Archivo del Autor: multe87

Homenaje en forma de microrrelato

Se acomodó en el colchón que había comprado el día anterior. Le martilleaban los pies, desde el dedo meñique hasta el talón, con una sensación de golpes constantes y rítmicos. La espalda comenzó a relajarse, desentumeciéndose los músculos que durante toda la jornada habían estado en tensión, aguantando los saludos y golpecitos hipócritas de los compañeros de trabajo. Hoy, la clase en la universidad había estado casi vacía. No quería reconocerlo, pero había impartido la lección mirando con recelo a los alumnos que allí ocupaban los tablones de madera, apoyando sus cómodos traseros en unos listores hechos de un noble material. Sabía que no era ético, pero como venganza se había saltado aquel poema de Pessoa que era su favorito. No quería compartirlo con ellos. Intentó colocarse en posición fetal (dicen que es la posición que nos devuelve al vientre materno, al estado de protección), pero en las costillas sintió el golpe de aquel antidisturbios. El golpe que no había recibido. El golpe que destruyó todos los asientos del aula 2.9, donde impartía la troncal. Apagó la luz y, con una voz serena y calmada, recitó los versos de aquel Pessoa, suave al principio, gritando al final, hasta que un solícito Mosso tocó en su puerta alertado por algún desconsiderado vecino.


Medidas del Gobierno Canario contra la crisis

Sé que llevo un tiempo sin aparecer por aquí, lo que no quiere decir que no esté al tanto de lo que ocurre por la web. Los motivos que podría alegar por mis prolongadas desapariciones son varios, pero sobre todo es la desidia. Odio escribir sin que me nazca de forma natural, sobre hechos que no me llegan a tocar esa fibra con la que se activa mi pensamiento crítico y mis ganas de reflexionar (a pesar de alguna que otra entrada sobre El Hombre más pequeño del mundo y similares).

Pues bien, esta mañana he leído en el diario de mis islas, La Provincia, una noticia en la que se explicaba que el Gobierno Canario ha propuesto una medida según la cual se insta a los supermercados y grandes almacenes a donar la comida caducada o a punto de caducar a las familias más necesitadas. Inmediatamente, la propuesta ha abierto un arduo debate entre las Pymes, las grandes superficies, la oposición y las ONG’s.

Para los que no lo sepan, el Gobierno de Canarias está regido por Paulino Rivero Baute, perteneciente a CC (Coalición Canaria), un partido de tendencia más bien conservadora y que es conocido por una curiosa trama de dinero negro, malversación de fondos y mala gestión de la Administración Pública (y así van las cosas en estas siete afortunadas…). Pero a pesar de que los hechos le precedan, muchos han osado de tachar la iniciativa de populista o incluso chavista (¡¡lo que hay que oir!!!… y perdonen el uso de paréntesis, pero es la forma más correcta para introducir mis pequeñas opiniones en este artículo informativo). Las razones expuestas para el rechazo van desde que puede ser nocivo para la salud de quien consuma dichos productos hasta que esa es una labor que corresponde a las ONG’s, que ya trabajan a través de diversos programas de recogida de alimentos.

Pero yo, en mi humilde opinión de periodista independiente y frustrada con la profesión que va a desempeñar, me pregunto con un toque de malicia si acaso aquí no navegarán intereses económicos, esos que, de vez en cuando, aparecen por el panorama político. Porque bien es cierto que Paulino Rivero, y en su prolongación todo el gobierno canario, la han pifiado al crear una Policía Canaria, que nada pincha ni corta en tiempos de crisis, pues ya nos abastecemos en demasía con las locales, las nacionales, la guardia civil y no sé si se me escapa alguna. Pero un dicho español sentencia que “lo cortés no quita lo valiente”, y seguramente a las familias más necesitadas, a aquellas que tienen que apretarse el cinturon para llegar a fin de mes, a aquellas que tienen a alguno de los miembros (o a los dos) en paro, que tienen que pagar un alquiler, que vestir a sus hijos… a estas familias poco les importará la pregunta que hace el Sr. Ángel Tristán Pimienta, director de La Provincia, en su artículo de opinión:

¿Qué pensarán de Canarias los alemanes, ingleses, suecos o belgas que lean que el Gobierno va a repartir comida a punto de caducar o las sobras de las tiendas? Se creerán que estamos como en Guatemala, Nicaragua o Guinea Bissau.

Pregúntese, Sr. Tristán Pimienta, qué pensarán los hijos de sus trabajadores canarios, de esos que están en paro y que leen su periódico a diario, cuando abran la nevera y la vean vacía. A lo mejor su punto de vista cambia.


Hipocresía al cuadrado

Indignada me hallo. Indignada y rabiosa. Así que disculpen ustedes si a lo largo de este artículo digo algo fuera de tono, escandalizante o incluso vejatorio. Pero, sinceramente, no puedo más. Me saca de mis casillas la hipocresía contenida en el sistema en el que vivimos, la hipocresía materializada en los rostros con bigotes y cuellos con corbatas que desfilan por el escenario político europeo/norteamericano, la hipocresía manifiesta en los discursos solidarios con una Cuba “sin libertad” pero bastante más moderados con el crimen palestino. Y ya saben de qué hablo.

El motivo de mi ira, como no podía ser de otra forma, es la manipulación mediática que se está llevando a cabo con el proceso de referéndum en Venezuela. Quisiera gritar ¡BASTA! a la cara de todos y cada uno de los que escriben palabras tan fuera de contexto, tan sesgadas, tan poco honestas.

¿De verdad nos preocupa tanto una votación de reelección indefinida? ¿De verdad pensamos que esto supondría un acercamiento a la dictadura? Entonces manifestémosnos contra Berlusconi, que lleva unos 14 años en el poder. Hagamos huelga por la recuperación de la memoria histórica en el periodo dictatorial de Felipe González. Ah, claro, se me olvidaba que ellos no postulan por ideas contrarias a la lógica mundial.

Entonces pensemos en la expulsión de Luis Herrero, el eurodiputado. ¡¡¡Qué escándalo!!! ¡¡¡Señor, salva sus almas corruptas!!! Es totalmente incoherente e inmoral expulsar a un individuo que llega a un estado ajeno insultando su sistema, tachando de dictadura lo que unos ciudadanos totalmente conscientes han elegido democráticamente (nótese la ironía). Creo que cuando vuelva a España, más o menos en marzo, me iré a Madrid y me colocaré con un gran megáfono en frente de La Moncloa (yo, individuo sin poder, sin cargos) a gritar a los cuatro vientos que vaya democracia de mierda es ésta, que con el dinero de todos está comiendo toda una familia Real. Y no sólo eso, sino que también se compran casas de 500 metros cuadrados y yates y polos de Lacoste y bolsos de Prada y vestidos de Vittorio y Luchino (o como se escriba, no ando muy puesta en esto de la moda). Hagan sus apuestas y a ver qué podría ocurrirme.

Y por último, el colmo de la hipocresía lo he visto reflejado en un artículo de El País, que dice textualmente que “hay lugares de Venezuela donde el agua no llega nunca y la leche en días alternos, pero raro es el venezolano que no tiene dos teléfonos móviles”. Muy señores míos, me parece genial que critiquen esto, pero entonces… ¿por qué critican también lo contrario con los cubanos? Si en esta isla todos los ciudadanos tienen leche y agua pero no tienen teléfonos móviles es un sacrilegio. Si ocurre al revés, resulta que tampoco es de su agrado.

Aunque eso sí, yo me sé cuál sería la formula perfecta. Que un 10% de la población mundial tenga agua, leche, móviles, ordenadores, vestidos caros, primeras marcas, coches, motos, casas, iPhones, un Mac… y el resto, bueno, el resto pueden morirse aplastados por las hipotécas, por la angustia de no llegar a fin de mes, por el dolor de no poder satisfacer las necesidades primarias tal y como quedó recogido en esa Declaración de 1948.

Anda y que les jodan. Yo me doy de baja en la profesión periodística.


El hombre más pequeño del mundo

Navegando por la web he tropezado, desde Repubblica.it, con esta noticia un tanto peculiar.

He Ping Ping y Bao Xishun juntos en una foto

Se trata de He Ping Ping, el hombre que ostenta el récord Guinnes por ser el más pequeño del mundo (mide 73 cm). Nació en 1988 en China, en la región de Inner Mongolia Autonomous y es el tercero de tres hijos. Su historia salió a la luz en 2007, cuando se le ofreció participar en un programa de televisión en Japón. Desde este momento, se convirtió en un auténtico icono en internet. Aquí puedes ver la sesión de fotos que se desarrolló en el encuentro Guinnes.

Pero lo curioso del caso no acaba aquí. Casualmente, en la región de Inner Mongolia vive también Bao Xishun, reconocido como el hombre más alto del mundo con 236 cm. Según sus propias declaraciones, tuvo una estatura normal hasta los 16 años, momento en el que su cuerpo comenzó a aumentar sin causas aparentes.

Khagendra Thapa Magar

Y como sabemos que internet es un mundo de enlaces infinito, he seguido descubriendo personajes curiosos:

Khagendra Thapa Magar (14 años, 50 cm y 4,5 kg) es, en realidad, la persona más pequeña del mundo, pero al no tener la mayoría de edad no figura así en el libro Guinnes.

Svetlana Pankratova es la mujer con las piernas más largas del mundo, con 132 centímetros (¡¡25 cm más es lo que mido yo!!). Nació en Rusia y tiene 26 años.

Svetlana Pankratova

La conclusión que yo saco después de esto es que el que me llamen bajita con mis 158 cm es completamente relativo. Todo dependerá del parámetro de comparación… ¿no?


Documentales que no puedes dejar de ver (I)

Me considero una gran entusiasta de los documentales. Para mi gusto, son una forma entretenida y amena de enterarte de todo aquello que nunca verás por los telediarios.

Como ya he acabado los exámenes, me he puesto a indagar y ahora mismo tengo una lista de 19 que sé que no puedo perderme (aunque con mi velocidad de conexión puedo tardar todo lo que queda de curso en terminar). Pero como de lo que no he visto no estoy en condiciones de hablar, os dejo algunos de los que ya he disfrutado… si os gustan iré recomendando más.

¡Buen provecho!

WAR ON DEMOCRACY

Enlace a Google Video

THE TAKE (LA TOMA)

Enlace a Google Video

Y en especial, por estar yo en tierras italianas, este fantástico reportaje de la contracumbre del G8 en Génova en el año 2001. Continuar leyendo


La Italia del S.XXI

Desde que estoy en Italia no han sido pocas las ocasiones en las que he tenido el “privilegio” de ser testigo de primera mano de episodios racistas o xenófobos. Como ya comentaba en mi blog personal en el mes de octubre, las paredes siempre están repletas de pintadas que tocan los extremos: cruces gamadas, hoces y martillos, el símbolo de la anarquía…

Recuerdo que el caso más llamativo fue el que ocurrió en un tren en Roma, el 11 de enero. Estaba yo en un vagón junto a un amigo, y los dos volvíamos de pasar las vacaciones de navidad en España. En los asientos de enfrente una familia formada por padre, madre e hija de unos cuatro años. Hasta aquí todo normal. Pero cuál es mi sorpresa cuando, al pasar dos niños gitanos por al lado suya la niña italiana hace todo lo posible por evitar el simple roce de prendas. Como si fueran leprosos. En voz baja, oí que le decía a su madre: “Mamma, mamma, hai visto ai zingari? Perchè ci sono zingari in questo treno?” La respuesta estaba clara. La complicidad entre aquellas dos mujeres, una de cuatro años y la otra metida en la cuarentena, era obvia.

Pues bien, después de recordar este episodio, hoy he visto en El País una noticia en la que se explica la situación de todos los inmigrantes y personas sintecho en el fantástico país de Berlusconi. Son víctimas de campañas mediáticas, de manipulación de la opinión pública, pero sobre todo son también víctimas de los abusos físicos perpetrados por un sector de la sociedad convencido de que todos los problemas provienen de los gitanos/inmigrantes. Jóvenes de estética skin que no tienen ningún pudor a la hora de acusar, sin juicio previo, y de impartir la condena a base de violencia.

Y no olvidemos que todo esto ocurre días después de que el presidente de esta nación dijese, bromeando, que si las mujeres italianas son violadas es a causa de su hermosura. No olvidemos que esto acontece justo después de las manifestaciones en Lampedusa.

No olvidemos que esta nueva forma de apartheid ocurre mientras tratan de centrar nuestra atención en lo abominable del gobierno de Morales, entre otros. Sólo que yo me pregunto… ¿abominable quién?


Ir de museos sin salir de casa

Detalle de El descendimiento

Detalle de El descendimiento capturado con Google Earth

Y es que con este tiempo lo que menos apetece es tener que salir. Lo mejor: permanecer en casa, debajo de la mesa camilla y con un buen chocolate caliente. Hace tiempo, los días así se pasaban hablando con la familia o jugando a las cartas al dominó. Con la llegada de las nuevas tecnologías se abrió un mundo distinto: películas, chat, documentales, juegos online, y un largo etcétera.

Pues desde ahora es posible añadir una actividad más: ir de museos. Para muchos, visitar las grandes obras de arte no es tarea fácil, bien porque residen fuera de las capitales culturales, bien porque (en ocasiones) los precios no son del todo accesibles. Ante esto, Google Earth nos ofrece la solución: la visión de 14 obras del Museo del Prado en alta resolución.

Aunque bien es cierto que la sensación de ver Los fusilamientos del 3 de mayo en directo no es la misma que al hacerlo a través de una pantalla, nadie puede negar que los detalles se aprecian mucho mejor en la segunda. Según ha afirmado el director del museo, Miguel Zugazaga:

Son las 14 obras imprescindibles en la visita del Museo del Prado, aunque en mi opinión podrían incluirse las 1.000 que están expuestas

Para lo cual sólo hay que acudir a su página web.

Personalmente, la solución perfecta es gastarse unos eurillos en visitar el Prado y después deleitarnos tranquilamente, y con nuestro chocolate caliente, en observar la maestría de estos pintores a gran resolución.