Festival de San Sebastián: “Malditos Bastardos”


Sigo con la serie de películas que pude ver durante el Festival de Cine de San Sebastián, esta vez le toca el turno a una que ya se ha estrenado en España, con todos ustedes Quentin Tarantino e “Inglorious Basterds”

Los primeros comentarios ya auguraban una buena gamberrada tarantiniana, incluso el trailer es eléctrico y potente, pero de todos los rumores que la rodean el más veraz era: “Hay que verla en versión original,” y era cierto, la mayor parte de los grandes detalles de esta película, que implica en su trama a franceses, italianos, alemanes, radican en sus matices y acentos.

Debo reconocer que iba con muchos prejuicios a ver “Inglorious Basterds“, “Death proof” tenía mucho chapuza de andar por casa, tampoco soy un fan acérrimo de Tarantino, y sin embargo salí encantado de la última película de Quentin Tarantino. Porque el estadounidense lleva reinventándose desde sus inicios, sorprendió con “Jacky Brown y de nuevo con “Kill Bill”, obras de temáticas distintas pero con un componente común, violencia. En “Inglorius Basterds” no falta violencia, pero las técnicas narrativas, el guión y la propia historia es novedosa y fresca. Un film hecho con múchisima delicadeza en los planos (hay algunos que son auténticas obras de arte) y una excelente fotografía.

Con una estética pop y ochentera como base, el film de Tarantino deambula por frases geniales y situaciones espectaculares para terminar con un summum de violencia que deja ojiplático al espectador. Aunque sin duda, más allá del guión, lo mejor de la película son sus personajes, esos “bastardos”, soldados judíos mata-nazis, donde destaca el papel genial de Brad Pitt, pero sobre todo el caza-judíos de Christoph Waltz.

Quizá el mayor logro del director es el de saber compaginar dos historias distintas que parecen tener poco en común, aunque en ellas abundan los personajes con ansias de venganza, que esconden un pasado muy presente y que acaba volviéndose contra la realidad. Son personajes perdedores, que buscan un pequeño momento de gloria para cerrar sus heridas

Festival de Cine de San Sebastián en Sinfututoysinunduro:

Anuncios

9 responses to “Festival de San Sebastián: “Malditos Bastardos”

  • Bukowski

    Quizá el mayor logro de Tarantino sería retirarse…

  • Víctor Guybrush

    Tarantino está bien donde está. ¿Death Proof una chapuza de andar por casa? A mí no me gustó, pero ¿CHAPUZA?

    No soy muy de autobombo pero os dejo aquí el comentario doble que hicimos Alfie, de Videodromo, y yo sobre está película, con debate encarnizado en los comentarios incluído: http://videodromo.wordpress.com/2009/09/16/malditos-bastardos-inglorius-basterds/

  • Bukowski

    De verdad… Tarantino a día de hoy es indefendible. Habéis tenido tiempo de daros cuenta desde Kill Bill… la pedantería y la historia de los “directores malditos” que nadie recuerda simplemente porque eran malísimos no cuela ya. Así nos luce el pelo…

  • Víctor Guybrush

    Si solo ves eso en Tarantino poco podemos discutir. ¿Cómo que “así nos luce el pelo”? Vaya flame más soso, argumenta un poco, hombre de Dios.

  • Miguel Cabezas

    A mi lo que no me termina de cuadrar es como el dramatismo de la caza a los judios, marcado por la implacable persecución del comandante alemán genialmente interpretado por Christoph Waltz (coincidimos en eso), puede mezclarse con un Hitler de opereta (capa incluida) salido de un comic. Si la intención era ridicularizarlo, lo que consiguió fué transformarlo en irreal.

    Claro que quizás la idea era esa para anunciar un final explosivo donde se reescribe la Historia, un final anticipado de la guerra que todo el mundo hubiera querido y que desgraciadamente no sucedió (y eso que hubo varias tentativas).

    A pesar de esta posible interpretación, el mal encarnado en la figura de un Hitler vestido de opereta, redime más que otra cosa al líder nazi de ese mal profundo y nihilista de cualquier vestigio humano que representan los nazis (un payaso no tiene credibilidad como encarnación del mal excepto en un libro de Sthepen King). También resulta poco creible el giro final del personaje de Waltz. Debería haber muerto al final, pero claro, los americanos habrian perdido un tio que hablaba en 10 idiomas y más listo que el hambre.

  • grivaspacheco

    Ya digo que no soy muy fan de Tarantino, me parece que hay cosas que hace muy bien y otras que no hay por donde cogeralas.

    Pero entre sus principales “virtudes” está la de saber llevar cada situación hasta su extremos más salvaje. En muchas ocasiones acaba siendo un poco delirante como este Hitler, peor esa es la intención de Tarantino.

  • Bukowski

    Sí, la verdad es que hay cosas que ha hecho muy bien:

    -Reservoir Dogs
    -Pulp Fiction

    Y otras que no hay por dónde cogerlas:

    -Kill Bill 1
    -Kill Bill 2
    -Death Proof
    -Inglorious Basterds

    Y, por el camino que vamos, seguramente lo que vaya a hacer el resto de su carrera. Se ha apunto al camino del nuevo tipo de pedantería intelectual: el “malditismo” -falso, obviamente- y tiene una creciente legión de fanboys encantados de bailarle el agua y de descubrir a Mario Bava o a cualquier director malísimo del cine de género de la época que le dé por rescatar al señor. Si no se le recuerda, señor Tarantino, en la mayoría de los casos, es porque era malo. No hay más vueltas que darle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: