mucho tiene que aprender TVE de su nueva arma: el product placement.