Odio los lunes: Quítatelo todo


Me preocupa empezar a sonar como un viejo que cuenta batallitas, pero, sinceramente, últimamente no hago más que sorprenderme con el camino que ha ido tomando internet. Cuando a mí me regalaron internet por la comunión allá por ni me acuerdo cuándo ya (el 56k era entonces como wow, like Windows Vista), recuerdo que la súper innovación en comunicación en internet era el IRC. Cuando IRC-Hispano era todavía una mierda y lo que lo petaba realmente era el IRC de Terra (lo cerraron en 2002 o 2003, si mal no recuerdo). Por entonces yo, un prepúber que ni siquiera podía ver porno en el PC por la mísera velocidad de conexión, me reía de mi madre cuando se espantaba si salía en un informativo una noticia de gente de internet. Que qué peligroso era porque ahí nadie sabía quién era nadie, y que bajo el nick Mimosa24 podía estar el carnicero de enfrente que no veas cómo maneja el cuchillo, y que si luego te violan, etc. (ya ves tú). No os quiero ni contar cuando le dije, con 14 o 15 años, que me iba a mi primera kdd con gente del canal #tolkien del IRC (esto era alrededor de 2000 o por ahí, el uso masivo de internet todavía no existía).

Ahora ya mi madre no se asusta, pero es que tampoco tendría motivos. Ahora ya mi madre no tendría que preocuparse por Mimosa24 y por el carnicero de enfrente. Para empezar porque nos mudamos y ya compramos la carne en otra parte, y luego porque Mimosa24 ya no existe. Ahora la chica en cuestión es Ana García Quiñones (cualquier parecido con la realidad es mera concidencia), y la puedes encontrar en Tuenti, en Facebook, en Badoo, y donde haga falta. De hecho, aparte de su sexo real, podría averiguar si su rubio es natural o teñido, cuándo y por qué lo deja con su cuarto novio a través de su estado de Facebook, qué capítulo de Flash Forward estuvo viendo ayer, o la decoración del sitio al que fue el viernes con su grupo de amigas. De hecho, si yo hubiera conocido a Mimosa24 hoy en lugar de hace 8 años nunca habría llegado a hablarle: habría sabido, por uno de esos memes estúpidos que tan de moda puso Fotolog, que en su nick del messenger pone mayúsculas y minúsculas alternadas, lo cambia diez veces al día, y usa letras de David Civera. Como para hablarle.

A mí me gustaba internet, y me gusta, porque podía dedicarme a jugar. Porque yo elegía lo que quería enseñar de mí y lo que no, y si me apetecía hoy jugar a indios y vaqueros, pues jugaba. En una sociedad como la actual, donde ponemos el grito en el cielo por el derecho a la privacidad, nos falta tiempo para llegar a casa de fiesta y colgar 40 fotos en el Tuenti y actualizar el estado del Facebook para contarle a un montón de gente a la que no le importa lo contenta que estás y lo bien que lo has pasado. En el mundo ultraindividualista al que nos han arrojado, somos capaces de mirar raro a quien baja con nosotros en el ascensor, y somos capaces de no abrirle la puerta a los vecinos; pero oiga, en internet, tiene usted abiertas las puertas de par en par. Y no se preocupe: si no ha cotilleado usted lo suficiente, ahí tiene una lista de todos mis amigos (ésa es otra) para que rellene usted los huecos con la información que le falte.

Suerte que no uso Tuenti ni Facebook. Y que no soy como mi madre y yo suponíamos que era el carnicero de enfrente en mi barrio antiguo. Si no, la verdad, lo tendría muy fácil. Podría espiar a Minina24 (ay, la pobre e hipotética Ana) a través de sus redes sociales. Gracias a ello seguramente averiguaría con varios días de antelación el club al que le suele gustar ir con los amigos con los que le toca salir esta semana. Podría esperarla a que saliera del sitio, borracha (¡anda que no va puesta ni ná en las fotos!) y luego violarla y matarla, o yo qué sé, ese tipo de creatividades. Todo con una cámara de fotos en la mano, eso sí: es imprescindible, desde que existe el Tuenti, ir con una cámara a todas partes e inmortalizarlo todo.

Suerte que… disculpen que deje el artículo aquí, pero estoy reactivando mi cuenta de Facebook.

Anuncios

Acerca de Bukowski

Miradme, soy un unicornio retrasado. Ver todas las entradas de Bukowski

17 responses to “Odio los lunes: Quítatelo todo

  • Tweets that mention Odio los lunes: Quítatelo todo « Sin Futuro y Sin Un Duro -- Topsy.com

    […] This post was mentioned on Twitter by Bukowski and Bukowski, Bukowski. Bukowski said: Mi artículo de hoy en @sinfuturo, sobre la falta de privacidad en las redes sociales. Quítatelo todo: http://bit.ly/57D7CQ […]

  • Jesús Beades

    Ta salío bordao. Lo podrías titular “Del nick al knock (abro mi puerta, niña)” Un tanto hermético, pero no demasiado ¿que no?

  • Bukowski

    Un tanto hermenéutico, compadre.

  • Jesu

    Un día, Emilio Márquez nos hablaba a mí y a otros compañeros de la importancia de labrarte una identidad digital para que tus futuros jefes (o cualquiera que quisiera conocer quién eres y tu curriculum profesional) pudiera saberlo buscando tu nombre en el gúguel.

    A mí eso me parece muy bonito, pero, ¿qué pasa cuando quieres mantener una buena imagen -él nos insistía mucho en eso, naturalmente- pero has de compatibilizarla con redes sociales de alto riesgo como Tuenti o Facebook? Yo, como sabéis, tengo un nick que uso en todas mis redes para mantener relativamente ocultos y controlados mis datos personales en Internet.

    Pero, a medida que aumenta mi actividad en la red, no sólo aumenta el número de personas que conoce la identidad que hay detrás de ese nick, sino que se me va asociando a esa persona, ya que no hay tengo ninguna otra identidad con mi nombre real -como sí tiene, por ejemplo, Soulinake- que haga de contrapeso de esa otra con la que me permito tuitear, tuentiar o bloguear cualquier cosa.

    Lo que quiero decir es que esta máscara puede protegerme relativamente cuando el día de mañana un jefazo busque mis nombres y apellidos en internet, pero no sé hasta que punto, porque de tanto usarla creo que se está gastando y ya no funciona. Tendré que plantearme usarla de mejor forma.

    De todos modos, cuando te metes en determinados sitios, como tuenti o Facebook, todos los esfuerzos que hagas por mantener tu privacidad siempre serán pocos e incluso acabarán siendo inútiles, lamentablemente, ya que en las redes sociales -y parece que en el resto de Internet- no depende sólo de nosotros mantener una buena imagen o la privacidad/intimidad. Porque si alguien cuelga una foto en la que sales borracho y no te enteras…

  • Jesu

    De vuelta a los tacos, como en los buenos tiempos.

  • soulinake

    está claro que en el uso de las redes sociales puede haber un componente exhibicionista que nos haga mostrar cosas que no debiéramos, pero ¿qué hay del componente cotilla/mirón que cierra el círculo?

    ¿qué lleva a mirar en las fotos y actividad de otras personas? tal vez si no fuésemos tan mirones no habría problemas con la privacidad.

  • Jesu

    Yo creo que si no fuéramos mirones no tendrían sentido las redes sociales. Ese círculo del que hablas es una espiral que se alimenta a sí misma entre la exhibición y el cotilleo.

    • Luis Racero Osuna

      No sé si los creadores de las redes sociales, cuando éstas aparecieron, pensaron en la exhibición y el cotilleo, pero la verdad es que dichos dos comportamientos han llevado a la alimentación de las redes sociales y a una expansión de éstas. Si me permites una matización de tu comentario, si no fuéramos mirones, quizá tenderían a desaparecer las redes sociales por no usarlas. En fin, este tema tiene todavía mucha tela que cortar…

      Un saludo, Jesu.

  • Lau

    La verdad es que esto ya se vuelve cansino, los que critican las redes sociales porque, según ellos violan su privacidad o porque no les interesa qué hace tal o cual persona.

    Pues mira, es tan fácil como agregar SOLO a tus amigos. A ello si les interesa qué te está pasando por la cabeza, los links que posteas porque muestran tus intereses o a dónde vas de viaje el mes que viene (que igual como son amigos, hasta se apuntan).

    Yo no tengo ningún miedo a las web sociales. Solo estoy en Facebook y tengo que agradecer que me haya acercado a amigos que lamentablemente están lejos. ¿Que les podría llamar por teléfono?, pues claro, pero así “hablo” todos los días con ellos a 0 céntimos el minuto (que internet lo iba a pagar de todas formas).

    A mi me parece más intrusivo el móvil, que te molestan cuando estás en el probador de Zara, que te localizan en cualquier momento y que además se enfadan si no contestas o lo tienes apagado.. ahhh y los mensajes que hay que contestarlos justo 3 segundos después de recibirlos, si no te llaman diciendo que por qué no contestas. En lugar de criticarlo, tomé una decisión hace un año: no tener móvil.

    Y tan contenta oiga 🙂

    • Jesu

      Sí, eso está muy bonito todo, pero ya lo digo en mi primer comentario: ¿qué pasa cuando los amigos de tus amigos, gente a quien no conoces, puede ver una foto en la que sales tú simplemente porque tus amigos también están etiquetados en la foto?

      E incluso, como también digo más arriba, lo malo viene cuando alguien pone una foto tuya en una red social en la que ni siquiera estás. Estás en una red social pero sin estar, y sin tener constancia de ello, que es peor.

      No es por ser catastrofista, como dice Nerea más abajo. Es simplemente que, aunque Internet sea un invento joven, no quiere decir que no haya que tener precaución al usarlo. También la bomba atómica era un invento joven y fite.

      En fin, saludos a todos.

      • Lau

        Jesu,

        Entonces estamos deacuerdo, la herramienta no es el problema. Internet no es el problema y por supuesto las redes sociales no son el problema.

        Tengo un par de amigos que se NIEGAN a tener Facebook, no quieren aparecer por ningún sitio en redes sociales (absolutametne respetable), nos hemos ido de vacaciones hace poco menos de un mes, y como te imaginarás tenemos fotos comunes. Yo he subido las mias a mi FB, pero no se me ocurriría subir las suyas y mucho menos etiquetarlas con su nombre.

        ¿La solución?, como siempre va acompañada del respeto a las decisiones, preferencias y creencias de los demás. No las cuestiono, puede que las discutamos, pero su imagen es propiedad exclusiva de ellos.

        En definitiva falta educación.

        *Seguramente malentendí tu post.

  • Hannah Rus

    La red es la lámpara de los deseos: el minuto de fama, el poder de la invisibilidad, la posibilidad de vivir otras vidas o de colarse en la casa de la vecina para mirar dentro del cajón de sus bragas. Porque somos voyeurs y exhibicionistas, curiosos y mentirosos, insaciables. Internet es un sueño hecho realidad y la peor de las pesadillas.

    (Y al final he comentado, joder, Bukowski.)

  • Nerea

    No sé si estoy del todo de acuerdo con el caracter catastrofista que se le da a veces a las redes sociales. Esto ha pasado siempre, como en todo patio de vecinos, ¿a que todos podéis nombrar un vecino del que no conocéis su profesión, si reza antes de dormirse o si prefiere el blanco al tinto?.

    Yo sí confío en los límites y el buen uso de las redes, siempre que se apoye en una educación y lógica que creo que es la que falta. Pero internet es un invento joven, tiempo al tiempo.

  • Mari Trini Giner

    Bla bla bla bla… el mismo dilema de siempre. Creo que el tema de la privacidad en las redes sociales está ya bastante masticado, y a final de cuentas, cada persona elige el nivel de privacidad que quiere en sus redes sociales. Si “fulanito” ve una foto de tu borrachera es ni más ni menos porque tú lo has elegido así o puede que lo hagas “sin querer queriendo”. Allá cada cual con las consecuencias. Tener una identidad digital viene a ser como una carta de presentación para la gente que no te conoce, los que te pueden buscar, como por ejemplo, tus futuros jefes,.. de ahí su relevancia, como la que te comentaba Jesu, Emilio Márquez. Y si no quieres que ellos vean esa foto de tu borrachera, puedes evitarlo perfectamente, tanto en Tuenti, como en Facebook y sino, pues joder, piensa un poco las cosas antes de hacerlas, y piénsalo 2 veces antes de subir una foto. Si resulta que tú no la subes, y que te etiquetan, es tan fácil como quitar tu etiqueta e informar a la persona, seguro que lo entiende y sino lo entiende, yo dejaría de hacerme fotos con esos “amigos”.

  • Luis Racero Osuna

    Bukowski, me ha gustado mucho la combinación de realidad y humor que has hecho, y comparto contigo todo lo que escribes sobre las redes sociales; subrayaría muchas frases, aunque me quedo, sin duda, con la siguiente: “podría averiguar […] por qué lo deja con su cuarto novio a través de su estado de Facebook”. Esa frase refleja muy bien el uso que algunos jóvenes hacen, por ejemplo, del nick de la mensajería instantánea: parece o da la sensación de que muchos jóvenes se quedan más tranquilos o piensan que sus problemas se arreglarán si muestran lo que sienten en Internet. En fin, dejo mi comentario aquí porque estos temas me apasionan y me preocupan tanto que… Ay.

    Un saludo y enhorabuena por tus palabras escritas.

    Posdata: ¿llegaremos a ver a alguna red social implicada, de una u otra manera, en el Tribunal Supremo? O, simplemente, ¿cuánto tiempo tardaremos en verlo? Quizá, el tiempo dirá…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: