Política y corrupción sí son economía


corrupcionVALENCIA.- Gemma Jordán.

Decía Francisco Camps la semana pasada que menos hablar de política y más de economía. Y algo parecido decía el compañero   Julio Gómez en una tertulia de Ràdio l’Om en la que ambos interveníamos. Todo esto venía a cuento de las detenciones e investigaciones que se están dando relacionadas con corrupción política, urbanística y empresarial. Y yo digo que cuando se habla de este asunto, aunque parezca que es política, en realidad es economía. Porque todos los que ya han caído y los que están por caer, se aprovecharon de las graves taras de nuetro sistema productivo, comunicativo, social y económico para enriquecerse de forma fraudulente con la connivencia de los demás.

De aquellos polvos vienen estos lodos y hasta el cuello en el fango están metidos muchos. España está sumida en una crisis a la que, entre otros factores, le ha arrastrado un sistema financiero y productivo sustentado en el pelotazo, el gesto del egipcio, el “dinero Barcelona”, la incompetencia y los favores entre unos pocos. Y así estamos, con la piel de toro y sus islas ahogada por la corruptela de unos y la ceguera y la pasividad de todos los demás.

En España la corrupción mueve al año más dinero que el narcotráfico, una corrupción en la que siempre aparecen implicados dirigentes de partidos políticos a los que se les supone cierta dignidad y vergüenza para poder administrar un sistema democrático y que fueron elegidos, otorgándoles un grado de confianza, por los ciudadanos que les pagan y con cuyo dinero acaban lucrándose ellos y lucrando a otros.

En España la corrupción sustrae más de cuatro mil millones de euros en la última década, una cifra que dobla a lo que el Estado gasta en un año en Ciencia y Tecnología. Qué casualidad, justo uno de los sectores que ha visto sus presupuestos más recortados ante la crisis provocada, en parte, por aquellos que “le han robado dinero”. ¡Si es que al final todo acaba siendo un círculo perfecto! Círculo del que por cierto tiene que venir a hablarnos un periódico extranjero.

Así que personalmente me encanta que se hable de todo esto (aunque obviamente no deberia ser la ÚNICA noticia) porque desvela los límites que estábamos traspasando y arroja luz sobre cómo funciona, realmente, todo el tinglado en el que malamente nos sustentábamos. Lo único malo es que nos quedemos, de nuevo y como casi siempre, en la punta del iceberg. ¿Ni para esto vamos a saber aprovechar una crisis?

Más artículos de Gemma Jordán.

Anuncios

One response to “Política y corrupción sí son economía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: