Archivo de la etiqueta: real betis

La lacra del periodismo deportivo

El nivel del periodismo deportivo actual está por los suelos. No ya sólo porque focalice la actualidad centrándose exclusivamente en el Real Madrid –a veces, también, en el Barcelona-, sino porque sus “periodistas” demuestran no tener ni idea de nada que se salga mínimamente del bipartidismo imperante.

Periodistas que demuestran carecer de la más mínima cultura deportiva, y que se limitan a hacer comentarios taberneros con una única unidad de medir: la de su propio equipo de fútbol, que por lo general suele ser el Real Madrid. Una especie de vuelta pitagorina, en la que el conjunto de la capital se convierte en la medida de todas las cosas.

Como muestra, los informativos de Cuatro, los de más éxito en audiencia. Cansado de ver y oír gazapos constantemente, me dispuse ayer a tomar nota y comprobar empiricamente las veces que estos tipos la cagan en información objetiva y contrastable, como en los nombres de los jugadores. Cualquiera que haga lo mismo con los conceptos futbolísticos erróneos que se sueltan en 1 hora -algo más subjetivo-, no tendría ciberespacio suficiente en el que albergar tanta crítica.

El primer error vino de boca de Nico Abad cuando predice el posible 11 del Deportivo. Al llegar al lateral izquierdo su silencio, por segundos, se puede llegar a cortar con cuchillo. Súbitamente, dice el nombre del primer lateral izquierdo no madridista que se le viene a la cabeza: Mané. Tras el patinazo, y probablemente aliviado al comprobar él mismo que ha dado justo en la tecla en el último momento, continúa diciendo el posible once titular, aliviado a pesar del clamoroso piscinazo.

Lo evidente es que Mané no es un jugador del Deportivo, sino del Getafe. El gaditano saltó a la palestra esta semana por enfrentarse a José Mourinho, entrenador blanco, por defender a su ex compañero Pedro León. Si no hubiera sido por eso, quizás hubiera dicho que el lateral izquierdo del Deportivo sería Abidal, tal vez el único lateral izquierdo que conozca de la Liga BBVA que no sea del Madrid. O tal vez, ni eso.

Continuar leyendo


Un ejemplo de mal periodismo (II)

Mundodeportivo.es

Mundodeportivo.es

Los pasados días 4, 5, y 6 de mayo, se celebraron las jornadas “Medios de Comunicación y Deportes”, organizadas por la Junta de Andalucía, sobre las difíciles pero necesarias relaciones entre ambas disciplinas. A ella acudieron los más importantes entrenadores nacionales de variadas disciplinas deportivas. El tercer día, tocaba el turno de Paco Chaparro, ex entrenador del R.Betis, y de Manolo Jiménez, del Sevilla F.C. Habla Chaparro, y comienza diciendo que “los medios deben apagar sus cámaras, ya que voy a exponer cómo he trabajado a lo largo de la temporada, y por respeto a un equipo que todavía se juega el descenso, si no apagan las cámaras no explico nada”. Paco se llevó un material preparado para pryectarlo en diapositivas, pensando en los estudiantes de Periodismo y de INEF allí presentes, y no se esperaba que allí estuvieran los periodistas de todos los medios nacionales y locales. Los medios tienen todos los días del año ruedas de prensa para preguntar a Chaparro lo que quieran. Con todo, se negaron a apagarlas. Tuvimos que decirles los alumnos que las apagasen, porque las jornadas estaban hechas para nosotros, y no para los medios. A regañadientes, la apagaron. Resultado: cada vez que hablaba Chaparro, el murmullo y las risas en la zona donde se situaban los periodistas era vergonzoso. Así trabaja la prensa deportiva, o me das o te critico. Lo sorprendente es que hasta el moderador, Javier Bermejo, pasó con varios comentarios y risitas a perderle el respeto a Chaparro por su comentario. Vaya panda de buitres. Yo y mis compañeros de periodismo nos quedamos sorprendidos, y nos dimos cuenta ese día de la realidad de la profesión.

Fue el unico entrenador, de los ocho de fútbol que fueron, dispuesto a enseñarnos algo y que llevaba material didáctico preparado. Y el resultado fue patético. Los murmullos incesantes de los periodistas profesionales no le dejaron acabar de exponer lo que preparó. Pero lo mejor viene a continuación. Yo, junto a varios compañeros más, nos acercamos a Paco una vez acabada su charla para comentar en privado sus impresiones acerca de lo que ocurre en el equipo heliopolitano. Muy amablemente nos atiende, pero a cambio de que no se publique nada por respeto al equipo.

Ese mismo día, Carlos Tur, un alumno de nuestra facultad en prácticas en ABC, intenta Continuar leyendo


La contrastación de fuentes, en entredicho

El pasado jueves, estando en clase de “Periodismo de Sucesos y Tribunales”, el profesor Ronda Iglesias recibió una llamada que interrumpió la clase. Se trataba de un falso rumor. Según nos comentó el profesor, El Mundo acababa de publicar en su página web la noticia de que habían sido hallados restos de Marta del Castillo en la denominada “zona sensible” del vertedero de Alcalá de Guadaíra, pero que la noticia duró dos minutos en la Red. De hecho, la buscamos en clase y no había ya ni rastro de ella.

Una de las premisas más básicas del Periodismo, la contrastación de las fuentes, se incumple una y otra vez en los medios de comunicación convencionales, llámense Radio, Prensa, Televisión o Internet. En los blogs habría que hacer una excepción, pues la gran mayoría de sus usuarios distribuyen información como “hobbie” y no como un servicio responsable y formador de la opinión pública libre, que debe contrastar la información y blablablá. Esos profesionales, que poseen un título que les acreditan como licenciado en Periodismo (aunque muchísimos ni lo tengan), y que trabajan en un medio de comunicación cuyas repercusiones sobrepasan cuanto podamos imaginar, deberían tomar precauciones ante tales meteduras de patas. Ya no por honor, sino por dinero -lo único que les importa a los medios-, ya que una pifia así supone menos credibiliad y por tanto menos lectores y menos publicidad. Y este ejemplo no es más que otro más de los muchos que se comenten constantemente.

Otro caso muy sonado fue el del famoso intento de compra del R. Betis por parte del Emir Humaid Bin Rashid Al Nuaimi. En este caso, no sólo se la metieron doblada a un medio, sino a toda la prensa local y nacional, tanto deportiva como generalista, así como a algún que otro medio de comunicación internacional.  La noticia resultó ser un invento total de una persona que se presentó como intermediario de la operación y que resultó ser un carroñero en busca de fama. Cuando se pusieron en contacto con el Emir éste ni siquiera sabía qué era el Betis.

Como anécdota, cabe citar que muchos de esos medios publicaron un supuesto comunicado del  intermediario, que no cumplía ni una sola de las características requeridas a un comunicado oficial. Faltaban comas, el primer párrafo no tenía sangría, carecía del sello oficial del emirato, la firma estaba situada a la izquierda en vez de a la derecha… Un horror, vamos. Con decir que no estaba ni justificada, nos podremos hacer una idea de qué tipo de manuscrito se presentó como real, ante la credulidad de los medios. Este gazapo muestra que estos profesionales -que no periodistas- no tienen la más mínima idea de escribir, pues han obviado fallos de redacción que duelen a la vista. Y en este caso ha sido sobre una carta formal, algo que se estudia en la ESO. Una muestra más de que los profesionales desconocen las normas  de expresión y se limitan a repetir fórmulas y frases hechas.

Lo más bochornoso de todo es que la mayoría de esos medios no se han  retractado ni han pedido disculpas por ofrecer una falsa información y engañar a miles de lectores a causa de un mal trabajo periodístico, como por ejemplo el diario AS. Dicen que sin unos medios de información fuertes, la democracia no puede ser una democracia real. Miedo me da pensarlo.


Kanouté, una gota de lluvia en el desierto

La gran y merecida crítica que reciben los grandes deportistas del momento se centra básicamente en que reciben todo lo mucho que poseen gracias a la sociedad, pero sin embargo ellos no hacen nada por ayudar a mejorarla.  El poeta Drexler se equivocó al cantar que “cada uno da lo que recibe“. El caso de Fréderick Oumar Kanouté (Sainte-Foy-Les-Lyon, 1977)  podemos decir que es una excepción, como una gota de lluvia en pleno desierto. Dicen que no hay nada más objetivo, que avisar al lector de la ideología del redactor, para así advertirle ante un posible forofismo. Pues bien, yo que soy bético, me quito el sombrero ante esta gran persona que juega en el Sevilla F.C.

Todos conocemos el gesto que realizó el pasado día 6 de enero, cuando al marcar un tanto mostró una camiseta de apoyo al pueblo palestino. Tal acto, que bien pudo servir para levantar la moral de un pueblo arruinado, le costó una multa de 3.000 euros. Un agravio comparativo frente a la misma multa de 3.000 euros que le cayó poco antes al Betis porque un grupo de aficionados radicales -los mismos tontos de siempre, hácense llamar Supporters Sur– mostraron simbología nazi en el estadio. Lo que pocos conocen de Kanouté es su carácter solidario para con los más desfavorecidos. El gesto que realizó, no de trata de un gesto puntual, de cara a la galería. No es  más que uno de los muchos que viene realizando a lo largo de estos últimos años.
Continuar leyendo