Archivo de la etiqueta: Euroliga

Olympiacos aspira al título continental

Comienzan hoy los cuartos de final de la Euroliga en busca de una plaza para la Final Four que se disputará en Berlín del 1 al 3 de mayo. En principio, el Panathinaikos – Montepaschi de Siena y el CSK – Partizán no parecen duelos de gran envergadura y griegos y rusos son los claros favoritos, aunque me dejan muchas dudas de cara al triunfo en la Final a Cuatro. Además, se juegan un Barcelona – Tau y un Olympiacos – Real Madrid.

Del duelo entre españoles cabe esperar la inspiración de los Navarro, Ilyasova y compañía para que eviten que el Tau les pase por encima como si de un rodillo se tratara. El factor campo de los blaugrana les hará ganar algún partido pero en el Bruesa Arena el Baskonia no tendrá rival. Cuidadín cuidadín porque este año puede ser el del Tau en Euroliga.

Al Real Madrid le sucede algo similar que a su eterno rival. Tendrán que apelar a la épica como lo viene haciendo durante toda la campaña con un sinfín de remontadas, además, cuentan a su favor la confianza que les da haber ganado ya en las canchas del CSK y Maccabi. Pero esta vez será más complicado, puesto que enfrente se encontrarán con el Olympiacos, para mí el claro favorito a llevarse a sus vitrinas la Euroliga.

El conjunto del Pireo comenzó este verano una renovación del equipo y tiró de talonario para firmar a lo más selecto del panorama baloncestístico europeo. Siguiendo el estilo y la política del Chelsea londinense en fútbol, ha creado un equipo plagado de estrellas, pero a diferencia de éste, los resultados se están viendo desde el primer momento. Entre el elenco de estrellas destacan dos por encima del resto: Nikola Vujcic en el poste alto y Theodoros Papaloukas en la batuta de los griegos, sin duda, el líder espiritual del club. Alrededor de estos pilares bailan una amplia representación de jugadores anotadores con pasado NBA como son Josh Childress (Hawks), aunque no está en su mejor momento, Jannero Pargo (Hornets) y Lynn Greer (Bucks). Por si fuera poco, todavía queda por señalar uno de los jugadores más exquisitos de Europa, el israelí Yotam Halperin y el balcánico Milos Teodosis que si tiene su día puede hacer más de un agujero.

Sin el Maccabi, que había dado guerra en los últimos años y con un CSK en horas bajas, solo el Tau y sus compatriotas de Atenas serán rivales. Creo que con este panorama hay razones suficientes para considerar al Olympiacos del Pireo un serio aspirante al cetro de la Euroliga. Empezaremos esta misma tarde a comprobarlo…


El TAU se corona Rey de España siendo Splitter el verdadero MVP

Michelle Splitter no pudo superar una leucemia que hace unas semanas acabó con su vida

El Tau Vitoria volvió a demostrar que es el mejor equipo de la ACB. Esta vez el crédito se fajó en el Palacio de los al. Deportes de Madrid, en la Copa del Rey. El Baskonia se plantó en la final tras haber derrotado consistentemente tanto a Pamesa Valencia (82-66) en cuartos como a Regal Barcelona (77-90) en semifinales. Enfrente, el equipo que evidentemente llegaría a la final por esa parte del cuadro, el Unicaja de Málaga.

Sobre la pista se palpó basket en estado puro, sin envidia ninguna a la competición que está al otro lado del charco. El nivel mostrado ayer sobre el parqué fue de matrícula de honor y la actuación del Tau y de Unicaja nos hicieron recordar la buena salud que goza la ACB. Y como era evidente, la igualdad fue máxima en todos los aspectos del juego. Es más, hubo una prórroga que censuró el partido para los cardiacos. Y al final de ella salió victorioso el equipo presidido por Josean Querejeta.

Precisamente ha sido desde que este hombre llegó al Tau cuando el equipo baskonista comenzó a crecer. Y de qué manera. El proyecto que comenzó hace ahora cincuenta años junto a la cancha del frontón vitoriano ya es toda una institución que ayer sumó su sexta Copa del Rey. Además, es el segundo título que gana esta temporada ya que se adjudicó la Supercopa en Zaragoza. Es el 50º aniversario del Tau Cerámica y quiere celebrarlo por todo lo alto. Restan todavía la ACB y la Euroliga, manteniendo en ambas competiciones sus opciones intactas.

En lo deportivo, quiero hacer especial mención a Tiago Splitter. Pese a que fue designado Teletovic como MVP y que Rakocevik siempre esté aportando mucho en facetas anotadoras, para mí el verdadero MVP es Tiago Splitter. El pívot brasileño del Tau es probable que haya pasado las peores semanas de su vida. Su hermana Michelle, de apenas dieciocho años, falleció hace quince días tras más de dos años con leucemia. Tiago, sin embargo, se conjuró para esta copa. Quería dedicársela a su hermana que seguro le estaría viendo desde algún lugar del cielo. Pues bien, el crack del Tau se marcó tres partidazos haciéndose el dueño y señor de la pintura, luchando como un jabato por un objetivo que estaba más allá de lo deportivo, era algo person


Comienza la Copa… con un plato fuerte

Todos los aspirantes lucharán por llevarse a sus vitrinas este trofeo que les acredita como los ganadores de la Copa del Rey de Baloncesto

Todos los aspirantes lucharán por llevarse a sus vitrinas este trofeo que les acredita como los ganadores de la Copa del Rey de Baloncesto

De nuevo vuelve el torneo del KO. Sin duda una de las competiciones más atractivas del calendario del baloncesto español por encima, incluso, de la fase final de la ACB. Y es que está demostrado que la Copa es un torneo especial y lo es porque aquí no te sirve de nada llegar como favorito ya que las sorpresas están a la orden del día y son la salsa de esta competición. Si miramos al pasado podemos comprobar dos claves que corroboran esta afirmación: que el Real Madrid, el rey de copas con veintidós, no levanta el trofeo desde la temporada 1993 y que ningún campeón ha repetido victoria en dos ediciones consecutivas desde hace veintiún años cuando Aíto García Reneses estaba en el banquillo azulgrana.

Para abrir boca con los cuartos de final, hoy tenemos un apasionante Real Madrid – Barcelona. Sinceramente es el único partido de los cuartos de final en el que no me atrevo a vaticinar un claro ganador. Sus duelos particulares esta temporada se saldan con empate a uno (victoria de los catalanes en ACB y triunfo madridista en Euroliga). El rendimiento de los blancos parece en línea ascendente con la vuelta de la mejor versión de Bullock, unida a la garra de Reyes y Llull y la moral que tiene el grupo tras remontar los últimos ocho partidos jugados. El Barcelona, por su parte, querrá vengarse de su derrota en Vistalegre hace apenas unas semanas y qué mejor forma de hacerlo que ante el eterno rival.

Continuar leyendo


¡Llull! ¡Llull! ¡Llull!

¡Llull! ¡Llull! ¡Llull! Volvió a sonar una vez más en el Palacio Vistalegre de Carabanchel. Y es que ayer se vivió una de las citas Sergio Llull en acciónclásicas en el baloncesto del Viejo Continente, me refiero al enfrentamiento Real Madrid – Maccabi de Tel Aviv, que cumplía su trigésimo octava edición.

Aparte de Bullock, que estuvo en plan estelar con 24 puntos y que está mostrando su mejor versión en vísperas de la Copa, el que levantó una vez más a la parroquia madridista presente en el feudo blanco fue Sergio Llull. El base menorquín es probable que no cuajase su mejor partido de la temporada en cuanto a números (13 puntos y 8 de valoración), pero estuvo sublime en momentos puntuales. En esos momentos donde los nervios acomplejan a unos e impulsan a otros. Esos momentos en los que aparecen los cracks para tirar del carro.

Y es que tanto el Real Madrid como el Maccabi estuvieron muy igualados los dos primeros cuartos y solo un triple del belga Axel Hervelle sobre la bocina propició que los hombres de Plaza se fuesen al descanso seis puntos arriba (42-36).

El joven Llull tenía tres personales en esas alturas de partido, así que el técnico catalán decidió reservarle para un hipotético final igualado. Salió Pepe Sánchez tras el descanso y aunque todavía no mostró todo lo que se espera de él, dio síntomas de una ligera mejoría. Si bien es cierto que apenas aportó en la anotación, su dirección de juego estuvo a la altura de su mejor versión en Unicaja.

Cuando restaban siete minutos para la conclusión de último cuarto y el Maccabi empezaba a recortar peligrosamente una diferencia máxima de once puntos. Era el momento Sergio Llull. Salió a la cancha pero en el siguiente ataque de los israelitas cometió su cuarta falta personal. Lejos de venirse abajo el propio Llull y en una muestra de confianza de Plaza, el joven base menorquín pidió los balones y cogió galones en labores ofensivas. Tres triples suyos rompieron definitivamente el partido y consiguieron a la postre que el Real Madrid encabece su grupo con tres victorias en otros tantos partidos.

Pero quiero centrarme de nuevo en Llull. Porque más que sus triples, lo que me levantó de mi asiento fue la rabia y el ímpetu con la que los celebró. Esos gestos de pasión y garra fueron los que contagiaron a todo el Palacio de Vistalegre e hicieron que desde entonces llevasen a su equipo en volandas hasta el triunfo final.

Llegó hace un par de temporadas al club blanco y Joan Plaza ha sabido mimarle, dándole poco a poco minutos y con ellos el cetro de la dirección de este Madrid. Ya despertó la curiosidad de muchos cuando el año pasado se desmelenó ante un equipo NBA como los Raptors de Toronto. Pero a pesar de aquella primera exhibición su participación en los partidos de liga regular y Euroliga no eran muchos.

Sin embargo este año las cosas han cambiado esta temporada. Raül López ha sufrido varias lesiones y la baja forma de Pepe Sánchez han provocado su irrupción definitiva en el panorama del baloncesto tanto a nivel nacional como internacional. Incluso se podría decir que en condiciones normales y con los tres bases disponibles, Sergio Llull habría superado a Pepe Sánchez y no estaría de más que Raül López no se despistase demasiado.
Va para estrella y en este deporte llevar el número veintitrés en la espalda lo corrobora.