Archivo de la etiqueta: prensa deportiva

Marca sigue a lo suyo

Que el fútbol cada día tiene más relación con el corazón, con casos como los de Güiza, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo, es algo innegable. Que la prensa deportiva cada vez se parece más a la prensa rosa, también lo es. Sobre todo con diarios como Marca, cuyo fanatismo le lleva a hacer verdaderas locuras y a tener cada día menos ética. Pero tranquilos, que para eso está Sin Futuro Y Sin Un Duro, para alertar a nuestros lectores de abusos de este tipo.

En la edición escrita de Marca, me topo esta mañana con una portada, cuanto menos, curiosa. En ella aparece un círculo redondeando la cara del Rey, y junto a él se dice que “el Baça se saltó el protocolo para situarse por encima del Rey al recibir la copa”. En páginas interiores se desarrolla la noticia, en la que se dice:

La recogida del trofeo por parte de los jugadores del Barça tuvo su miga, al saltarse algunas de las normas de protocolo establecidas […] Carlos Puyol recibió el trofeo y decidió subirse a una tarima. El protocolo exige que cuando el capitán del equipo campeón recibe la Copa tiene que alzarla desde el lugar en el que se encuentra, a la misma altura que las autoridades del palco. Sin embargo, el capitán del Barcelona se alzó con la Copa del Rey tras subirse en una baranda. En el palco se pudieron comprobar las caras de disgusto de muchos de los integrantes de la zona noble.

Más allá de la incorrección de la frase “el capitán del Barcelona se alzó con la Copa del Rey tras subirse en una baranda”, me quedo con un detalle: Marca viene a decirnos que el hecho de que Puyol recibiese la copa subido a una tarima fue una grave ofensa al Rey. Directamente. Sin pensar que tal vez Puyol se subió a la tarima movido por la euforia del momento, desconociendo el protocolo, o incluso porque es algo que ya se hizo hace bien poco. Marca olvida que esa misma imagen se dio anteriormente cuando Iker Casillas levantó la Eurocopa como capitán de España. Y ese desplante no se dió ante el Rey, sino que también estaban el presidente español Zapatero,y su homóloga la canciller germana Angela Merkel, el secretario de estado para el deporte Jaime Lissavetzky,

el presidente de Austria, Heinz Fischer, el de Suiza, Hans Rudolf Merz, y hasta el de la FIFA Platini, sin olvidar otras importantes personalidades del mundo de la política, por lo que el desplante alcanzó proporciones cósmicas, como la jugada el Barrilete ante Inglaterra.

En ese momento a Marca no se le ocurrió advertir de que Casillas faltó a todas esas autoridades. Pero sí se le ocurre  hacerlo ahora, aprovechando así el morbo producido por las pitadas al himno nacional y para crear un falso odio hacia lo catalán. Inda sigue con su dudoso camino ético. Bien, Marca, bien.


Quo Vadis, Marca?

Marca sigue jugando con fuego, por eso a menudo se quema. Esta vez, el panfleto deportivo ha vuelto a dar el cantazo.  Vale que no sea parcial, vale que vea canguelo justo donde no lo hay. Pero esto último ya clama al cielo, ya que incumple todas las reglas del buen Periodismo. Se trata de una noticia dada por Marca el pasado día 23, titulada “Pepe llamó a Casquero para disculparse”. En ella se dice que Pepe, jugador del R. Madrid, pidió perdón a Javier Casquero, jugador del Getafe, por su brutal agresión. En la noticia, que sólo ocupa dos párrafos, no se citan fuentes ni hay imágenes de por medio, algo raro en la prensa deportiva. Pero cuál es mi sorpresa al ver ayer, en el programa Punto Pelota de Intereconomía, una entrevista realizada al jugador getafense en la que declara que a día de hoy no ha recibido ninguna llamada del central portugués pidiendo perdón. A Roberto Palomar, contertulio del programa y redactor jefe de Marca, presente durante la tertulia, ni se le oyó. Pudo reprobar las afirmaciones de Casquero, demostrando que lo que decía era falso y así ver incrementado su “prestigio” como periodista, así como el de su periódico. Pero no lo hizo.

Volvamos a la fecha en cuestión. Marca publica esa noticia el día 23 de abril. Al día siguiente, el 24, aparecería el fallo de la sanción al central blanco. Conociendo este dato, será más fácil comprender el porqué Marca lanzó una mentira como verdad, confundiendo deliberadamente a sus millones de lectores diarios: el único motivo era evitar la mayor sanción posible a este jugador. Cosas del canguelo  que tiene Marca por no perder la liga ante el Barcelona, un equipazo que está a punto de hacer historia.

Visto lo visto, la verdadera pérdida de este periódico va a ser la de su credibilidad. ¿Merece la pena mentir así por una mierda tan gorda como el fútbol? ¿Dónde queda la credibilidad, dónde el servicio a la sociedad, dónde la imparcialidad, la contrastación o la vergüenza? Marca está sobrepasando el punto de no retorno, y eso le pasará factura tarde o temprano. Porque los lectores ni son tontos ni merecen ser tratados como tales. Un poco de respeto, señor Inda.