La crisis en navidad


Estamos artos de escuchar en todos los medios de comunicación que la crisis está sacudiendo de forma demoledora a toda España, incluso a Europa y al resto del planeta.

Las noticias salen constantemente en todos los medios de comunicación locales, regionales, nacionales y en los internacionales. La palabra CRISIS predomina en todos ellos, ya sea “crisis”, “crises”, “crisis” o “krise”.

Es una realidad que  la tasa de desempleo aumenta día tras día y los políticos se afanan por encontrar la fórmula mágica que acabe con este problema, que va camino de convertirse en un antes y un después en nuestra historia como ha sido el caso del “Aceite de Colza” (en el 82) o la grave crisis económica que ya vivimos en 1992.

Es un tema, el de la crisis y el del desempleo, que a todos nos toca de cierta manera. Muchos de los que estáis leyendo este artículo seguro que tenéis un conocido, un amigo, un vecino que está viviendo esta situación, pero la conciencia absoluta del problema llega cuando verdaderamente te alcanza el problema directamente, cuando vives de primera mano la cuestión.

Por suerte, yo este problema lo vivo, como muchos españoles, desde la barrera, pero hace tres días quise saltar al ruedo y vivir de primera mano la situación que viven cuatro familias, que se encuentran a punto de caer por el precipicio de la desesperación.

Vodpod videos no longer available.

Airvent una empresa pinteña ¿Sin solución?

Si te das una vuelta por el polígono de la estación de la localidad madrileña de Pinto, seguro que acabarás encontrándote con un campamento donde varias personas acampan alrededor de un contenedor de latón cubierto de ceniza. Un campamento que se ha levantado con la única intención de que no desmantelen las naves donde han desempeñado su trabajo hasta hace tres meses.  Una historia que han vivido muchos  trabajadores en nuestro país, pero si a ello le sumamos que esas casi sesenta familias llevan sin recibir un euros cinco meses pues la situación toma un matiz algo más que preocupante.

Todo comenzó cuando en el mes de agosto Carlos Méndez López, uno de los dueños de la empresa, prepara un ERE, donde una parte de todos los trabajadores de Airvent tendrían una reducción de parcial de su contrato para intentar reducir el gasto de la empresa.

El tiempo pasa y el 22 de octubre el Ministerio de Trabajo deniega el ERE a la empresa pinteña. Lo que desencadena el enésimo capítulo de esta rocambolesca y difícil de entender historia (desde el mes de julio llevaban sin recibir su suelo los trabajadores de Airvent).  La empresa desaloja a los trabajadores de las naves situadas en la calle Albatros 21 y cierra sus puertas diciendo a sus trabajadores que los principales clientes han cancelado sus  pedidos (dato que contradice los ofrecidos por los propios trabajadores, que argumentan que esos pedidos son cancelados tras la negativa por parte de la empresa a entregar dichos pedidos y ascienden a algo más de 2.400.000 euros).

Por ello desde el pasado 26 de octubre los cincuenta y siete trabajadores de Airvent, que no pueden ni siquiera cobrar el paro porque la empresa los tiene todavía dados de alta en la Seguridad Social a pesar de no pagarlos, comenzaron con el campamentos, que sigue en pie a día de hoy,  para evitar que desalojen la nave. Incluso pretenden pasar el tiempo que haga falta para que se haga justicia en todo este tema.

Además tienen claro que la otra nave de Airvent, situada en la calle Milano 5, va a tener el mismo fin. En ella son 17 los trabajadores que actualmente están desempeñando su labor profesional.

El campamento situado en la calle Albatros 21 de Pinto

El reflejo de España.

Son muchas las familias que en la actualidad viven este problema, por ello quise destacar cuatro de ellas que son el reflejo de la situación que viven miles de familias en nuestro país.

Julián Merino Sánchez, es uno de los trabajadores que por desgracia está acampado en el campamento del polígono industrial de La Estación de Pinto. A punto de cumplir 48 años, se encuentra en una situación de desamparo total. Con 14 años de antigüedad en Airvent, dos hijos de 23 y 17 años y una hipoteca que pagar se encuentra con la difícil papeleta de intentar solucionar el problema con la empresa pinteña e intentar buscar un nuevo trabajo. Las deudas comienzan a ser un problema serio para su día a día (le han cortado el teléfono), que afronta como puede y con la ayuda de su familia.

Jesús Gómez Rodríguez, este vecino de Pinto con 50 años, ya cumplidos, y más de 35 años en la empresa, vio como todo su esfuerzo y sacrificio se ha visto destrozado de un plumazo. Sobrevive con el pequeño sueldo que entra en casa gracias al trabajo a jornada parcial de su mujer. Una casa, situada en el barrio Parque Éboli de Pinto, donde además de Jesús “padre”, se encuentra Jesús “hijo” en la misma situación que el cabeza de familia. Jesús también tiene que recurrir a la ayuda de su familia para poder pagar las facturas del gas, agua y la luz.

José Luis Vargas Heras, nos cuenta su historia con preocupación y las lágrimas a punto de caer por su curtida y gélida mejilla.  Este trabajador de Airvent de 49 años, casi no tiene ni para mantener a su hijo de ocho años y qué decir de la pensión que debiera pasar a su primera mujer, con la que tiene dos hijos de 16 y 23 años. La situación se agrava con la hipoteca pendiente que asciende a algo más de 100.000 euros. Como comenta el propio José Luis “Si no fuera por la compresión de algunos bancos la verdad es que ya no sabría qué hacer”. Al igual que al resto de sus compañeros, José Luis tiene que pedir ayuda a su familia, en espacial a su madre.

Alberto González Espino, Sin lugar a dudas uno de los afectados más jóvenes de Airvent. Este fuenlabreño comenzó a trabajar con tan solo 17 años en la empresa pinteña (actualmente tiene 21). A diferencia de sus compañeros, Alberto no tiene hipoteca que pagar, bueno en realidad está pagando las últimas letras de su coche, aunque esto no fuera posible sin la ayuda de sus padres. Vive en casa de sus padres y por ahora en lo único que piensa es en que se arregle esta situación y pueda volver a su vida normal “si no fuera por mis padres no tendría ni el coche, aunque la verdad no lo doy mucha utilidad porque no tengo ni para gasolina”.

Los trabajadores afectados en el campamento improvisado

La buena voluntad puede con la crisis

Son muchos las personas que se han acercado al campamento improvisado de la calle Albatros 21. Incluso las fuerzas de seguridad pasan habitualmente para preocuparse por el estado de los allí acampados. Como relatan los afectados “la verdad es que la gente se porta muy bien con nosotros, no dan comida, algún décimo de lotería, pales, incluso nos han dejado dinero para que compráramos lo que necesitáramos, es increíble lo que puede hacer la gente”.

Durante el reportaje a los trabajadores afectados el pasado 22 diciembre, se acercó uno de los trabajadores de una de las empresas afincadas en el polígono y les dejó una veintena de pales para que se calentaran.

Una muestra que aunque la crisis afecta a todos por igual, menos a una minoría, la generosidad y los buenos actos siguen estando a la orden del día.

Visión desde el techado del campamento

Anuncios

Acerca de Roberto Díaz

Estudiante de 4º Curso de Comunicación Audiovisual y Periodismo (Universidad Rey Juan Carlos). Técnico Superior en Realización de audiovisuales y espectáculos. Enamorado de las nuevas técnologias, del deporte y el Social Media. Ver todas las entradas de Roberto Díaz

One response to “La crisis en navidad

  • Luis Racero Osuna

    Terrible historia, pues es una pena que los trabajadores de Airvent estén en esa difícil situación legal: ni pueden regresar a su anterior trabajo ni pueden cobrar la prestación contributiva por desempleo.

    Magnífico artículo, robertitodiaz. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: