El Mundial de los despropósitos


España no está a su mejor nivel

España no está a su mejor nivel Fuente: Comunidad Superdeporte

Hace tiempo que debería haber escrito sobre el Mundial de fútbol de Sudáfrica, pero sinceramente no me apetecía. Es más, a pesar de ser un gran forofo a eso que muchos llaman “deporte rey”, hoy os puedo confesar que cada día me parece menos deporte y cada día estoy más saturado del colapso que hay en todos los medios de comunicación. Espero que sólo sea un empacho y un delirio a causa del calor. Deseo que pronto, tras la finalización del Mundial, vuelva a recuperar mis ganas de ver fútbol.

Bueno a lo que iba, hoy he pensado que sería buen día para comenzar escribir sobre el Mundial que se está disputando en Sudáfrica. Un mundial diferente. No diría raro, pero si muy diferentes a las últimas ediciones.

Tras una temporada cargada de grandes partidos y un final de liga donde el Barcelona volvió a demostrar que es superior al Real Madrid y donde el estilo Mourinho volvió a triunfar en el fútbol continental, llegó el Mundial.

Un Mundial que se celebraba por primera vez en territorio africano. Un país con muchos problemas internos y donde creo que hay muchos problemas estructurales y sociales como para aunar sus esfuerzos en la celebración de un Mundial, aunque este es otro tema.

Tras ver muchos de los partidos de primera ronda y ver tres de los cuatro partidos de octavos de final, ya tengo una conclusión de lo que está siendo este Mundial. Si no hay ningún sobresalto e independiente de quién sea el campeón, este mundial se está caracterizando por la falta de espectáculo. Y no solamente llamo espectáculo a los goles sino al juego desplegado por las treinta y dos selecciones que han llegado a la fase final.

Inglaterra no fue rival para Alemania

Inglaterra no fue rival para Alemania

Esperaba mucho de Italia, Portugal, Inglaterra, Argentina, Alemania, Brasil e incluso de mi España querida. Pero debo reconocer que todavía estoy a la espera de ver un equipo que ilusione en este Mundial.  Es cierto, que Portugal goleó a Corea del Norte, o que Alemania ha pasado por encima a una decepciónate Inglaterra, pero si analizamos en profundidad esos partidos vemos como las goleadas han venido más por despropósitos de los adversarios que por aciertos de los ganadores.

Si este mundial pasa a los anales de la historia será por ser un Mundial de imprecisiones. Un Mundial donde los equipos sudamericanos han aumentado su nivel respecto a los europeos, donde el fútbol africano ya no sorprende y  donde los países asiáticos y los oceánicos todavía están a años luz del primer escalón mundial.

Parece que en el fútbol son muchos factores los que dependen del rendimiento de los jugadores. Pero quién nos iba a decir que un balón podría poner en evidencia a gran parte de los porteros de este torneo, y no solo a por porteros sino a los demás jugadores de campo, que no acaban de coger el punto al Jabulani, balón del mundial.

Y para colmo, los colegiados, que partido tras partidos comenten errores que adulteran la competición al antojo de unos señores que “supuestamente” son los mejores jueces que existe en esto del mundo del balompié. Increíble pero cierto.

España ilusionada

La única nota positiva es ver a un país, el español, ilusionado. Me llena de satisfacción salir a la calle y ver banderas de España expuesta en numerosos balcones de toda España. Me emocionar ver como cada partido que juega España, el país se paraliza, aunque muchos no lo entiendan, para ver a través del televisor a la selección. Un sentimiento que en nuestro país costaba mostrar, pero que sí en muchos otros países se aireaba con total libertad. Espero que esta ilusión que existe entre todos los españoles tenga como resultado el entorchado mundial porque estoy seguro que, como ocurriera en el triunfo de la selección española en la pasada Eurocopa, las fisuras entre autonomías desaparezcan y podamos vivir todos en paz y armonía.

Intrahistoria: Me da muchísima pena, que tenga que ser a través del fútbol y no por cosas más importantes para la sociedad, la única manera de unir a un país que unos pocos se empeñan en dividir.

Anuncios

Acerca de Roberto Díaz

Estudiante de 4º Curso de Comunicación Audiovisual y Periodismo (Universidad Rey Juan Carlos). Técnico Superior en Realización de audiovisuales y espectáculos. Enamorado de las nuevas técnologias, del deporte y el Social Media. Ver todas las entradas de Roberto Díaz

4 responses to “El Mundial de los despropósitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: