El pragmatismo de la arquitectura civil


VALENCIA.- Gemma Jordán

Que las cosas que se creaban y fabricaban o construían antes duraban más, eso todos lo sabemos. Que tal vez si ahora se usaran las mismas técnicas, sería demasiado costoso en tiempo y dinero y habría la mitad de empleos…también. Además de que dado el tejido social y económico existente ahora mismo en España, por supuesto que no todo el mundo podría perder el tiempo en construirse algo así para vivir.

Pero aún así, me siguen llamando la atención elementos de la arquitectura civil y popular de antes, que me hacen pensar que hace unos siglos, décadas solo incluso, esos mismos elementos arquitectónicos se elaboraban pensando realmente en las necesidades del día a día de las personas que las iban a usar.

Me explico; mi hermana se ha construido una casa nueva en Cheste, en mi pueblo. La ha levantado en una de las zonas viejas de la localidad; calles estrechas y por tanto casas estrechas pero profundas. Cuando mi hermana habló con el arquitecto y la decoradora (o diseñadora…ya no sé) sobre cómo había pensado aprovechar al máximo la luz natural del día y las corrientes de aire, y de paso ahorrar energía, éstos le comentaron que estaba “construyéndose una casa inteligente”. Y mi hermana les contestó, que de eso nada, que ella se estaba haciendo una casa de pueblo de las de toda la vida. Y a eso me refería yo en la entrada. Parece que ahora arquitectos e ingenieros vuelven un poco a esa lógica aplastante de aprovechar al máximo los recursos y crear casas que respondan a verdaderas necesidades de sus habitantes. Ha costado, pero volvemos a ello.

Sobre todo esto pensé hace un par de meses, cuando un arquitecto daba su charla en el seminario Medios de comunicación sin barreras, y cuando paseando por esa misma zona en la que ahora vive mi hermana, vi esas fachadas rebajadas en las esquinas para dejar el paso a los carros (ahora sirve para los coches), o esos rodapiés en esos mismos lugares para evitar también el roce de carruajes…que ahora, ya veis, siguen sirviendo para el mismo cometido, pero con automóviles. Y por eso se han renovado o incluso, en algunos casos, conservado y reintegrado en la nueva construcción.

Llamativas son también esas piedras colocadas en los lados de los marcos de puertas, que marcaban, junto con hendiduras en el suelo de la misma entrada, el camino que dichos carros y carruajes tenían que seguir para no estropear los demás elementos de la entrada de la casa, y que ahora se conservan como elemento decorativo en las más viejas. Así que como homenaje a aquella curiosa arquitectura práctica y sencilla, y a este pueblo que en breve voy a dejar (aunque tampoco me voy muy lejos, que en menos de una hora me vuelvo a plantar aquí), los fotografié. Aquí os dejo lo que para mi son los más representativos de estos elementos, para que ya quede ilustrado y claro lo que quería decir.


Anuncios

7 responses to “El pragmatismo de la arquitectura civil

  • Jesu

    Practicidad es un vocablo que no existe. Se usa pragmatismo.

    • Gemma

      Hola Jesu, tienes razón, practicidad no existe. Me acabo de dar cuenta de que he usado un término de la lengua valenciana. A veces pasa, incluso a los que no la tenemos como lengua materna.

      Gracias. Y a ver si pueden corregirlo 🙂

  • Jesu

    Done. Sin problemas. 😉

  • Selene_blc

    Bueno, lo primero decir, que hay cosas en las que puedo estar de acuerdo, como que hay alguna cosa que se podría haber mantenido de la arquitectura popular… pero hay que decirlo todo, tanto los materiales, como la mano de obra y los procesos constructivos han cambiado, con lo que mantener la misma forma constructiva que tenía la vivienda popular no tiene mucho sentido. Es cierto que hay que tener en cuenta, a la hora de construir una buena vivienda, los flujos, la ventilación cruzada y el aprovechamiento de la luz natural, pero eso no es algo que exista en la arquitectura popular, por lo menos la gran mayoria construida en el siglo XX. Mas bien se utilizaba el adobe y la madera, y cuando se usaba hormigón y acero (raro es en los pueblos), se solía aprovechar cualquier resto de acero de algun edificio derruido -sobre todo despues de la guerra-estuviera o no en las condiciones adecuadas.
    Si nos centramos en la arquitectura rural, que parece que es de la que hablas principalmente en el post, decir que eran viviendas que funcionaban muy bien térmicamente debido al comportamiento del adobe que permitía a la casa “respirar” a traves de los muros y gracias al grosor de éstos, la casa protegía el interior tanto del frío como del calor y controlaba la humedad. Un pequeño consejo para los que tengan una casa asi en el pueblo es que nunca NUNCA se les ocurra “encalar” la casa con pintura plástica, costumbre que se ha tomado por la comodidad de no tener que repintar tan frecuentemente, y que ha generado problemas de humedad muy graves en todas estas casas antiguas.
    Resumiendo, eso de que se está volviendo a “esa lógica aplastante de aprovechar al máximo los recursos y crear casas que respondan a verdaderas necesidades de sus habitantes” no es algo a lo que se esté volviendo. Es algo que alguna gente esta empezando a hacer, sobre todo la gente que se va a construir a su casa y quiere que la calefacción le salga lo más barata posible, por decirlo de alguna manera. Pero en general, no se hace, y sino, sólo hay que mirar los bloques de pisos tipo “pryconsa” y me cuentas si las ventanas que usan tienen rotura de puente térmico para evitar que se nos escape el calorcito en invierno, o han puesto correderas de aluminio malo por las entra un chorro de aire frío. Por desgracia, lo más probable es que sea lo segundo, y si han podido ahorrarse el aislante acustico (si es que el arquitecto de pryconsa ha oido hablar alguna vez de él), por el constructor mejor que mejor.
    Otra cosa que me escama, es el hecho que comentas de que se mantienen las piedras en las aristas de la casa o enmarcando las puertas… eso se ponía porque como las casas eran de adobe, si se rozaba, te quedabas sin pared…eso y que se construia la casa hasta el mismisimo borde de tu parcela. Hoy en dia, si haces una casa nueva, se supone que DEBES dejar una acera, y que no puedes construir a ras de la calle, con lo que esas piedras no tienen sentido. Si se siguen viendo es porque la gente se pasa la normativa por los mismisimos y hace la casa como quiere y sin licencias, o que el alcalde es permisivo en su regulación siempre que pagues por ello, pero eso ya es otro tema.
    Concluyendo, solo decir que no creo que la construcción popular sea un modelo a imitar, puesto que es en la que menos se ha invertido y más beneficio se ha pretendido sacar siempre. Tratándose de vivienda, siempre se ha hecho lo que se ha podido, o lo que se sabía, siempre que fuera lo más económico. Actualmente pasa lo mismo, si quieres una “casa inteligente” que sea sostenible y energéticamente eficiente, prepárate a pagar bien por ello, no porque no se sepa como hacerlo, sino porque requiere de mano de obra más cualificada (aqui no vale en tipico chapuzas que hace todo en el pueblo). Además suelen ser materiales mucho más tratados o innovadores, el ejemplo de las ventanas es muy claro y sencillo, si pones una ventana de madera como en la arquitectura popular con un vidrio simple, no tiene nada que ver a si colocas una ventana de aluminio con rotura de puente térmico de 8+4+6 (vidrio+camara+vidrio, y los hay mucho mucho mejores, dependiendo de lo que quieras pagar). Así se podría seguir con los materiales aislantes, tanto térmicos como acústicos, los estudios de iluminación y aprovechamiento solar, ect, ect. Lo que está claro es que si quieres una buena casa que sea eficiente energéticamente, no vale con hacer lo que se ha hecho siempre, sino que hay que hay que ver que opciones nos dan los nuevos materiales y prepararse para pagar más para poder ahorrar más tarde.

  • Gemma

    Respecto a lo de las piedras en las aristas, (de lo demás no te voy a discutir nada, porque yo hablaba de casos anecdóticos en casas de pueblos y tú hablas de la construcción en general y queda claro que con más conocimientos que yo), decirte que ni se pasan por el forro la normativa, ni el alcalde es permisivo. La mayoría de las casas con esas piedras que evitaban daños en las paredes, están construidas desde hace mínimo 150 años, y siguen en pie remodeladas o reformadas, pero con la estructura original, y por supuesto, no están ahora al borde de la acera ni ocupan terreno que no puedan, sino que tienen su respectiva cera delante. Si alguna la ha hecho nueva y ha puesto esas piedras de forma decorativa porque la tenían de casas viejas o antepasados o lo que fuera, se han puesto en el marco de la puerta, sin molestar en la parte que le corresponde a la acera o a la calle, respetando los límites de ahora.
    Ah, y yo empezaba el escrito diciendo que obviamente ahora no se pueden aplicar ciertas técnicas ni ciertos materiales porque ni esos materiales, ni la mano de obra, ni el tipo de construcción o el número de casas que se fabrican son las mismas ahora que antes.

    • Selene_blc

      No pretendia atacar en concreto al pueblo al que te referías ni a su alcalde, hablaba en general de lo que suele pasar en muchos municipios. Lógicamente las casas que ya estaban construidas no se van a cambiar, aunque no tengan acera ni haya apenas espacio para que pase el coche por la calle (de ahi la necesidad de los remates de piedra hoy en dia), pero a lo que yo me refería es que en muchas viviendas nuevas que se hacen en los pueblos reemplazando alguna antigua o contruyendo en un antiguo corral, no se ha respetado la normativa y se ha construido hasta el limite de la parcela, con lo que el problema de acondicionar el centro urbano antiguo sigue sin solucionarse.
      El que se coloquen o no en una vivienda nueva las piedras (ya sean heredadas o como sea), ya es cuestion de gustos, que como tu muy bien has dicho es una cuestión decorativa.

      Siento si he sido demasiado terminante, no pretendía atacarte ni nada por el estilo, pero lo de que la arquitectura popular es a lo que deberiamos volver me puso un poco nerviosa, son gajes del oficio… de verdad que lo siento si te he ofendido en algo.
      un saludo.

  • Gemma

    Selene, ninguna ofensa ni ataque en absoluto.Si aquí el problema es más mío que tuyo, yo quería hablar de algo anecdótico, que me llama la atención, que me despierta…no sé, agrado, y he acabado casi sentando cátedra sin tener apenas conocimientos sobre el tema, excepto lo oído en alguna conferencia y poco más.
    Así que…”calbot” para mi por no enfocar bien el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: