Archivo de la etiqueta: menores

La verdad, otra víctima de los enfrentamientos en Valencia

Aunque llevo meses sin escribir por aquí y oficialmente me declaré desvinculado del blog, lo sucedido informativamente estos días en Valencia me ha hecho volver a esta casa.

“La primera víctima de una guerra es la verdad”, Irma Johnson (1917).

Esa frase ha vuelto a cumplirse durante los días de enfrentamientos de estudiantes con las UIP de la Policía Nacional en el centro de Valencia. Y es que como en todos los conflictos altamente polarizados, estamos en medio de una guerra informativa en la que los hechos son contados al gusto de cada bando, zarandeados y agitados hasta convertirse en armas arrojadizas. Distorsionados. Manipulados.

Esto sucede en los medios de comunicación tradicionales de forma más o menos habitual; sin embargo, este fenómeno se ha trasladado a las redes sociales y sus usuarios, como distribuidoras y generadores de contenidos, respectivamente. La viralidad que caracteriza a la red hace el resto, convirtiendo un copo de nieve en una avalancha.

El primero de estos copos fue la publicación por parte de Intereconomía de una foto en la que se veía a un señor mayor blandiendo algo que parecía un bastón frente a un agente antidisturbios.

La aparición de otra fotografía de la misma secuencia en la que el antidisturbios agarra al hombre mientras este sigue con el “bastón” en la mano y tiene los ojos cerrados hizo pensar a muchos simpatizantes de los jóvenes que se trataba de un forcejeo abusivo entre un policía y un ciego. Y aquí fue cuando vinieron las acusaciones de manipulación a Intereconomía, sin saber que con ellas se estaba incurriendo en otra manipulación (tal vez peor).

Alguien que se hubiera molestado o hubiera tenido el tiempo de revisar las galerías digitales de los medios, más allá de su propio timeline o cualquier trending topic, no habría tenido mucho problema en comprobar que la fotografía superior había sido intencionadamente recortada para impedir ver el final de ese “bastón”, demostrando así que se trataba de una porra.

Un vídeo multiplica el valor de cualquier fotografía. Y pronto aparecieron las primeras imágenes en movimiento que esclarecieron un poco el asunto. En este vídeo publicado en la web del diario 20 Minutos se puede ver (a partir del segundo 0:20) cómo el señor está discutiendo con el agente hasta que en un momento dado le quita la porra, que lleva guardada en el interior del chaleco.

Sin embargo, y a pesar de la difusión que se intentó dar a estas imágenes, muchos siguieron pensando que estaban ante un claro abuso policial maquillado de agresión a agente de la autoridad por parte de Intereconomía, quien se hace eco de esto mismo.

Al mismo tiempo que esa bola de nieve iba creciendo, otra comenzaba a formarse; y a pesar de que su foco era Valencia, su origen estaba en Torrejón de Ardoz (Madrid). Desde Cáceres, el martes 21 un usuario de Facebook subía una foto en la que se ve a un grupo de antidisturbios arrastrando a un joven por el suelo. En la descripción de la fotografía había escrito la frase: “Vale más una imagen…” junto a la URL fuente de la noticia que incluía entre sus palabras clave la de “Desahucios”

Los ánimos estaban tan caldeados en las redes sociales por las imágenes de antidisturbios apaleando, empujando y abofeteando jóvenes adolescentes que muy pocos de los que vieron, compartieron y comentaron esa foto cayeron en la cuenta de que esa imagen no se correspondía con lo que estaba sucediendo en Valencia.

En realidad, esta imagen correspondía a un desahucio que hubo en Torrejón de Ardoz el 23 de noviembre de 2011 y fue publicada en El País. Pero ya se había convertido en un símbolo de las protestas y de los abusos policiales perpetrados contra menores. Un claro ejemplo de los “enemigos” a los que se refería el Jefe Superior de la Policía Nacional en la Comunidad Valenciana.

La Asamblea del 15-M de esta ciudad madrileña emitió un comunicado la tarde del martes aclarando cuándo fue tomada la fotografía y pidiendo a todos los que la compartieron, que corrigieran la información. “No queremos que dicha foto sea manipulada ni relacionada con la violencia policial usada en Valencia en los últimos días”, especificaban en él.

Este comunicado fue publicado en los comentarios de algunas de las fotos compartidas, pero muy pocos fueron los que se enteraron de él. Los autores de las publicaciones no borraron la imagen de sus galerías fotográficas y esta se siguió difundiendo y comentando. A día de hoy, en dos perfiles en los que la he visto, ya ha sido compartida 945 y 1.944 veces. Imaginad la viralidad.

Pero esto no quedó aquí, pues la imagen es tan fuerte en un contexto de policías zurrando a menores de edad indefensos que muy pronto se ha empezado a usar como un mensaje reivindicativo y humorístico.

Y hasta aquí llega la información. En la próxima entrega, la opinión.


El defensor del menor se preocupa por las imagenes en Internet de los jóvenes

Internet está lleno de ventajas y beneficios, pero como todos sabemos también puede ser mal usado. Los jóvenes cada vez usan más las redes sociales y comparten fotos e información personal no sólo con sus amigos, sino también con desconocidos. En los colegios cada vez hay más problemas que surgen a raíz de un mal uso de Internet y, en especial, de las redes sociales.

Queda mucho camino por recorrer en la enseñanza del buen uso de estas herramientas en lso jóvenes entre los cuales cada vez es más frecuente la frase “le/la conozco del Tuenti”. Para concienciar a la población, el defensor del menor está llevando a cabo una campaña con el siguiente spot:

Este anuncio que está siendo emitido cinco veces al día en telemadrid, tiene por lema “antes de colgar tu imagen en la web, piénsalo” y trata de concienciar a los jóvenes acerca del problema de difundir su imagen por Internet. Además, el defensor del menor, Arturo Canalda ha afirmado que pondrá el anuncio a disposición de todas las cadenas de televisión para tener el máximo alcance posible. Veremos si da resultado y ya que estamos a ver si se hace algún spot sobre los peligros que puede provocar contactar con desconocidos a través de Internet ¡a ver si me ahorro así algunas conversaciones absurdas!


El camino hacia la cadena perpetua

5.500 kilómetros. 32 ciudades. 42 días. 3 millones de firmas por una causa: la cadena perpetua.

Los familiares de la niña Mari Luz que fue asesinada por el pederasta Santiago del Valle han puesto en marcha, junto con la Asociación Nuevo Drom, la “caravana pro cadena perpetua”, que recorrerá 32 capitales de provincia españolas en 42 días. La caravana parte de Sevilla y recorrerá aproximadamente 5.500 kilómetros de la geografía española con el objetivo de recoger tres millones de firmas que presentarán en el Congreso de los Diputados. La caravana se instalará en las plazas de los Ayuntamientos de las ciudades donde pare, para que su localización sea lo más sencilla posible.

Además, hay un blog con un manifiesto desde el que se piden “firmas on-line”, y la web de la “asociación juvenil Nuevo Drom” ofrece descargarse la hoja de firmas a favor de la cadena perpetua y la creación de una lista pública de pederastas.

Desde algunos blogs ya se dijo que la muerte de Mari Luz no iba a ser en vano e impulsaría una reforma en la justicia. Habrá que ver cómo responden a esta iniciativa los políticos, en el programa “Tengo una pregunta para usted” se le preguntó a Rajoy por la cadena perpetua y este dijo estar en contra porque creía en que las personas pudieran cambiar.

Para solucionar el tema de la pederastia, así como el de los violadores, también se propuso, en su día, la castración química, que finalmente fue desechada por ineficaz y atentar contra los derechos fundamentales de la constitución española.

Para algunos los pederastas pueden ser una broma, pero para muchos, desde luego, es algo muy serio. El 10 de Junio sabremos cuantas firmas ha podido recoger esta “caravana pro cadena perpetua” y de ahí, al Congreso.


La delincuencia juvenil se convierte en un filón para las mafias

El Nuevo Digital, en un reportaje publicado ayer, cuenta como las mafias se aprovechan de las suaves legislaciones que hay contra la delincuencia de menores para comprarlos y utilizarlos. En España, los menores son imputables legalmente hasta los 18 años, por lo que nuestro país es un caldo de cultivo perfecto para este tipo de trapicheos.

El precio de los niños va entre los 750 y los 3500 euros. Baratos, teniendo en cuenta la rentabilidad que se les puede dar. El Departamento de Estado de Estados Unidos colocá el tráfico de personas como la tercera industria más lucrativa del mundo tras las drogas y las armas, con ingresos de entre 5.000 a 7.000 millones de dólares anuales.

En España cada vez resulta más frecuente ver menores rumanos que se hacen pasar por mudos, para que les pagues un dinero para una asociación ficticia. También empieza a ser frecuente ver como la policía atrapa a bandas que se aprovechan de los menores para conseguir más ingresos a costa de su actividades delictivas.

 

El agujero creado por la ley del menor en nuestro país es algo que debería ser solucionado cuanto antes. La ley del menor debe ser revisada y ajustada a la realidad en que vivimos: muchos menores de 18 años delinquen sin que se les puedan aplicar sanciones.


La tarea de educar a los menores.

En relación con la supresión por parte del Congreso de los dos artículos que daban a los padres la potestad de “corregir razonable y moderadamente” a sus hijos, es decir, la supresión de la colleja o el cachete pedagógicos encontré en la Drogoteca esta entrada de Symposion.

Aparte del interés que pueda tener la entrada, quiero destacar estos dos vídeos que el drogófilo enlaza a Youtube sobre una charla dada por el juez de menores Emilio Calatayud Pérez sobre la educación que reciben los menores y cómo ésta es cada vez más laxa.

La calidad no es muy buena pero se pueden ver y oír.