El sexo femenino y “curiosidades” cuando cae el sol


Por Luis Racero

Cuando cae el sol, principalmente, durante el fin de semana, muchas personas suelen salir por la noche, ir a discotecas y tomar unas copas y bailar en dichos locales. El problema, muy grave a mi parecer, surge cuando observamos dos pequeñas curiosidades.

En primer lugar, respecto a la política de muchas discotecas, es frecuente oír y leer lo siguiente: “Chicas: entrada y consumición gratis; Chicos: entrada y consumición 7 €”, Chicas: entrada y consumición gratis; Chicos: entrada gratis,Chicas: entrada gratis; Chicos: entrada y consumición 7€”,Chicas: si venís 6 o más amigas, botella gratis” o, por ejemplo, “Chicas: si venís 6 o más amigas, cachimba gratis”. Observamos en los cinco ejemplos expuestos que la mujer siempre obtiene un trato más favorable; la cuestión es que puede haber una vulneración del artículo 14 de nuestra Constitución española: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Como bien sabemos, pueden establecerse diferencias por razón de sexo, pero siempre por ley y existiendo causas justificativas; es el caso, por ejemplo, de las menores exigencias a las mujeres en las pruebas físicas para ingresar en el Cuerpo Nacional de Policía. En este ejemplo, por regla general y por ahora, es obvio que la mujer tiene menos fuerza física que el hombre y, por lo tanto, la diferenciación por sexo puede estar justificada.

De todo lo anterior, podemos preguntarnos lo siguiente: ¿acaso hay alguna ley que prescriba el derecho de las mujeres a tener un mejor y económico acceso a las discotecas? Tampoco podríamos incluir en este caso la “discriminación positiva, pues, en todo caso, el hombre siempre ha tenido más problemas para acceder a una discoteca, ya sea porque le obligaban a pagar una consumición en la entrada del local o por la vestimenta o calzado.


El calzado del hombre es otro tema importante, pues también se encuentra a veces en los límites de la vulneración del citado artículo: aunque bien es cierto que las discotecas tienen normas sobre el calzado, las cuales hay que cumplir, obviamente, igualmente, se dan muchísimos casos en los que jóvenes, principalmente, no pueden acceder a los locales nocturnos porque no tienen el calzado adecuado, sabiendo, tanto dichos jóvenes como los porteros, que dentro del recinto hay personas con el mismo calzado que los que no pudieron entrar.

En segundo lugar, e íntimamente relacionado con la primera curiosidad comentada, los propietarios de las discotecas son grandes sociólogos y, por supuesto, grandes economistas. Expreso que saben mucha sociología y economía a causa del siguiente procedimiento fácil de observar: el empresario, aprovechando vestigios del machismo (el hombre es el que debe acercarse a la mujer), considera al sexo masculino como un “macho cazador” y, por lo tanto, dicho sexo sólo acudirá a sitios donde abunde el sexo contrario. A partir de aquí, todo es muy deducible: si las mujeres entran gratis a una determinada discoteca, los hombres, conocedores de que en dicho sitio habrá muchas chicas, irán a dicho lugar; igualmente, si no hay mujeres, los hombres irán a otro sitio (donde sí las haya). Como vemos, la conclusión es clara: si hay hombres en una discoteca (a causa de que hay mujeres), consumirán y algunas veces invitarán a las chicas, realizando un gasto económico; en cambio, si no hay mujeres, el hombre no consumirá, al irse a otro local nocturno, y, muy obviamente, el empresario reducirá sus ingresos.

Como se puede comprobar, es muy respetable que un chico quiera “ligar” con una chica dentro de una discoteca y que los empresarios de los locales nocturnos obtengan beneficios, pero lo que puede preocupar es que las discotecas propicien con sus políticas que al sexo femenino se le considere como un objeto: en palabras del DRAE, mujer “que es valorada exclusivamente por su belleza o atractivo sexual”. Al final, resultará que los referidos propietarios son también grandes biólogos, pues consideran que el sexo masculino irá allí donde haya, si me permiten la siguiente vulgaridad, carne para satisfacer sus deseos sexuales. Una cosa es el respeto a las normas y a la imagen de una discoteca, y otra cosa es que se utilice, aunque sea indirectamente, a la mujer como un instrumento que genera beneficios económicos.

Haciendo una pequeña reflexión final, ¿somos conscientes las personas, cuando se dice, muchas veces alegremente, que las chicas no pagamos/pagan, de por qué eso puede ser así? Obviamente, ¿quién va a querer pensar en eso cuando sale de fiesta a una discoteca?

Mis últimas palabras tenían que ser para la catástrofe del pasado doce de enero en Haití: seamos solidarios y ayudemos en la medida de nuestras posibilidades; el pueblo haitiano nos lo agradecerá a todos eternamente.

Anuncios

17 responses to “El sexo femenino y “curiosidades” cuando cae el sol

  • El sexo femenino y «curiosidades” cuando cae el sol

    […] El sexo femenino y «curiosidades” cuando cae el sol sinfuturoysinunduro.com/2010/01/21/el-sexo-femenino-y-curios…  por Naruedyoh hace 2 segundos […]

  • andresrguez

    Los locales nocturnos emplean a las mujeres como ganado, ya que para ellos la presencia de mujeres signfica la presencia del doble de hombres (dinero) dipuestos a mamarse (dinero) para entrarle a la mujer de turno.

  • Korthal

    Que te iba a decir yo, aparte de que es todo esto una obviedad como una casa. Y esto lo digo desde mi razonamiento personal. El artículo que dices que vulnera esta situación: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión(…)” no especifica, y cito de nuevo: “Los españoles son iguales ante la ley”.
    Con esto quiero decir que la constitución dice que los españoles somos iguales ante la ley, no ante el portero o administrador de X discoteca.
    Yo no veo ningún problema a que X señor ponga los precios que le salgan de las narices, sobre todo cuando no te obliga a entrar, consumir u observar a las chicas que habrá atraído con su injusta, injusta postura empresarial. Está claro que mucha gente está dispuesta a pasar por el aro o esta práctica habría desaparecido hace tiempo.

  • albuxi

    ufff un articulo al q se le podrian contestar muchas cosas pero lo mejor q te puedo decir…por que os empeñais en entrar en una discoteca donde consideras que violan tus derechos??por que os someteis a esas normas y os poneis a la cola del garito de moda esperando a q un portero acepte tus zapatos o tu peinado…?

    en fin…modas?

    pd: por cierto y q mujer no se ha sentido aunque sea una noche como un filete con patas en una discoteca?

  • Víctor Guybrush

    Korthal… (redoble de tambor) la gente es gilipollas (chas!)

  • Gemma

    ¿El problema es de la legislación, del dueño del local…o de las chicas que pican ante esa oferta que claramente nos trata como ganado y los chicos que…que…que pican ante esa ofera que claramente…les trata como ganado? El asunto para mi es sencillo, no piquemos, y dejarán de hacerlo.
    La oferta responde a la demanda.

  • cerote

    “Los jóvenes, principalmente, no pueden acceder a los locales nocturnos porque no tienen el calzado adecuado, sabiendo, tanto dichos jóvenes como los porteros, que dentro del recinto hay personas con el mismo calzado que los que no pudieron entrar”.

    Consider que aquí etá la clave de todo. Si el dueño del local estima que sólo permite el acceso al mismo a gente disfrazada de del Nido (con sombrero y todo), debe dejar entrar a todo aquel que vaya disfrazado de del Nido. Todo aquel al que, yendo disfrazado con su atuendo respectivo, no se le permita la entrada, podrá denunciar los hechos poniendo una hoja de reclamaciones, porque aquí sí entra la discriminación.

    Pasa igual si a ti te cobran dinero y a otra persona no. Eso es discriminación.

    El hecho de ser un local privado no es motivo para que el dueño del mismo haga y deshaga lo que quiera. El local debe seguir unas normas, que están reguladas por ley.

    A Korthal, Víctor Guybrush y Gemma: A mí me gusta salir de ediscotecas, de hecho me lo paso de arte en ellas. Si todas (pero todas, todas) tienen estas condiciones abusivas y discriminatorias, lo único que puedo hacer es rezar mientras guardo cola para que no me pongan excusas. Y como yo, miles. Es penoso, pero todos mamamos ante los del taco (vosotros también). Desde que nos levantamos y nos tragamos lo que dicen en las noticias hasta que nos aguantamos a lo que digan nuestros jefes o al salario que nos dan, el que se lo pueda ganar hoy día, que esa es otra. No sé porqué en este aspecto las cosas iban ser distintas -aunque deberían-. Es ley de vida.

  • El Trabubu

    Otra cuestión relacionada es la música. Una táctica que también emplean los bares es poner música que gusta más a las chicas (por ejemplo la música más bailable suele gustar más a ellas que a ellos). Como los dueños de los bares saben que atrayendo a ellas tienen a ellos, no es necesario preocuparse en poner otro tipo de música. Esto ha provocado que en algunas ciudades pequeñas sea difícil encontrar bares que pongan música distinta a la que está de moda y sea para bailar.

  • Edu

    Y yo me pregunto: ¿que harian las autoridades si fuera del caso inverso?

    Si mañana abro una discoteca y cobro a las mujeres pero a los hombres no ¿cuanto tardan en chaparme el local por discriminacion?

    • Selene_blc

      ya hay discotecas asi… en chueca y en el ambiente gay hay discotecas a las que directamente no dejan pasar chicas o les cobran la entrada a precio de oro.

  • infantajimena

    Puede que sea porque yo no frecuento, vamos que no voy nunca a estos sitios, pero me gustaria hacer unas preguntas:
    – ¿A que van las tias a las discos si no es a que las miren? (Porque según visten a ver quien no se las queda mirando, que dentro de poco iran en pelotas)
    – ¿A que van los tios a las discos si no es a ver si pueden pillar cacho? (me reitero en mi afirmacion anterior, en vista de los modelitos de unas, quien puede culparlos?
    Porque me da a mi que a bailar no van. Y a tener una conversación sesuda sobre los filosofos alemanes del siglo XIX tampoco.
    Van a ver si pillan: carne, pirulas, alcohol… vamos lo que busque cada uno.
    Me parece un poco ingenuo acusar a la industria discotequera de convertir a las mujeres en carne, cuando eso ya lo hacen ellas solitas.
    (o lo hacemos nosotras solitas)

  • Korthal

    Que conste que yo no he dicho lo que una persona tiene o no tiene que hacer. Allá cada cual. Pero Estamos debatiendo una obviedad o varias, que es que tiran más dos tetas que dos carretas; como regla general. Y esto lógicamente lo aprovechan los empresarios y es así porque hay gente dispuesta a ceder, si no la hubiera, habría desaparecido, porque lógicamente alguien que no quiere estar allí, no está ahí.
    Lo que yo critico del artículo principal es que suena como cuando un niño pequeño envidia el coche más grande y mas molón del otro niño pidiéndoselo a su madre con la cara encharcada en lágrimas.
    Porque y cito: “¿somos conscientes las personas, cuando se dice, muchas veces alegremente, que “las chicas no pagamos/pagan”, de por qué eso puede ser así?” Y esto se soluciona tan sencillamente como planteándote si estas dispuesto a ceder o no. No hay más. ¿En las discotecas las mujeres son ganado? Sin duda. ¿Que los hombres van como monos en celo a por ellas? Clarísimo. Es naturaleza humana, y por supuesto, hay gente dispuesta a sacarle provecho.

  • lauraenriketa

    En primer lugar, es algo claramente injusto y en segudo, por todas nosotras es bien sabido que somos “cebos” a los ojos de los empresarios. Pero lo cierto esque se encuentra tan normalizado que no queda otro remedio que escoger entre salir a tomar una copa o resignarnos a tomar un granizado a -10 grados en la puñetera calle en agradable compañía de nuestros pincipios…

  • Luis Racero Osuna

    En principio, gracias a todos por los comentarios, ya sean a favor o en contra del artículo.

    Destaco dos frases que se han dicho y que las comparto: “El hecho de ser un local privado no es motivo para que el dueño del mismo haga y deshaga lo que quiera. El local debe seguir unas normas, que están reguladas por ley” (Cerote) y “pero lo cierto esque se encuentra tan normalizado que no queda otro remedio que escoger entre salir a tomar una copa o resignarnos a tomar un granizado a -10 grados en la puñetera calle en agradable compañía de nuestros pincipios…” (lauraenriketa).

    En fin, quizá lo curioso es que muchas personas no ven estas “curiosidades” o no quieren verlas… Como diría Dinio: “La noche me confunde”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: