El Premio Nobel, a la altura del Príncipe de Asturias


masters2.uab.es

masters2.uab.es

Incomprensiblemente, Barack Obama ha sido designado como Premio Nobel de la Paz. La máquina propagandítica  norteamericana prosigue con su camino de lavado de cara, simple chapa y pintura a un país que desde sus orígenes ha convertido la guerra y el expansionismo más cruel a costa de los más pobres  en sus más destacados credenciales. Algo huele a podrido en el país de la libertad, la democracia y de las oportunidades.

Norteamerica basa su dominio mundial en su hegemonía económica, en lo que nos vende por las buenas -o por la malas, abriendo mercados a base de guerras-. Nos intenta colar, al fin y al cabo, un estilo de vida. Ropa, hamburguesas, coches o películas nos transmiten valores que creemos propios al comprarlos. Pero en los últimos años, la imagen de los Estados Unidos ha cambiado. Ahora su imagen es la de un país rancio, expansionista, paleto y tremendamente injusto. De ahí que sea hoy día el país más odiado. Prueba de ello son los atentados islamistas o las múltiples manifestaciones alrededor del mundo contra las últimas guerras en las que se ha embarcado. ¿Quién iba a querer comer las hamburguesas que come ese tipo de gente?


Ante tal situación, el sistema norteamericano se ha autorregulado a sí mismo. Quitamos a un republicano blanco poco dado a la retórica y que hace la guerra -Bush- por un negro demócrata, conocedor de cómo manejar a las masas. Em el fondo, no dejan de ser dos personas con los mismos intereses. Su lema  “The change we need” nos da las pistas: el cambio de presidente era lo que los norteamercianos necesitaban para seguir ostentado su posición de único dominador global. Pero el resultado puede parecer un cambio radical para la inmensa mayoría de la población mundial, que celebró la victoria de Barack en las elecciones. Porque cambios, exceptuando el del talante -como Zapatero– no ha habido ninguno. De hecho, Obama lo único que hace es hablar, maquillar con bellas palabras la cruda realidad. Todavía no ha retirado las tropas de Irak ni Afganistán -donde llevan ya 9 años de invasión-, aunque según sus promesas ya deberían estar en casa, ni ha hecho nada para eliminar la prisión de Guantánamo en el plazo que marcó de un año. Y el tiempo se le acaba. Vaya cinismo.

Este premio, asignado a alguien que lleva como presidente 8 meses me parece, cuanto menos, una burla. La gente se creyó toda la farsa de Obama desde los comicios, y hoy día aún le sigue dando crédito a alguien que ni siquiera hace lo que dijo que iba a hacer. Al fin y al cabo, la gente pensará que si le dan el premio a Obama, es porque seguro que algo bueno habrá hecho. Llámese propaganda, amiguismo o lo que sea. El Premio Nobel me ha demostrado  hoy, una vez más, que tiene tanta credibilidad como el Príncipe de Asturias.

Anuncios

Acerca de cerote

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. He hecho y sigo haciendo prensa, radio y televisión. Pero en ningún medio me siento tan libre como a la hora de escribir en este blog. No te mentiría si dijese que me encantaría hacer de este mundo un lugar mucho mejor, pero sé que suena a utópico. Así que mi único interés diré que será invitar a la reflexión a través de informaciones que, ya que no pueden ser objetivas, al menos intentaré que estén redactadas con total honestidad, una palabra que se echa en falta hoy día en la mayoría de redacciones. Puedes seguirme en twitter, @JuAntMoreno Ver todas las entradas de cerote

9 responses to “El Premio Nobel, a la altura del Príncipe de Asturias

  • kickogollo

    Que hipocresia mas grande darle el premio nobel de la paz a este tio.

    por cierto, todavia siguen creyendo que los atentados del 11s fueron unos islamistas radicales, que consiguieron burlar todas las medidas de seguridad del pais mas potente del mundo en materia armamentistica y estrellar un peazo de avion como ese con un impacto perfecto, con solo haber dado unas clases de pilotar avionetas, venga ya, eso fue un autoatentado.

    En todo caso de que ben-laden exista es obama que se ha afeitao y se ha quitao el turbante

  • El Premio Nobel, a la altura del Príncipe de Asturias

    […] El Premio Nobel, a la altura del Príncipe de Asturiassinfuturoysinunduro.com/2009/10/09/el-premio-nobel-a-la-altu… por Naruedyoh hace pocos segundos […]

  • Bukowski

    Este artículo huele. Muy mal. Y se demuestra del todo en el comentario del tal Kickogollo que sale con la teoría de la conspiración alegremente, sin ninguna prueba documental y haciendo chistes con las vidas de miles de personas que murieron en el WTC.

    Ya que el autor del artículo tampoco se entera muy bien de qué ocurre a veces con los Nobel, ya que el caso de Obama no es el primero, copio algunos fragmentos de un buen -éste sí- artículo de El País sobre el tema, publicado ayer:

    “El premio le llega a Obama cuando, dentro de Estados Unidos, empieza a cuestionarse seriamente el acierto de sus principales decisiones, tanto internacionales como domésticas, y cuando su popularidad, hoy ligeramente por encima del 50%, empieza a decrecer. Pasado el furor de las primeras horas, con toda probabilidad esta distinción será utilizada por sus rivales para acentuar las críticas sobre la pretendida vanidad de un personaje al que se acusa de que, a medida que crece como estrella mundial, se despega más de las preocupaciones del ciudadano común.”

    “Obama ha aceptado públicamente esa pesadísima carga al declarar que entendía la concesión del prestigioso premio como “una llamada a la acción (…)”

    “este premio puede ser útil frente a esas críticas como refrendo de la política que Obama trata de desarrollar. Así lo entiende por lo menos el comité del Nobel, cuyo presidente, Thorbjoern Jagland, ha comparado este galardón con el que, en su día, se otorgó a Willy Brandt o a Mijail Gorbachov con el ánimo de impulsar la ostpolitik y la perestroika.”

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Obama/llamada/accion/elpepuint/20091009elpepuint_6/Tes

    Y mira que yo no soy fan ni de Obama ni de El País, pero desde luego lo de este artículo es para mear y no echar gota. Con esos aires de superioridad y enfado y queja y sin haberse enterado jamás de nada. Maravilloso.

  • olga

    Estoy de acuerdo con bastante de lo que comentas. Pero con matices. Lo que ha hecho hasta ahora no justifica el premio. Pienso que se lo han dado porque encarna una expectativa de conciliación y de cambio. El comité nobel está alertando sobre el tema del armamento nuclear y Obama parece que apoya en esa dirección.
    Esperemos que esas expectativas se cumplan, habrá que ver. De momento, todo son cheques en blanco para Obama, aunque tampoco lo tiene fácil.
    Conclusión: sí, creo que hay que apoyarle (de momento). Si la caga (que también puede ser), entonces habrá que criticarle. Pero pienso que merece un poco de margen.

  • Víctor Guybrush

    Sin que sirva de precedente me pongo de parte de Bukowski.

  • Bukowski

    A riesgo de ser pesado, pongo otro comentario con otra cita, esta vez de la propia declaración de Obama el día que se enteró de que le daban el premio, que apunta en la misma dirección, como él mismo reconoce:

    “But I also know that throughout history the Nobel Peace Prize has not just been used to honor specific achievement; it’s also been used as a means to give momentum to a set of causes.

    That is why I’ve said that I will accept this award as a call to action, a call for all nations and all peoples to confront the common challenges of the 21st century. These challenges won’t all be met during my presidency, or even my lifetime. But I know these challenges can be met so long as it’s recognized that they will not be met by one person or one nation alone.”

  • juan

    el nobel de la paz no implica nada, se lo han dado a criminales de la calaña de kissinger, cuyo golpe en chile vía pinochet para acabar con un gobierno elegido por las urnas costó 3000 desaparecidos.

    El premio se lo dieron por acabar con la guerra del vietnam que ellos mismos empezaron.

    También se lo dieron a Arafat, por parecer que quería la paz, pero con paz y estado palestino igual la gente votaba y se le acababa el robar y por tanto al final no aceptó los acuerdos de Oslo.

    Y también se lo dieron a Gorbachov, el que se cargó un mal sistema el soviético, para construir uno peor, la rusia de hoy, se pasó del comunismo a que unos cuantos eran los dueños del petróleo y de todo.

    Propongo que todos los nobels se den así, en plan futurólogo. A rajoy y montoro podrían darles el de economía ya que acabarán con la crisis (ellos parece que creen que saben como hacerlo, han leido el libro de aznar al respecto).

    😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: