Archivo de la etiqueta: terrorismo

Cinco minutos de gloria: La redención en el terrorismo

Hay pocas películas en la filmografía internacional que retraten la visión que tienen las víctimas del terrorismo sobre lo que les ha ocurrido. A la figura del terrorista, sus motivaciones o el contexto que le rodea, siempre se le ha dedicado un análisis más profundo, posiblemente porque es un personaje que despierta una fascinación difícil de medir, incluso peligrosa. De tal manera nos encontramos con numerosos filmes dedicados al terrorista; Hunger, Tiro en la cabeza, Munich, Yoyes o Paradise Now. También hay muchas dedicadas a actos de terrorismo como Omagh u Operación Ogro. Al terrorismo de Estado; GAL y En el nombre del padre. O al terrorismo como fenómeno como La pelota vasca, de Julio Médem. Por eso, Cinco minutos de gloria, que se estrenó en España el 9 de abril (aunque su distribución, hasta donde sé, es más bien anecdótica) supone un aire renovador para el género, los protagonistas, estos sí, son víctimas enfrentadas a sus verdugos.
En Cinco minutos de gloria (Five minutes of Heaven) se nos presentan dos personajes cuyas vidas se vieron transformadas a raíz de un atentado en 1975 del grupo paramilitar norirlandés UVF (Fuerza de voluntarios del Ulster) en el que un joven católico irlandés es asesinado en presencia de su hermano menor por un pistolero protestante. En la película, uno es el que dispara, el otro es la víctima. Veinticinco años después se ven las caras en un programa de televisión que intenta cerrar las viejas heridas del conflicto irlandés. Esos cinco minutos de gloria son para el asesino Alistair Little (Liam Neeson) el reencuentro con la redención, para la víctima, Joe Griffen (James Nesbitt) con el trauma de su existencia.

La película arranca en un viejo caserón que servirá como set de rodaje del programa. En una de las habitaciones, la víctima, Joe Griffen, se pasea de un lado para otro como un ratón encerrado, nervioso ante el reencuentro con Alistair Little, el asesino. Es esta parte inicial de la película sin duda, la que más fuerza tiene. James Nebbit consigue transmitirte toda la angustia que palpita en su corazón, el lenguaje está cargado de violencia, se respira tensión, aunque no se sepa muy bien de donde proviene ese sentimiento. La maestría del director Olivier Hirschbiegel (El hundimiento) se demuestra aquí gracias a la confrontación de ambos personajes. Mientras la víctima está desquiciada, agotando un cigarrillo tras otro. Liam Nesson se presenta en el set tranquilo, con un traje impoluto, hasta diría que el cabrón huele de fábula. Le maquillan tranquilamente y espera a su oponente, como si de un bastardo ring de boxeo se tratase. Al final, la pelea no llega. Pero el directo consigue transmitir el dramatismo del encuentro sin que este llegue a producirse, cada gesto, cada mirada al vacio es una declaración de intenciones. El espectador en ese momento respira pánico.

En el segundo acto, las vida de nuestros dos héroes, Alistair Little lo es por arrepentirse y buscar el perdón, el otro por casualidad, se desarrolla con normalidad, con sus familias, sus aspiraciones. Pero no encuentran un sentido a esa normalidad, su existencia ya está traumatizada. El personaje de Nebbit, Joe Griffen, advierte que su vida es una basura, que es incapaz de ser feliz por aquel fantasma que le lleva veinticinco años persiguiendo. Es un muerto en vida que necesita redención. Por su parte, el personaje de Nesson ha adquirido cierta relevancia pública, tiene bastante éxito y aparentemente, un vida hecha. Pero también es un desgraciado, un infeliz, paradojas de la vida. Aquel encuentro siempre porstergado se produce, pero es en vano, perdonarse no va a mejorar sus vidas. Griffen sigue siendo un despojo, agarrado sin fuerzas a lo poco que vale la pena de su existencia, Little, será siempre un hijo puta.

Decía al principio que son pocas las películas que abordan la psicología de la víctima. En este caso creo que Cinco minutos de gloria lo ha logrado. El director ha construido un filme bello, con muchísima tensión interna. Una película de personajes, imprevisibles y también magníficos. Espero que al espectador, al menos a mi me impactó, le cale esta película sin mensaje, sin valentías ni superaciones, un filme de humanos contra humanos, con lo patético que es eso.

Anuncios

Entrevista: José María Irujo, redactor de El País y periodista de investigación

I Concurso de Periodismo Digital de SinFuturo

Por Ángel García (Raven Stalk), publicada el 3 de enero en su blog.

Bin Laden está refugiado en las montañas de Afganistán o Pakistán”

Manu Leguineche es mi punto de referencia”

Me hice periodista porque buscaba era una trabajo donde pudieses conocer a los demás, donde pudiera viajar y donde pudiese hacer un tarea de servicio público a la sociedad”

Llego a la sede de El País con veinte minutos de adelanto, tras un viaje de casi dos horas en metro. Veo lo que puede ser (o me gustaría que fuera) algún día, mi puesto de trabajo: el edificio de El País en la calle Miguel Yuste 40.

Tras pasar por el arco y escanear mi mochila me hacen pasar al hall, donde me preguntan qué deseo. Tras llamar por teléfono a José María Irujo, me dicen que espere un rato.

Me entretengo ojeando un póster con el primer número de El País (año 1976) que tienen en la pared y veo algo que me deja sorprendido y que debe ser una metáfora de la crisis por la que pasa el periodismo. Con la lluvia se han formado goteras y un gran charco en el suelo, junto a la pequeña escultura de la celebración del XX Aniversario de El País.

Sede de El País (Street View)

Un charco con el que el señor Irujo se escurre y casi se cae cuando se acerca a estrecharme la mano. Tras ese incidente sin importancia, me hacen pasar a una pequeña sala, amueblada con un perchero, una mesa redonda, cinco sillas y una mesilla. Preparo la cámara de vídeo, el mp3 para grabar y los papeles con las preguntas y el mapa que me ha ayudado a llegar hasta aquí. Y vuelvo a esperar otro rato.

Al cabo de un tiempo, veo aparecer por la puerta a José María Irujo, de 54 años, nacido en Pamplona y que hizo los estudios de periodismo en la Universidad de Navarra. Es experto en terrorismo de ETA, tema en el que trabajó durante once años y terrorismo “islamista” (y no “islámico”, que es lo referente al Islam; lo “islamista” tiene un componente radical, nosotros lo utilizamos con esa distinción en el periódico desde hace años para no confundir y para no victimizar al mundo musulmán), en este lleva nueve años trabajando, pues empezó, en el año 2000, a avisar desde El País de las posibilidades de un atentado de Al Qaeda en España.

Además, su trabajo más importante, desde el celebérrimo Diario 16, fue destapar el Caso Roldán, aquél caso de corrupción en la Guardia Civil que le llevó cinco años de su vida profesional y que contribuyó, junto con el tema de los GAL, a que el PSOE perdiera las elecciones por primera vez tras catorce años en el Gobierno. Hace poco publicó, junto con Jesús Duva, una increíble historia digna del cine, sobre cómo el general Phillipe Rondot, jefe de los servicios secretos franceses, libró a dos de sus agentes de cumplir una condena por trafico de armas en España.

Vamos a empezar con algunas preguntas genéricas. En primer lugar, ¿por qué decidió ser periodista?

Yo decidí ser periodista de una forma bastante superficial, porque leía poco y escribía poco cuando tomé esa decisión. Quizás un poco por la influencia que tuvo los libros de Tintín, que me leía absolutamente toda la colección cuando era niño. Como bien sabes, Tintín era un reportero que recorría el mundo buscando historias y yo creo que fue de alguna forma eso lo que me marcó. Pero lo que buscaba era una trabajo donde pudieses conocer a los demás, donde pudiera viajar y donde pudiese hacer un tarea de servicio público a la sociedad. Y esa fue un poco la idea general que tuve.

Tintín, el famoso reportero (Lineas y manchas)

¿Porque tiró por la investigación?

El periodismo de investigación tal como se concibe como un periodismo muy especializado, que practican pocas personas que es muy caro y que implica una dedicación muy muy grande, no lo decidí por mi cuenta sino que de alguna forma, empecé haciendo un periodismo generalista como hace la mayoría de la gente que empieza en la profesión. Y a partir de ahí, lo que sí decidí muy pronto es intentar especializarme en algún área determinada. Me especialicé en terrorismo de ETA, porque empecé trabajando en un periódico en Pamplona, en el Diario de Navarra, en los años 80 cuando había 100 muertos al año. La actividad de ETA era muy fuerte. Y elegí este tema como un tema principal en mi trabajo, porque me atraía profesionalmente, intentando hacer un trabajo distinto al que se hacía entonces, acercándome a las víctimas y también a los criminales, por así decirlo. Cosa que ahora ya es imposible de hacer en ese terreno y en ese campo específico. Continuar leyendo


A raíz del mensaje de Navidad del Rey

No es que tenga la costumbre de ver el mensaje de Navidad del Rey (de hecho, la última vez que lo hice fue por ver, con mi hermano, si mencionaba que habíamos ganado la eurocopa), pero este año tuve la suerte de cogerlo desde el principio, y ya me quedé a verlo. Y hay dos detalles que me gustaría comentar.

En primer lugar, es obvio que no se hace en directo. Todos sabemos que no se hace en directo (aunque yo al menos lo agradecería), pero siempre he pensado que interesaba que lo pareciera. Es decir, que no convenía dejar claro que no es así y quedar en evidencia. Y este año han quedado en evidencia, en uno de estos cambios de cámara, que cogía al Rey mirando hacia la izquierda y donde dejaba atrás una ventana. Una ventana que daba a un patio. Y en el que había mucha más luz que en mi casa y, supongo cualquier patio de cualquier casa de Madrid. Me pareció divertido que se les escpara eso, aunque sea una tontería y sólo se trate de quedar bien. Ya puestos, el año que viene podrían coger al Rey desayunando.

En segundo lugar, claro, el mensaje en sí. Alusión a los catalanes y pidiendo que, por favor, dejemos trabajar al Tribunal Constitucional. Todo eso me gustó, incluso que mencionara los distintos pueblos del país. Sin embargo, hubo un momento que me disgustó mucho, cuando el Rey volvió a nombrar el terrorismo (qué pesado) y dijo que teníamos que combatir el terrorismo con la justicia.

Continuar leyendo


Un coche bomba de ETA deja 64 heridos en Burgos

EFE/SANTI OTERO

A las cuatro de la madrugada, un coche bomba ha estallado frente a la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Burgos. El vehículo podría haber estado cargado con 80 de kilos de explosivos, según informan las Fuerzas de Seguridad del Estado; o con 200 kilos, cifra que barajan fuentes de la investigación consultadas por EFE.

Por suerte, sólo se han producido 64 heridos (6 niños y 2 mujeres embarazadas)  y todos han sido dados de alta en el Hospital Provinicial. Los testigos entrevistados por la televisión local han destacado que el número de afectados ha sido menor gracias a que la mayoría de los habitantes de la Casa Cuartel de la Guardia Civil se encuentran de vacaciones. En el canal de Youtube de Diario de Burgos se encuentran algunos de estos testimonios.

Pantallazo

La banda terrorista ETA no envío ningún tipo de mensaje de aviso a las autoridades. Aunque, como recuerdan los vecinos, este era un objetivo que ya conocían los terroristas porque en el año 1990 habían atentado contra la Comisaría de Policía que se encuentra enfrente, a escaso metros.

Burgos vuelve a convertirse en el escenario del terrorismo.  En contra de este atentado se ha convocado una manifestación a las 20.00 horas en la Plaza Mayor de la capital.


24 de marzo, tiempo de reflexión

Puede que hoy no sea un día muy especial para muchas personas, pero pudo haberlo sido para 46 millones de españoles. En tal momento como hoy hace 3 años, ETA iniciaba una tregua permanente, según el siguiente comunicado que hizo el dia 22 de marzo de 2006.

Dicho alto al fuego persistió oficialmente hasta el 5 de junio de 2007. Pero durante ese tiempo se produjeron dos atentado: el 30 de diciembre de 2006 en el aeropuerto de Barajas, donde murieron Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio; y el 3 de marzo de 2007 en un sucursal de la Caixa en Mondragón, cuya única victima mortal fue Ambrosio Fernández Recio.

Así que, coincidiendo con esta fecha en la que pudo iniciarse el fin del terrorismo de ETA, propongo un debate. ¿Creéis que se solucionará finalmente y de forma pacífica el conflicto existente en el País Vasco? ¿Pensáis que con la política actual de Zapatero se puede dar dicho fin en poco tiempo? ¿La sociedad vasca pide cambios reales y ello se queda reflejado en las últimas elecciones al Gobierno Vasco?


Unidad ciudadana frente al terrorismo en Irlanda del Norte

La sociedad norirlandesa está comprobando estupefacta que la sombra del terrorismo nunca ha abandonado sus tierras. Si este fin de semana, la facción del IRA Auténtico asesinaba a sangre fría a dos militares en un cuartel a pocos kilómetros de Belfast, tras 11 años sin que la banda perpetrara  ningún atentado, otro de los grupúsculos de la organización terrorista ha vuelto a convertirse en protagonista de la escena pública. Ayer por la noche, los asesinos del IRA de la Continuidad sesgaron la vida de un policía norirlandés durante una emboscada en el condado de Armagh.

Según apuntan los medios de comunicación españoles, irlandeses y británicos, este nuevo asesinato está poniendo en entredicho la eficacia del Servicio Policial de Irlanda del Norte, quien durante los últimos meses había minimizado la capacidad organizativa de los pistoleros. No obstante, tal y como ocurrió el pasado sábado tras el último atentado, los principales partidos políticos del Ulster, así como el primer ministro británico, Gordon Brown, han lanzado mensajes a la población tranquilizadores respecto a la “inquebrantabilidad” del Proceso de Paz en Irlanda del Norte. Además ha asegurado que “no habrá un retorno a los viejos tiempos”, en los que los asesinatos de los republicanos y de los  británicos estaban a la orden del día. Sin embargo, y a pesar de dicha campaña mediática, estos dos crímenes están pasando factura al liderazgo de los principales líderes  del Sinn Féin en la región del Ulster, Gerry Adams y Martin McGuinness. De hecho,  durante los últimos años, buena parte del pueblo norirlandés ha confiado en la capacidad de ambos para calmar a los sectores más radicales del IRA.

Continuar leyendo


Yo también me quito los zapatos.

OPINIÓN

Ayer asistía atónito una y otra vez a las imágenes del presidente Bush asediado por el lanzamiento de unos zapatos, talla 44, que un periodista de una televisión iraki se quitaba, y le lanzaba durante una rueda de prensa en Bagdad. La imagen, entre graciosa y escandalosa, pasará a la historia. Los grandes líderes mundiales, léase Aznar, quieren siempre pasar a la historia por haber conducido a su país a la gloria. En este caso Bush y Aznar, no pasaran a la historia por gloriosas acciones, sino por rastreras y mezquinas decisiones, descabelladas, desmedidas, altaneras y no debidamente meditadas.

Irak es un país con una débil democracia. Un sistema político instaurado por la fuerza en contra de resoluciones de la ONU, un país en el que muchos de los días del año explota el odio a la invasión, causando graves heridas de metralla en el corazón de los más debiles, los civiles que ni saben ni tienen culpa. Todo por acabar con un supuesto terrorismo, que debieramos dudar de si existe realmente, porque creo que ha llegado la hora de volver a formular la pregunta, y hacer que la población se la reformule, y para ello hay que quitarse los zapatos. ¿Qué es terrorismo? Acción que pretende crear terror en la población. No son solo las bombas de los insurgentes, son las bombas de americanos y británicos. Es entrar en las casas fusil en mano, causando terror a la población, es detener a inocentes y hacerlos que dejen de ser persona al transladarlos a Guantánamo y violar continuadamente los derechos humanos. Es infundir miedo a la población del primer mundo mediante mensajes falsos, como las armas de destrucción masiva. Señoras, señores. TERRORISMO es lo que hacen y dicen los gobiernos del primer mundo. Aunque no se lo crean, en Irak solo se defienden de una ocupación de horror de la que conocemos Abu Graib y poco más.Y el odio de algún periodista harto de seguir los patrones occidentales de callar o autocensurar lo que justamente quieren los americanos que no se sepa: Que America también comete holocaustos.

Continuar leyendo