¿Replantear el Orgullo?


La entrada que Pío Moa publicó sobre la homosexualidad hace casi un mes en su blog de Libertad Digital levantó bastante polvareda, pero unas cuántas líneas llevaban consigo algo de razón: el colorido y la provocación de las cabalgatas del Día del Orgullo Gay no representan a todo ese colectivo. Y a veces, puede incluso hacerle daño. La semana pasada yo defendía la existencia de ese día con el argumento de la exclusión y la discriminación que todavía viven muchos gays; el orgullo de ser algo y mostrarlo como arma para luchar contra dicha desigualdad y como armadura para los ataques externos. Como una llamada de atención: “¡Eh, estamos aquí, unidos, contentos y orgullosos de lo que somos! Y no pararemos de remover vuestros traseros acomodados y prejuiciosos hasta que no nos sintamos reconocidos de verdad.” Pero no todo el mundo lo ve así; no todo el mundo tiene por qué estar de acuerdo con ese acto de auto afirmación, ni todos los heteros, ni tampoco todos los gays. Pío Moa, por ejemplo, no lo estaba, y seguro que más de un homosexual tampoco.

Tal vez el problema sea que solo se habla realmente de la homosexualidad ese día festivo y con ese cliché, así, la gente que no conoce de cerca ese mundo, es con el que se acaba quedando; es uno de los problemas de los “días percha”. Pero no todo va a ser culpa de las religiones, de los medios, de la administración, de los intolerantes, de los cabezas cuadradas o de los ignorantes; parte de esa culpa puede que sea también del colectivo gay, que todavía no ha sabido sacudirse cierta caspa de encima y mostrar su realidad tal como es: tan dispar y complicada como la de cualquier otra persona, al que luego hay que añadirle el agravante de la desinformación y la discriminación. Pero partiend siempre de que, más allá de las dudas sobre sus gustos sexuales y los problemas que estos puedan traerle, al final, el homosexual tiene las mismas penas y alegrías, las mismas maldades y virtudes, los mismos obstáculos y aspiraciones que el hetero.

Hay cientos de asociaciones que se encargan de orientar y ayudar a personas homosexuales que se sienten perdidas, o discriminadas; personas cuya ignorancia sobre (o miedo hacia) el hecho de ser gay les ha llevado a frustrarse, a esconderse, a huir, o lo más terrible de todo, a cometer imprudencias que les han acabado costando la salud. Y siguen peleando por encontrarse a sí mismos y salir adelante; convendría que esos colectivos, esas asociaciones, intentaran llamar más la atención sobre esa “rutina”, colar más historias de ese tipo en los medios, pelearse un hueco (no es fácil, puede no vender) para enseñar el lado más individual y humano y realmente concienciar. Podría ser beneficioso enseñar, (quien quiera mostrarse, y quien no respetarlo, que ese es otro punto) lo “normal” y alejado de estereotipos que el homosexual suele ser.

¿Un replanteamiento de la celebración del Día del Orgullo? Desde las grandes capitales españolas, que  viven esa polémica pero también aprovechan la publicidad y los beneficios que fiestas así de grandes pueden traerle, quizá sea complicado. Pero desde lugares más pequeños, o desde asociaciones más humildes y cercanas a la calle, podría ser una auténtica revolución darle un vuelco desde dentro a la imagen proyectada y que también reciben personas que no ven el griterío y el exceso de consignas y colores como una vía hacia la normalización. Que los que trabajan por lograr ese equilibrio, muestren la labor y el Orgullo por realizarla. ¿Podría funcionar?

Anuncios

12 responses to “¿Replantear el Orgullo?

  • lauraenriketa

    Estoy totalmente de acuerdo con la iniciativa que propones; “…desde dentro a la imagen proyectada y que también reciben personas que no ven el griterío y el exceso de consignas y colores como una vía hacia la normalización.” No se podría sintetizar de mejor manera.

    Saludos!

  • ¿Replantear el Orgullo?

    […] ¿Replantear el Orgullo? sinfuturoysinunduro.com/2010/08/03/¿replantear-el-orgullo/  por Naruedyoh hace 2 segundos […]

  • Sergio Escalona

    Enhorabuena Unapao por este artículo, te felicito por el punto de vista que expones y te agradezco que me hayas mostrado esa monstruosidad de artículo que rubrica el tal Pio Moa, que seguro que vomita tantas arbitrariedades en sus libros de historia como en sus artículos. Es increible que “Libertad digital” cuente en sus filas con acólitos de tan baja estofa.

    Lo que más llama la atención es que en los más de 30 comentarios que hay en el artículo, ninguno se postule en contra del articulista… ¿Coincidencia? Seguramente no, y es que no es la primera vez que me topo con la censura en las opiniones que se vierten en “Libertad Digital”… Desgraciadamente no es el único medio que “capa” la libertad de expresión. La censura es tranversal a la política y da igual si están más a la izquierda o a la derecha.

    En cuanto al artículo en cuestión, es tan pobre el argumento como decir que antes de la abolición de la esclavitud en América del Norte, nacer negro era una desgracia. No, perdone ud. señor Pio Moa, la desgracia era que perviviera una estructura económica y social basada en la privación de libertades del individuo por el simple hecho del color de la piel. No voy a suponer si este hombre además de homófobo es racista, me da igual… a todos, personajes como este deberían darnos igual pues lo que hay que potenciar es la generosidad y no la exclusión.

    Saludos

  • Gemma Jordán Vives

    Hola Sergio; en los comentarios con encontrarás contradicción al artículo de Moa, sin embargo, propios compañeros suyos de Libertad Digital, incluido Losantos, como habrá sido el asunto, se han encargado de responderle y argumentarle en contra.

    • Sergio Escalona

      Pues me parece genial que así sea Gemma, y muchas gracias por la información. Creo sinceramente que gente que abandera este tipo de argumentaciones no debería tener cabida en ningún medio respetable.

      Últimamente en el periodismo sobran muchos charlatanes de los que lucen ideología con orgullo y falta gente sensata que practique el análisis sin vehemencia.

      Saludos!!

  • Blas de Lezo

    Desligar la repelente cabalgata del “Día del orgullo (?) gay” de los gays es querer falsear la realidad. Sin ese cabalgata, no se entenderá a los que ahora llaman gays, cuyo nombre es en español bastante más sonorono. ¿Diría “gay” Cervantes o quevedo? El “Día del Orgullo (¡¡) gay” con quien no tiene que ver es con los homosexuales en general, gente que no tienen por qué tener ese repugnante gusto por la exhibición de unos degenerados mentales. Hay una diferencia entre un “gay” y un homosexual, un mínimo de sentido del gusto, de la propia idignidad e ntimidad y de la educación.
    Blas de Lezo

  • Siroco

    La polémica en LD ha sido muy instructiva, y muy libre, como es propio de un medio liberal que no impone tabúes a la libre discusión. Un prestigio para LD. Cierto que Pío Moa iba contra corriente, pues le atacaron otros cuatro colaboradores de LD, pero en mi opinión salió más que airoso: escribe con una claridad y sin florituras que se ve muy poco en España, y se agradece.

  • marial

    Me ha parecido un artículo muy interesante. Sobretodo porque es un tema bastante complicado sobre el que opinar. No estoy de acuerdo en la comparación de un gay con un negro, creo que no tiene nada que ver. En cuanto a la cabalgata, mas que manifestación de orgullo a mí me parece una forma morbosa de ganar dinero faltando al respeto a todas las personas que no aprueban la condición de ser homosexual y a todas las religiones en general. No sé por qué pero en todos los asuntos de hoy en día la religión es siempre criticada por su actitud, ninguna religión ha faltado nunca al respeto a alguna persona homosexual. Cada persona puede opinar lo que le dé la gana y tiene derecho a hacer lo que le dé la gana. Nadie, ninguna religión ni ningun medio público debería juzgarles. Cada cual hará lo que le dé la gana con su libertad, y si está bien o está mal ya es asunto suyo puesto que ha sido su elección.

    • Gemma Jordán Vives

      Marial, eso de que ninguna religión ha faltado el respeto a alguna persona homosexual, es como mínimo discutible. Yo no conozco en profundidad todas las creencias existentes, pero al menos las monoteístas sí han faltado al respeto, juzgado, repudiado y condenado a personas por esta condición, y siguen haciéndolo. Que en sus orígenes y en su base no lo hicieran, vale, que no todos los fieles de dichas religiones lo hagan, por supuesto. Pero que hoy en día aún lo hacen, y además desde la oficialidad, también. Y no, no voy a decir nada del Vaticano, porque en muchos países islámicos, gobernados con base a dicha religión, la situación de los homosexuales no es inferior, o precaria, es directamente de peligro de muerte.

  • marial

    Tienes razón Gemma, he hablado demasiado a la ligera al decir todas las religiones. Yo lo único que quería expresar es que la culpa parece tenerla siempre la religión, y en España se critica particularmente la religión católica, errores ha cometido sin duda, los medios de comunicación ya se han ocupado de hacérnoslo saber, todo que trae morbo siempre vende eso ya se sabe, pero lo que no nos dicen es que la Iglesia Católica es la que se encarga de ayudar a todos los enfermos de sida, sin importarles su condición, y muchos de ellos son homosexuales.

  • electroletras

    Vaya,con tanto blog abierto cada día me salen los comentarios con un nombre :S “electroletras”, “unapao” y “gemma” son la misma persona, yo misma, la autora del post. A ver si soluciono esto del nombre que aparece en el comentario…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: