Archivo de la etiqueta: precariedad

En favor de regular el periodismo

La democracia ni se entiende ni se podría ejercer sin los medios de comunicación. El periodista es fundamental en la sociedad actual, como actor fundamental del ejercicio democrático. Debe ser la voz de los ciudadanos hacia el poder, pero también debe ser la voz del poder hacia los ciudadanos. Y cómo no, su principal razón de ser, es la de actuar como centinela ante los abusos que los gobernantes cometieran en perjuicio del pueblo. El informador debe, por tanto, velar por el correcto funcionamiento de los mecanismos democráticos.

Al igual que el trabajo de un médico consiste en cuidar la salud de las personas, el trabajo del periodista consiste en cuidar la salud de una sociedad. ¿Qué faceta es más importante? No seré yo quien responda una pregunta tan compleja. Pero es conveniente abordar las causas de por qué una de las profesiones está tan ultrajada y sobre todo hay que pensar en soluciones para que ambas profesiones tengan un rango similar, como en teoría poseen.

Vayamos al contexto. En la actualidad conviven tres tipos de informadores: el que informa siendo licenciado en periodismo, el que trabaja y cobra como periodista sin serlo, y el que se cree periodista porque informa de manera amateur u ocasional, como el que tiene un blog o habla en la radio de su pueblo porque le gusta y se lo pasa muy bien así. Para diferenciarlos, llamaremos al primero periodista –por ser su acepción la más pura-, al segundo lo llamaremos intruso, por hacer del intrusismo profesional su forma de ganarse la vida, y al tercero, periodista ciudadano, como generalmente se le conoce.

Ni que decir tiene que cualquiera de ellos puede ejercer como periodista mejor que los otros. El problema viene cuando las principales características del oficio son la sobresaturación de la demanda laboral, la escasa oferta de empleo, el altísimo nivel de intrusismo y las precarias, indecentes y decimonónicas condiciones laborales. ¿Cuál de los tres tipos de periodistas anteriormente citados debería primar sobre quién?

Continuar leyendo