Dónde acaban


Era primero de carrera, Periodismo, en la Facultad de Comunicación de Sevilla. Mientras mis compañeros se quejaban de la carrera  y el mal estado de cámaras, trípodes, cascos y demás (y tenían razón) yo me decepcionaba profundamente. Ésa era mi generación: los que se quejaban de que se les exigiera estar al tanto de cuanto ocurre, los que protestaban  porque se penalizaba la ortografía, los que no querían debatir en clase, los que no iban más allá de “los gobiernos del primer mundo deberían acabar con la pobreza”, los que sólo tomaban apuntes, los que babeaban con Marca y, peor aún, las chicas-objeto, las preciosas muchachas que se enterraban bajo kilos y kilos de maquillaje y que optaban por no leer  nada porque aún así acabarían consiguiendo trabajo. Me llegó a comentar una profesora de una de mis compañeras que acabaría en la televisión por rubia y no por otra cosa. Una lástima que las luchas de las mujeres a lo largo de la Historia hayan servido para esto.

Tocaba elegir delegado, y aquí no iban a ser menos. Se presentaron dos candidaturas colegiadas. Una, fundamentada en lo guapos que eran y que acabarían con las clases de los viernes. Otra, que además se ofrecía para organizar todo tipo de fiestas universitarias, y que el próximo viernes ya había preparado una en Chicote, y esto provocó una aclamación a gran escala.

El caso es que ganó esta última candidatura y ahí estaba Rafa, el chicoguapo de clase que no abría la boca porque para qué iba a hacerlo. Un clásico: sin inquietudes y sin lecturas. Acabó el primer año, y no lo volví a ver hasta el famoso vídeo de Intereconomía.

Por supuesto, no me esperaba otra cosa, y a la vez lo lamento profundamente.

Éste es el Periodismo que nos espera.

Menos mal, pienso, que lo han puesto en su sitio.

Anuncios

24 responses to “Dónde acaban

  • MarcoMac

    Muy bueno Diego, como te decía antes, esto demuestra que la suerte y la cara valen más que las aptitudes. Aunque también digo que no creo que el tipo ese haya llegado a decir esas gilipolleces en intereconomía sin haber hecho algo “digno” para que lo contraten, aunque claro si el empleador y el empeado están cortados por el mismo patrón…

    Una lástima para el periodismo…

  • MarcoMac

    Nada más hay que mirar esto:

    La increible y triste historia de Rafa García Cosío http://urlcorta.es/meg

    Twitter de @teleoperador http://urlcorta.es/meh

    @pekechis http://urlcorta.es/mek

    O esto otro por ejemplo: http://urlcorta.es/mel

    El pobresillo (sí con s) muy listo no es…

  • Mila

    ¿Con ese apellido qué esperas? Enchufazo en Intereconomía!

  • r

    buenas noches a tod@s, ya me iréis conociendo; ahora sólo puedo decir un par de cosas o tres, que no tengo mucho tiempo:

    a ese chavalito le farta un jervó. ¿alguien le ha explicado lo que es el VIH, o la descolonización, o algo de redacción periodística?…bueno, que se le va a hacer; pa esto sirven los comentarios, pa comentá.

    un cordial saludo desde la ciudad del Betis, (musho e, e)…

    r.

  • Tweets that mention Dónde acaban « Sin Futuro y Sin Un Duro -- Topsy.com

    […] This post was mentioned on Twitter by dediego, Miguel Hortolano. Miguel Hortolano said: http://sinfuturoysinunduro.com/2009/12/11/donde-acaban/ Buenísima entrada de @Snfuturo […]

  • cerote

    Me ha encantao Dediego, enhorabuena. La pena es que por desgracia hay muchos pintillas asi en la carrera.

  • antianira

    mmm….he encontrado tu blog por casualidad… que recuerdos me ha traido el primer párrafo de este post….
    enfin, no perdamos la esperanza, sigo creyendo que algo de futuro tenemos; poco, pero algo…. 🙂

  • infantajimena

    IMPRESIONANTE
    Menudo rigor informativo, que argumentos, que bien presentado…
    Quien iba a pensar que:
    1. en Africa hace calor
    2. que no sabe leer ni el tato
    3. que no tienen dedos, son manojos de puerros
    Rafa, con tu buen hacer nos has abierto los ojos. Realmente me has convencido que usar condon es una “autentica trampa”, como tú mismo dices.
    Gracias Rafa, y gracias Intereconomia por acercarnos cada vez más a la “verdad”

  • Anónimo

    Hostia!

    ¿La candidatura de los guapos, te refieres a Isa, Natalia y la otra? Menudo rigor el tuyo… y si tantas lecturas e inquietudes tienes, ¿por qué no muestras tus resentimientos a la cara (guapa) ?

  • dediego

    Porque no hizo falta. Cayeron por su propio peso.

  • DaDa

    Cierto que al tipo le faltan dos primaveras y tiene menos luces que un barco de contrabandistas, pero querer refutarlo con “El intermedio” paradigma del periodismo veraz e independiente :S

    http://lacomunidad.cadenaser.com/solidaridad-cristiana/2009/5/8/edward-green-da-razon-al-papa-

  • jarto

    El intermedio es un programa de humor, DaDa, veo que algunos los estudios no le han dado para diferenciar eso de un telediario de una cadena pagada por todos los madrileños.

  • El justiciero

    Hola, qué Diego eres exactamente? el de gafitas con pelo largo que se sentaba con Fabián y esa gente? Me parece que estás muy equivocado y se nota que aún no has descubierto lo que son los medios de comunicación. Podríamos charlar largo y tendido, no? Dime tu nombre completo y te agrego, un saludo.

  • dediego

    En ocasiones me importa muy poco lo que son los medios de comunicación. Este post va de las personas, y creo que en eso no estoy equivocado.

  • El justiciero

    Si te importa muy poco lo que son los medios de comunicación, a lo mejor eres tú el que peca de ”falta de inquietudes”, no te parece? Rafa García de Cosío ha estado en 24 países con 22 años y ha leído muchos más libros que tú, pero tú sigues difamando basándote en un reportaje que ha ordenado una cadena de televisión. Eso demuestra tu catadura moral, que es nula tirando a bajo. Esperemos que tus notas en la facultad no sean así de bajas, aunque por muy altas que fueran, desde ya apuntalas a teleoperador o reparte pizzas. Eso sí, muy criticón con los de tu alrededor. Que no falte.

  • dediego

    Anteponer las personas a los medios de comunicación lo considero un buen criterio para sostener mi catadura moral.

    Haber estado en 24 países con 22 años me importa muy poco. De hecho, hay gente que con 60 años no se ha enterado de nada. Me parecería muy triste que una cifra o un dato que si acaso se justifica por el nivel de renta (ah, la distinción de clases) pudiera definir a las personas. A saber qué has visto, Rafa, en esos 24 países. Lo que sí que no has conseguido es aprender a decir que no a esa cadena de televisión. Tal vez, hacer valer tu dignidad. Es más fácil poner esas palabras en tu boca. Igual tampoco te sonaban nada mal. No difamo. En este post cuento lo que vi.

    Tampoco creo que a un buen periodista lo formen sus notas en la facultad, pero paso de tu opinión. Por muy bien que se me de el reparto de pizza, me dedico a esto. Tampoco sabes lo que he leído, así que lo entenderé como un acto de prepotencia.

    En cuanto a la crítica, sí. No falta. Tampoco lo siento.

  • El justiciero

    Poco a poco uno se va dando cuenta de tu poca inteligencia (aunque no escribes tan mal, lo cual me resulta difícil de entender). Con el primer párrafo de tu último comentario, acabas de equipararte a esos alumnos que tanto criticas, los que sólo dan para abanderar la defensa de los pobres, de las personas por encima de los bienes, del bien sobre el mal, de los indios sobre los vaqueros, etc. y poco más (por favor, tampoco me rebatas esto… es una pizca de retórica, nada más).

    Quiero decir, que aquí nadie ha dicho que debas anteponer los ”intereses” de los medios sobre lo que diga una persona. Lo que he dicho es que debes entender cómo funcionan los medios de comunicación. Al menos, debería interesarte. ¿No estudias periodismo? Lo mismo no me he enterado y has dejado la carrera.

    Lo de la dignidad es un concepto muy complejo y se puede recurrir muy fácilmente a su defensa desde detrás del burladero. Aquí el que ha saltado al ruedo (aplaudido por algunos, denostado por la mayoría) es Rafa García de Cosío, un ruedo importante (salió en tres televisiones en una semana), mientras que tú has echado mano de tu blog, ese refugio manipajillero desde el que, aparentemente, se puede soltar de todo gratuitamente. ¿No has perdido tú cierta dignidad juzgando a una persona sin conocerla? Porque no recuerdo que hablaras con el reportero en todo el primer curso. ¿Me equivoco? Los árboles no te dejan ver el bosque. O sea, el apoyo de tus lectores incondicionales aún no te ha bajado de la nube desde la que despotricas para purgar tus incapacidades o limitaciones.

    ¡Por supuesto que puedes viajar, Diego, hombre, y ver muchas cosas en otros países! Hay muchas becas en este estado de bienestar. Mira, si aún dudas de que Rafa aproveche el tiempo fuera, te diré que de Cuba se trajo ni más ni menos que este interesante reportaje: http://www.youtube.com/watch?v=K6OtqGhktis http://www.youtube.com/watch?v=qKGEQ7vAFww

    Y te aconsejo ya que abandones el mantra de las clases y la distribución de renta. ¡¡Prohibido viajar el que tenga dinero!! La misma paranoia de los acomplejados de siempre. Das la impresión de ser un intento de Robin Hood patético. Uno más.

    • soulinake

      el justiciero, ¿tú eres el chaval de quien habla diego en su post? porque si es así, qué patético me parece que te escondas para defenderte, y hacerlo como si fueras otro.

      un saludo.

  • dediego

    Gracias por lo de la escritura, te lo agradezco.

    No me apetece darle mucha cancha a esto. Simplemente aclaro: el vídeo me parece una aberración. Me parece insultante. Y como hicieron muchos, lo señalé para hablar de la poca esperanza que tengo en mis compañeros.

    Claro que me interesa cómo funcionan los medios, pero en este post hablaba de las personas. De los compañeros. De la gente que participa y hace los medios, y ahí entran conceptos como dignidad y honestidad. Precisamente, he intentado ser honesto en este blog, que no me parece que sea un burladero. De hecho, recibe visitas y tiene buenos amigos y seguidores que lo convierten en un privilegio. No es un comentario anónimo en tu blog, sino mi opinión. Creo que es distinto.

    No entiendo por qué hablas de ti en tercera persona. Y es verdad que hablamos poco (nada) durante el curso, pero tampoco ahora tengo la sensación de que ninguno de los dos se perdiera nada.

    Ya que puedo, te pregunto: ¿compartías lo que decías en el vídeo? ¿estabas siendo honesto?

  • Enrique

    Usuario llamado “El justiciero” y cuya identidad desconozco: estoy a punto de llorar después de leer sus comentarios. Le transmitiré dos hechos objetivos:
    1. Lo que hace Intereconomía en el ejemplo citado es una vergüenza para el periodismo.
    2. El autor de la noticia de esta página utiliza argumentos veraces y muy valiosos. Todo lo que dice es cierto y merece que la gente lo sepa y saque sus propias conclusiones.

    Utilice una balanza y compruebe de qué lado se inclina.

    Aprovecho mi comentario para recomendar un blog de derechas muy interesante: http://falethinkings.blogspot.com/

    Un saludo.

  • jim

    Otro niño enchufado. pero este caso es de traca. Menudo inutil.

  • El que se come al Justiciero

    Justiciero es la puti.. de Rafa, ya que te he visto defenderlo a capa y espada en muchos blogs que hablan de él. Yo sé quien eres justiciero, ya que Rafa se juntaba con pocas personas en esa clase.

    Haber estado en muchos países sólo es sólo símil a tener mucho dinero (que la familia de Rafa lo tiene), y sólo con ver aquel reportaje demuestra que pudo haber estado en los 192 países que tiene el mundo (193 con Sudán del Sur en Julio), y no saber NADA. Pero de nada. Ser un ignorante. George Bush ha viajado mucho más y sólo supo, y sabe, manipular a gente. ¿¿Te sigo poniendo ejemplos de gilipollas en este mundo?

    Tú justiciero ni siquiera vas a clase, porque sé que no lo haces, ya que sólo te veo, y te saludo cuando vas a los exámenes. Así que no des clase de moral y ética a gente que se muestran tal y como son. Eres como Rafa, y la gente cierra la boca con muchas cosas que ha hecho en un solo año tu amigo.

    Me despido con un… de tí también callan mucho.

    Sigue así Borja

  • El justiciero

    El que le come los huevos al Justiciero tiene mucha razón. Para viajar a tantos países hay que tener mucho dinero. Y para traerse un reportaje de Cuba, mucha iniciativa. Y para criticar como criticáis vosotros a alguien que no conocéis, un poquito de envidia. Porque esta, señores, es la clave de este estercolero: la Envidia, deporte nacional español. ¿O es que Borja, Fabián, Rodrigo o algún otro paleto de esos iba a molestarse para halagar a Rafa por las decenas de noticias o reportajes suyos excelentes que hay en Youtube?

    ¡Bingo! Y pongo Envidia en mayúscula para remedar a Tom Wolfe, que siempre escribe lo peor de la condición humana en mayúsculas. Es gracioso comprobar día tras día que tener dinero en nuestro país es un pecado muy grave. ¿Dónde está la Envidia? No sólo en que Rafa haya estado en varios países, descubriendo mundo, sino en haber visto a ese ”conocido” de primero de carrera en tres televisiones, da igual que fuera apaleado o glorificado.

    La historia es la siguiente: Borja deja de pajearse una noche, en su sesión diaria, porque ve un vídeo que le ”escandaliza”. No tanto el contenido, sino el continente: ”¿Esa barbaridad la ha dicho Rafa, el tío ese callado e inculto que llegó a delegado?” Borja se pregunta por qué él a su edad no ha llegado ni a minutador de cintas en una tele local mientras hay otros ex compañeros por ahí fuera haciendo cosas, las que sean. De pronto, se levanta, no sin dificultad, pues con esa talega cualquiera macho, y arenga a sus amigos para que se sumen a revolcarse en su propia mierda contra, repito, una persona con la que nunca hablaron, a la que no conocen. Fabián y otra gentuza inefable de su estirpe, aspirantes a bufones de la telemierda (la basura se recicla, la mierda no), siguen a su amiguito del alma, con la esperanza de quemar sus frustraciones como quien quema sus calorías en un gimnasio con unas líneas en el gratuito Internet en las que matan al mensajero, sin querer pararse a pensar que Intereconomía instó a hacer ese reportaje.

    Envidia pura y dura. En cuanto a la iconoclastia de La Sexta, esa cadena regalada por ZP 5.500.000, los amiguitos de Borja, no tienen nada que decir. ”Amigos de la galaxia Z.300, nuestro ex compañero se merece eso y más”. ¿Pero por qué, oiga? Muy simple, porque en La Sexta no trabaja ningún compañero con el que puedan desahogarse entre paja y paja.

    El que le come los huevos al Justiciero puede seguir saludándome en los exámanes a mí y a todos los que estamos con Rafa. Yo pondré mi mejor sonrisa, mientras vosotros escondéis en vuestro fuero interno todos esos odios que os han llevado a donde estáis. A la crítica casposa y carpetovetónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: