Archivo de la etiqueta: alimentación

Disponible la 4ª edición de la Guía Roja y Verde de alimentos transgénicos

Igual que el año pasado, a través de Gastronomía & Cía me entero de la actualización de la Guía Roja y guia_roja_verde_transgenicosVerde de alimentos transgénicos que desde hace unos años viene elaborando Greenpeace y que os podéis descargar aquí (pdf).

En esta guía encontraremos dos listados en los que se diferenciarán las marcas que elaboran productos que contienen ingredientes modificados genéticamente de aquellas que no.

Greenpeace ha incluído en el apartado rojo a todas aquellas marcas que identifican sus productos avisando de que están elaborados con OMG´s (organismos modificados genéticamente), pero también a aquellas que no aportaron la documentación que acreditaba su ausencia, pues según la legislación española no hay necesidad de avisar al consumidor del uso de ingredientes transgénicos en un producto, si su presencia en el mismo no el 0,9%.

Sin embargo, esta guía de por sí sola no significa nada, pues la llegada del fenómeno de las marcas blancas ha hecho que desconozcamos quién está detrás de muchos de los productos blancos que consumimos.  Por ello es necesario combinar la guía elaborada por la organización ecologista con otras (pinchando aquí os podéis descargar una) en las que se nos informa sobre quiénes son los fabricantes de las distintas marcas blancas que pueblan los supermercados.

Todo sea por nuestra soberanía alimentaria, por nuestro derecho a conocer exactamente qué comemos para elegir lo que se adecue a nuestras preferencias o convicciones.


Chokopulpitos y otras aberraciones televisivas

Vía Ponzonha, me encuentro con Chokopulpitos es un cortometraje de 2005 dirigido por Pablo Llorens (Goya al Mejor Cortometraje de Animación en 1996 y 2005) en el que se hace una crítica mordaz y divertida al marketing y a la publicidad actual de ciertos productos alimenticios, sobre todo a aquellos llamados funcionales (los que supuestamente beneficiosos para el organismo, tipo Actimel o Benecol), pero también a los programas infantiles y a los anuncios de teletienda y sus productos milagro.

Vodpod videos no longer available.

Tal vez penséis que se trata de una exageración, que se han tomado ciertos aspectos de la televisión actual y se han exagerado hasta el límite. Pues bien, señorxs, la realidad siempre supera a la ficción.

Les presento a Chabelo, personaje popular de la televisión mexicana con el que se han criado varias generaciones de mexicanos.

Vodpod videos no longer available.

Lo conocí durante las interminables horas que tuve que esperar en la estación de autobuses de Puebla (Puebla, México) una mañana muy temprano. Y sí, están viendo a un hombre sexagenario cantando con voz de pito y vestido como un auténtico hortera.

Él es Continuar leyendo


Operación bikini: la alimentación

La alimentación es el otro eje sobre el que girará nuestro propósito de perder grasa. Para ello es necesario seguir una dieta específica y para ello lo aconsejable es ir a un experto. Un nutricionista o un endocrino te harán encantados una dieta personalizada que deberás seguir a rajatabla. Queda terminantemente prohibidas todas esas dietas que aparecen en las revistas y que te aseguran una esbelta figura.

Si desde aquí ya he hecho una crítica a las dietas de revistas y páginas web no me puedo olvidar tampoco de los productos de cosmética. Esos parches y cremas reductoras que las empresas de cosméticos nos venden como salvación no son más que un mero producto de marketing y, que, como la mayor parte de la publicidad, consigue incitarnos a la compra y prueba del producto. Sin embargo, después de su uso y de haber caído en la tentación, nos damos cuenta de que es todo un engaño.

Las infusiones son otro método que también se utiliza, aunque lo normal es que su venta sea en herbolarios. Su ingesta no adelgaza, sino que lo que produce en nuestro organismo es una pérdida de líquidos (descomposición intestinal o mayor deseo y necesidad de orinar) momentánea. Esta situación nos podría llevar, en caso de abuso, a un alto de correr una deshidratación.

En esta entrada que he escrito sobre la alimentación, quiero poner especial hincapié en el control del apetito, porque éste podría perjudicar seriamente nuestra ‘Operación bikini’. El hambre es una sensación absolutamente natural, sin embargo la debemos diferenciar de nuestro deseo psicológico de comer. No tenemos que comer porque sí, sino que tenemos que comer porque tenemos hambre. Y cuando estamos llenos debemos parar, no tenemos que llegar a la saciedad porque de ese modo ganaremos peso o no perderemos el que pretendemos.
Hay gente que se marca unas horas para comer y comen independientemente de que tengan o no hambre, otros responden comiendo en réplica a su estado anímico. Todas estas acciones son desaconsejables.

Desde sinfuturoysinunduro me voy a limitar a dar algunas recomendaciones dietéticas que deben ser complementadas con la práctica deportiva:

– Ingerir proteínas en al menos una de las comidas diarias. Las proteínas actúan como supresoras del apetito, por lo que podrían ser nuestras aliadas en el control del apetito.
– La ingesta de azúcares no es aconsejable. No debemos sucumbir a la tentación del chocolate y la bollería industrial.
– Consume alimentos ricos en fibra como la pasta.
– Beber al menos dos litros diarios de agua.
– Hacer cinco comidas al día que no sean muy copiosas, así evitaremos la sensación de tener hambre.


Operación bikini: el ejercicio físico

Varios alumnos con su monitor durante una clase de spinning

Varios alumnos con su monitor durante una clase de spinning

El ejercicio físico es uno de los factores indispensables en nuestra ‘Operación bikini’. En este apartado lo más importante es ser constantes y crear una rutina de entrenamiento diaria o de tres/cuatro veces por semana con días alternos al principio para ir acostumbrando al cuerpo. Nuestro cuerpo es como una máquina que conviene no explotarla a fondo, por tanto es desaconsejable empezar los primeros días con un entrenamiento muy agresivo y después tener que bajar la intensidad por cansancio, agujetas o incluso alguna inoportuna lesión.

Pero antes de todo quiero aclarar el concepto ‘adelgazar’. Su significado para todos las personas que se van a sumergir en la ‘Operación bikini’ es Continuar leyendo


Operación bikini: introducción

Aunque todavía estemos en invierno, las altas e inusuales temperaturas que están subiendo el mercurio de los termómetros por encima de los veinte grados en muchas partes de la península han disparado las alarmas al sacar la ropa de verano/entretiempo del armario. Como es normal, durante la metódica vida invernal y debido al frío, la práctica deportiva ha quedado aparcada a un segundo plano y ahora vemos las consecuencias: algunos kilitos de más.

La estética nos sigue importando y mucho, ya sea por sentirse a gusto con uno mismo o por el qué dirán los demás. Es por eso por lo que habitualmente durante los meses de abril y mayo los gimnasios experimentan una importante afluencia cifrada en un incremento del 30% con respecto a la asistencia del resto del año. Es lo que vulgarmente se denomina la ‘Operación Bikini’ y que más de la mitad de la población se propone llevar a cabo para lucir palmito en la playa mientras el sol broncea nuestra piel.

Durante la próxima semana postearé un par de entradas detallando algunos trucos útiles para conseguir la ansiada figura con vistas al buen tiempo. Lo dividiré en dos partes: una dedicada a la alimentación, recordando siempre que las ‘dietas milagro’ no existen; y la otra destinada a ofrecer algunos consejos desde el punto de vista deportivo proponiendo actividades que permiten eliminar rápidamente esos michelines que nos hacen sentir incómodos cuando nos ponemos el bañador.

La ingesta calorífica y el ejercicio físico están estrechamente relacionados entre sí, ya que de ellos depende nuestro peso-sobrepeso. Cuantas más calorías ingieres y no las quemas, más se engorda. Por tanto si se quiere adelgazar lo que hay que aumentar es el gasto calórico y disminuir su ingesta.

Por ello lo adecuado es consultar a tu monitor de gimnasio, que te haga una tabla por semanas, siguiendo un plan específico de entrenamiento, aumentando poco a poco tanto el tiempo como la intensidad. Mientras que en cuanto a la alimentación, lo ideal es ir a un experto en nutrición y olvidarse de las dietas que aparecen en las revistas y de los productos adelgazantes, ya que no es más que una estrategia para vender un producto que en realidad no sirve para nada.

Así que os invito a que estéis atentos al blog en los próximos días porque seguro que os interesan los consejos que escribiré. Espero serviros de ayuda y que no os dejéis engañar por métodos de la ‘Operación bikini’ que lo único que pretenden es engañar.