Archivo de la categoría: Oriente Medio

Las instantáneas de los periodistas retenidos en Libia

Historieta de Neto dedicada a Brabo, con motivo del Día Internacional de la Libertad de Prensa

Justo hoy se cumplen 41 días de que Manu Brabo, fotoperiodista zaragozano, fuese detenido en Libia por soldados partidarios de Gadafi, cerca de la población de Brega. Tampoco estaba sólo, ya que había sido capturado en un vehículo junto con otros 3 reporteros gráficos: James Foley, Clare Morgana Gillis (ambos estadounidenses que cubrían la guerra para GlobalPost y USA Today respectivamente) y Anton Hammerl, de nacionalidad sudafricana.

Continuar leyendo


El rey, según Público

El Golfo de visita por el Golfo. Así podría haber titulado también el diario Público el artículo en el que informa de la próxima visita del rey a Oriente Medio. El titular fue actualizado a los 20 minutos, pero el escarnio ya estaba hecho.

Pero a mí la vida privada del rey no me interesa. Me preocupo bastante más de lo que hace para representar a su pueblo. Me duele que se vaya de turismo a Kuwait y Emiratos Árabes con la que está cayendo, para ver la carrera de Fórmula 1 y salir en la foto si gana Fernando Alonso el Mundial. Todo con un buen homenaje mediante, a costa de despilfarrar el dinero del contribuyente, cómo no.

Me aterra que el jefe de Estado de una nación democrática y representante de mi país ante el mundo se vaya de parranda a dos estados donde no se respetan los Derechos Humanos. En los Emiratos Árabes Unidos no hay libertad de expresión ni de prensa. El 80% de su población (trabajadores  asiáticos inmigrantes) es tratada como escoria: no posee los pocos derechos que disfrutan los autóctonos. Lo primero que  hace el patrono cuando llegan a trabajar es retirarle su pasaporte, para que no puedan huir durante el tiempo que les dure el contrato. La tortura y la pena de muerte son prácticas habituales por parte de las autoridades, y el término justicia no aparece en su diccionario.

Continuar leyendo


La censura refinada (El eterno retorno)

La información, desde sus inicios, ha estado al servicio de la élite. Podemos remontarnos a los inicios de la escritura, en la antigua Mesopotamia, o al Egipto de los faraones, y comprender así que siempre fue utilizada por el poder político-religioso para mantener controlada a la población. Aquel invento fue calificado como la primera revolución de la información.

Con la aparición de la imprenta de tipos móviles, Gutenberg propició, casi sin quererlo, la segunda revolución informativa. El descubrimiento se antojaba peligroso, pues podría traer la democracia cultural -relevante es, en este sentido,  que el primer libro impreso fuese La Biblia, para que así cualquier persona que lo pretendiera pudiera tener todo el saber divino en su propia casa, sin necesidad de intermediarios-, con todo lo que ello conllevaba. Súbitamente,  de nuevo el poder político-religioso se apropió del contenido de los documentos impresos, y censuró todo aquello que se salía de lo estipulado legalmente. Al menos ahora, el pueblo podía tener acceso a la cultura, así como la posibilidad de almacenarla, aunque hasta bien entrado el siglo XX no se  consiguieran unos niveles de alfabetización dignos en España.

Actualmente, dicen que vivimos una tercera revolución, la de la era digital. Y llegó el más difícil todavía: Continuar leyendo


Emilio Morenatti: fotografías

Un pequeño detalle de lo que está siendo (y va a ser hasta el jueves) el Congreso de Medios Regionales que la Universidad Pablo de Olavide organiza esta semana en Carmona, Sevilla (y un pequeño adelanto del post que colgaremos el fin de semana, con lo más relevante).

Este vídeo muestra, a su vez, un vídeo con parte de la obra del fotoperiodista español Emilio Morenatti, premio Fotopress 2009. El vídeo se proyectó al final de la tercera mesa de hoy, martes, en la que él y sus compañeros y amigos, Pablo Juliá y Juan Carlos Rodríguez Aparicio, hablaron de fotografía y fotoperiodismo.

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=zeKi_4m9WyI]

Puedes leer más sobre la mesa de fotoperiodismo del Congreso en las entradas de 1001 Medios y Ana Asuero. También puedes seguir el congreso a través de twitter, en nuestra cuenta y de la etiqueta #mediosregionales.


Roei Sadan: “Quiero que miren mi sueño y vuelvan a mirar el suyo”

Por Ana Carolina Moreno

El ciclista israelí que recurre el mundo para inspirar a que las personas busquen sus sueños empieza desde Coruña su recurrido por Europa y Asia

Vodpod videos no longer available.

La barba pelirroja se escurre asimétricamente desde la barbilla de Roei ‘Jinji’ Sadan. Este israelí de 28 años decidió que no volvería a afeitarse antes de rematar su actual viaje, que empezó a mediados del 2007 y no debe llegar al fin hasta por lo menos dentro de 18 meses. En total, Sadan acumula 24 sellos en su pasaporte, 40.000 kilómetros recorridos y por lo menos 35.000 euros gastados en el que es el periplo más largo jamás afrontado por un ciudadano de Israel. Y todo, excepto cuando no haya una alternativa al avión, encima de una bicicleta.

Hasta 2006, cuando empezó a pensar sobre cuál sería la aventura más extrema de su vida, el israelí solo había usado una bici para ir y volver a la escuela cuando era niño. Hoy cubre una media de 80 a 100 kilómetros al día encima de ‘Emuna’, su única compañera de viaje, bautizada en el quinto mes del primer capítulo de la vuelta al mundo: América. “Fue el uno de enero del 2008, en México. Me asaltaron con un arma y llevaron todo, solo me dejaron la bici. ‘Emuna’ en hebreo quiere decir ‘fe’, así que decidí nombrarla con lo único que me restaba”, recuenta.

Hace un mes Sadan empezó  la tercera y penúltima parte de su jornada. Eligió Galicia como punto de partida, y más específicamente A Coruña, por sugerencia de amigos. “Esta ciudad es increíble, me desperté hoy, miré la vista y dije ‘esta gente vive en el paraíso’”, afirma el israelí, que, además de la ayuda de amigos y ocasionalmente de desconocidos, también cuenta con el patrocinio de la empresa Eden. Hasta febrero visitó Asturias, Cantabria y el País Vasco, antes de irse a otros sitios en Europa y Eurasia. Llegará a China en agosto y en el 2011 recorrerá Australia, antes de volar hacia Jordania y seguir en bici hacia el punto final: el Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén.

Sadan ha memorizado cuántas veces fue atropellado (dos), cuántas estuvo en el hospital (otras dos) e incluso cuántos kilos ha perdido (15 en los primeros diez días), pero no sabría decir a cuántas personas ha inspirado. Además de querer que la gente se anime a perseguir sus sueños al ver cómo lo hace él, el ciclista barbudo que ayer llamó la atención de los peatones en el paseo marítimo también aprovecha este viaje “difícil mental, física y financieramente” para enseñar al mundo que en Israel también hay gente que quiere la paz y no lleva armas. El año pasado, cuando cruzó el continente africano, no pudo visitar Sudán, donde se prohíbe la entrada de ciudadanos israelís. “Ya lo sabía y es parte de la vida, pero si un día tenemos paz con Sudán quiero ser el primero en cruzar la frontera”, afirma.


Furgoneteando en Marruecos: Historias en Sidi Kaouki (II y final)

Por Alba Cuadra.

Músico, nacido en Nazaret, residente en Tela-viv, criado en la creencia zionista, me habló de la granja biológica productora de aceite de oliva que tiene su familia, de lo histórica, cultural e intensamente religiosa que es Jerusalén y lo cosmopolita e interesante que es Telaviv. Así encauzamos la conversación, a través de la religión y la festividad musulmana que se celebraba en el país que estamos visitando, para hablar del problema político-religioso que sufre Israel con Palestina.

Me confirmó barbaridades, como la invasión de más de 200 colonias israelíes en la cima de las colinas palestinas, que destruyen con sus residuos la agricultura que da de comer a la población local de los valles. ¿ Quién es capaz de vivir en una casa ofrecida por el estado a un precio mucho más barato viendo cómo destruyen el medio de vida de gente humilde?-le pregunté- “Los fanáticos religiosos de mi país”- dijo él- De 7 millones de habitantes que tiene Israel, 3000 personas han ocupado territorio palestino.

“Nuestro problema es un nacionalismo disfrazado de religión” Da igual judío o musulmán, la diferencia reside entre israelita o palestino.

A parte de los conflictos internos que tiene el Estado de Palestina para su unificación, el muro que está construyendo Israel alrededor de sus colonias para “proteger” a los invasores, impide físicamente la unificación del pais. Lo que dificulta la vida de los palestinos, les han impedido poder llegar al pueblo vecino siquiera. El viajero israelí respondió que a lo mejor era otra barbaridad cometida por sus compatriotas, pero que desde que se construyó el muro los bombardeos en su país habían cesado. “Antes del muro cada cuatro días aparecía en las noticias la muerte  de varias personas a causa de una bomba, éso ya no ocurre”. Continuar leyendo


Furgoneteando en Marruecos: Historias en Sidi Kaouki (I)

Por Alba Cuadra Garrido.

Es curioso como gira el mundo y mas divertido todavía ver cómo nosotros intentamos seguir el ritmo de su danza, ya sea a trompicones o con la melodía metida en el cuerpo. Pero una cosa es cierta, la vida cada día te enseña algo nuevo y ahí tienes que estar tú para escucharlo, verlo, saborearlo…sentirlo

Esta vez la lección me llegó en forma de israelita en Sidi kaouki, playa marroquí en la que la energía del mar y de su árida tierra se respiran según pones el primer pie en la arena. Será por ello que atrae tantas y tan diferentes historias que tienen cabida en esta playa comprida, que no comprimida -siempre me ha gustado esta palabra portuguesa que me lleva a pensar que en algo tan largo y longevo está comprimida toda la esencia. En Sidi navegan y se mezclan diferentes y dispares historias. Por aquí aparecen los surferos cuando hay mar, montan cometas de kite y velas de windsurf cuando sopla el viento, los hippies llegan a dedo o a pie a vivir una temporada en las cuevas de Cap sim como los “Rainbow”- un colectivo hippie, multicultural  que viaja alrededor del mundo organizando fiestas interesados en la mezla de musicas- y se refugian por estas paradisiacas playas a la espera de la fiesta que organizan en la cercana ciudad de Essaouira.

Divago y me pierdo y salen volando las palabras que escribo por estas arenas marrones, incluso rojizas a veces,  que con el contraste del azul del mar resaltan todavía más el color de Marruecos. Porque Marruecos es marrón, marrón de montañas, de playas, marrón de polvo y sequía, por esa ausencia de agua que te cuentan los valientes árboles y matojos que resisten en el marrón de Marruecos. Si me asomo al mar y miro detrás de las espumas de las olas tambien me hablan del marrón chocolate que levantan antes de romper  y marrones bajan los escasos riachuelos y aguas estancadas que veo en los rios que algún día fueron.

Divagando me enteré de una de las festividades más importantes para los musulmanes, el sacrificio del cordero, y preguntando con vagas respuestas supe que conmemoran el día que Dios le pidió a Abraham que sacrificara a su único hijo, prueba que fue a cumplir como buen siervo de Dios que era con todo el dolor de su corazón, cuando ya en la montaña Dios le dio un cordero para el sacrificio agradeciéndole su lealtad.

Y pensé ¿no es ahí donde empezó todo? esa historia es el comienzo de todas las historias, del primer patriarca salieron las tres tribus que hoy en día han acabado por ser las tres religiones monoteístas más importantes del mundo. Por esas que muchos en nombre de Dios buscan la escusa para declarar la guerra, sufrir conflictos interminables y explotar bombas…¿en nombre de Dios?

Y dándole vueltas a esto apareció el primer israelita que he conocido en mi vida. ¡Siempre he querido conocer a alguien de allí!

No soy muy dada a hablar de política pero siempre que veo algo del conflicto palestino-israelí me asaltan mil preguntas sobre lo que me cuentan los medios  sobre esta realidad.

Continuará…

Más entradas de Alba Cuadra pinchando aquí.