Archivo de la etiqueta: actualidad

España, cómplice y verdugo de lo que sucede en el Sáhara Occidental

España sigue siendo la potencia soberana del Sáhara Occidental. Es algo que la mayoría de los españoles desconocen, en parte gracias a que nuestro estado se encargó de que nosotros, ya desde pequeñitos, mirasemos para otro lado ante un conflicto verdaderamente preocupante. Precisamente nuestra ignorancia es el principal obstáculo que deben sortear los saharauis, y es el motivo por el cual ahora mismo se suceden los incidentes de El Aaiún, que pueden finalizar con una auténtica masacre.

Porque ellos no tienen culpa de que los abandonásemos al libre albedrío, lo que provocó la posterior toma del Sáhara por parte del Marruecos, actual administradora del territorio ipso facto, lo que no reconoce todavía ningún organismo internacional.

Nadie se quiere hacer cargo del Sáhara. Pero sin embargo sigue siendo una colonia española. Así lo reconcoe la ONU, que no considera a Marruecos ni a Mauritania como potencias administradoras del territorio, y que sigue figurando en la lista de la ONU de territorios pendientes de descolonización.

Continuar leyendo

Anuncios

Legalización de Batasuna, pero no a cualquier precio

Cada día tengo más claro que Batasuna terminará por rechazar la violencia para así poder estar en las próximas elecciones del mes de mayo. Y que esa decisión del gobierno está tomada desde hace algún tiempo. No hay más que ver el trato que se le da en la web de RTVE a la posible legalizacion del partido.

Ahora bien, llegados a este punto me asaltan las cuestiones morales. ¿Tiene potestad un grupo terrorista para exigir nada? Y sobre todo… ¿esa concesión iría acompañada de una amnistía a los etarras que no estén manchados de sangre? -de esta manera doy por supuesto que los asesinos de ningún modo verán minimizados sus crímenes ante la justicia-.

Que conste que soy partidario de que los vascos, si tan obstinados están en la idea, celebren su referéndum sin necesidad de refrendo por parte del estado español, y que lo que se decidiera fuera acatado sin más por ambas partes. Nadie tiene que hacer uso de la imposición -o lo que es lo mismo, la fuerza- de ideas a nadie, ni siquiera bajo el amparo de una Constitución. Que, decida lo que decida la mayoría, se respete sin más.

Sin embargo, del mismo modo que es coherente exigir que los asesinos de una dictadura cumplan con sus crímenes, también es justo que los etarras paguen por sus delitos sin necesidad de amnistía alguna. Lo contrario sería evitar que las viejas heridas abiertas cicatrizasen, y la constatación de que el gobierno vuelve a torpedear los fundamentos de justicia, como ya hizo con su rácana Ley de Memoria Histórica, y como hicieron los anteriores gobiernos, que pasaron de puntillas este asunto.

Continuar leyendo


Estudiantes de periodismo, no lo hagáis nunca

No nos queda claro si la maestra le cortó la lengua a su alumno o si sólo lo amenazó con hacerlo. Al leer la noticia, nos damos cuenta que realmente no ocurrió ni una cosa, ni la otra.

El irresponsable del error ha demostrado cómo hacerse de la picha un lío, convirtiendo una noticia copyaste de sólo 18 líneas en el gazapo de la semana.


El colmo de la demagogia

La Junta dará hasta 1.800 euros a las mujeres que prueben vejaciones del franquismo

¿Qué culpa tenemos los andaluces de que Franco fuera un hijo de puta? Pues al parecer, toda. Y eso que la Junta de Andalucía se creó justo tras la muerte del dictador.

Mientras tanto, el estado español, único responsable subsidiario de la dictadura, se lava las manos  eludiendo responsabilidades, con una Ley de Memoria Histórica necesaria, sí, pero que se antoja insuficiente y limosnera, además de haber llegado macabramente tarde. Ni siquiera ha servido para anular las sentencias franquistas  y devolver así la dignidad de facto a aquellos que injustamente nos abandonaron.

Ahora, José Antonio Griñán intenta ponerse otra medallita en el pecho ante el electorado. Mientras tanto, Andalucía está sumida en el paro (27’7%), y nadie parece hacer nada por cambiar las tornas. Saquen sus propias conclusiones.


¿Todavía alguien cree en Zapatero?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En este caso, además, constituye un manífico resumen de los 6 años que José Luis Rodríguez Zapatero lleva como presidente. Ya en su campaña electoral prometió un talante distinto y, al fin y al cabo, es lo único que ha ofrecido durante su legislatura. Al menos no nos engañó en eso.

Tras Mohamed VI, el próximo en lucir sonrisa profident ante las cámaras podría ser, por qué no, Peter Caruana. Así es como se resuelven los conflictos en España.


Los guardias civiles no pueden hacer huelga ni organizar sindicatos

Aún nos quedan pasos que dar para superar por completo los 40 años de dictadura que vivimos en España. Si las democracias actuales nada tienen de perfectas, la democracia española deja muchísimo más que desear que la de cualquiera de nuestros países vecinos, por mucho que nos quieran vender lo contrario.

Un ejemplo, la imposibilidad de guardias civiles y militares  a organizarse sindicalmente y a realizar huelgas. Porque… ¿qué son los integrantes de ambas instituciones, encargados de velar por nuestra defensa y seguridad, si no trabajadores? Asalariados con jornada laboral, horas extra y vacaciones, pero sin embargo carecen de los derechos que todo trabajador ostenta por su condición. ¿Acaso por ser un cuerpo militar, hay quienes ven a los integrantes del mismo como peones, como simples piezas del Risk que enviar al frente de una manifestación pro abertzale, o al de Afganistán, y que como tales deben ser tratados? Porque si algo queda claro, es que la Ley no trata como ciudadanos  de primera a estos profesionales, dignos de nuestro mayor respeto.

Todavía quedan resquicios de la dictadura, no sólo en determinadas mentes enfermizas sino, lo que es más grave, en nuestras leyes. Como la Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre, reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil:

Artículo 8. Derecho de reunión y manifestación.

1. Los Guardias Civiles no podrán organizar manifestaciones o reuniones de carácter político o sindical.

Continuar leyendo


Hasta conseguir la independencia y el socialismo

La nueva jugada de ETA ya ha conseguido el objeto deseado: que se hable del conflicto vasco en todo el mundo.  Ése, y el de limpiar la imagen de un grupo terrorista que últimamente está perdiendo el poco crédito que le quedaba, tanto en determinados sectores de la sociedad vasca, como a nivel internacional.  Tras once conatos de tregua y cientos de muertos, se corre el riesgo de perder cierta credibilidad. Para lavar una imagen manchada de sangre hay que hacer muchos esfuerzos, reales e inequívocos.

Ahora ETA ni siquiera se empeña en hacernos creer que su alto el fuego será para siempre, como sí hizo en 2006, en una tregua que calificó como “permanente”, pero que tan sólo duró un año.

En el discurso emitido hoy a través de la BBC -con un titular nefasto para los intereses de los encapuchados, al decir Spain’s Eta, aunque luego hayan rectificado-, que podemos ver traducido al castellano en la web de Gara, no vemos ni un sólo cambio en el lenguaje usado por los terroristas desde que el grupo se armase en años de dictadura franquista. Para muestra, el comunicado emitido hoy: Continuar leyendo