Hachiko y Canelo, dos ejemplos de lealtad


Últimamente me encuentro algo apagada, por motivos personales. Y encima para colmo, el otoño, la estación de la melancolía por antonomasia, está aquí y esta temperatura no ayuda mucho. Pero a veces la vida te demuestra que no todo está perdido.

Hace cuatro días, aunque estaba muy cerrada en mis pensamientos, hice algo que escribió mi compañero Cerote, fijarme en los detalles. Ví que en la parada del autobús había un cartel que anunciaba la última película de Richard Gere, “Siempre a tu lado, Hachiko”. Por lo general, los anuncios de la cartelera me suelen pasar desapercibidos, pero el de esa película  me llamo la atención sobre que podía tratar. Pensé que tendría que  haber algo más profundo que un perro que acompaña a la estación a su amo, que era lo que veía anunciado en la televisión, asi que averigué por Internet. Y descubrí una preciosa historia sobre la lealtad, que la resumiré a continuación:

Hachiko era el perro de Eisaburō Ueno, un profesor universitario de Tokio de principios del siglo XX. Como no podía acompañarlo hasta la facultad, le esperaba siempre en la estación de tren de Shibuya, desde donde partía su amo al trabajo. En mayo de 1925, Ueno murió en la universidad, pero su perro, al ver que no volvía nunca a su casa, le estuvo esperando en la estación. Aunque pasasen los años; hubiera nieve, lluvia o hiciese mucho calor o frío y los viajeros intentasen que el perro volviera a su hogar, Hachiko siempre estaba ahí en la terminal. Los japoneses, admirados por el cáracter del perro, hicieron en 1934 una estatua suya en una de las salidas de la estación. Hachiko falleció un año después por una enfermedad.  Hoy en día, esta estatua es un símbolo de Tokio y un punto de encuentro muy conocido.

Estatua_Hachiko

Estatua de Hachiko en la estación de Shibuya

Pero tampoco hace falta ir a un país tan lejano como Japón.

Hubo una situación muy parecida aquí en España, en Cádiz, con un perro llamado Canelo, que esperaba en la puerta de un hospital donde su amo se hacía la diálisis. Un día, el hombre murío allí debido a sus complicaciones renales y su perro hizo lo mismo que Hachiko. Canelo fue ganando con el tiempo el cariño popular, ya que los gaditanos consiguieron que no fuese sacrificado. Aunque una organización defensora de los animales intentó que el perro volviera a tener dueño, este siempre se escapaba e iba hacia el hospital. Estuvo allí durante unos 12 años, hasta que en 2002 un coche le atropelló. Cádiz para recordarle, puso su nombre a una calle cerca del edificio donde aguardaba a su dueño.

Aquí cuelgo un video que, aunque he reconoconer que es muy emotivo, es el único que encontré en el que aparece Canelo:

Vodpod videos no longer available.

Viendo todo esto tenemos que reconocer que los humanos tenemos mucho que aprender de los animales, ¿o no?

Anuncios

7 responses to “Hachiko y Canelo, dos ejemplos de lealtad

  • cerote

    Gracias por la mención Cassandra. Este tipo de detalles son los que hacen que la vida sea maravillosa. Y artículos emotivos -aunque no fuese tu intención- como el tuyo también vienen muy bien de vez en cuando. Me has sacao una sonrisilla, mira por donde… 😀

  • cassandra262

    La historia de estos dos perros me ha encantado. Y tienes razón, al haberme fijado en ese detalle me ha levantado un poco el ánimo. Gracias por tu comentario 🙂

  • Gemma

    Si es que no hay nada como fijarse en detalles y observar la naturaleza, aunque sea domesticada (como en el caso de los perros) para disfrutar y aprender a la vez.

  • maria

    Te comprime el corazon para derramarse por las lagrimas. Y eso lo producen seres a los que llamamos alegremente irracionales. Quiero el maravillosamente irracional amor de un perro.

  • Viko

    Aaw me siento pura mujer!! Jajaja pro llore komo 20 min viendo la pelikula d hachi ko! Ke lealtad i amOr tan admirable!! Ke full historia!! Ya tngo la pelikula original i se la kompartire a mi futura esposa e hijos! Espero ke estas historias no se keden en el olviido.! Saludos a todos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: