Gregorio Verdugo: «No hace falta un título de licenciado para hacer periodismo»


[También publicado en Estrellas y Estrellados]

Gregorio Verdugo es un filólogo sevillano, trabajador de la empresa municipal de autobuses de Sevilla, Tussam, que un día creó un blog para, tras el seudónimo de Jack Daniel’s, contar al mundo historias acerca de las cosas que veía y vivía. Hoy es toda una personalidad en la red, y nos habla de periodismo.

Un filólogo que en la madurez se mete a periodista. ¿De dónde te vinieron las ganas?
Pues de un día que me caí de la cama, de hace un montón de años. (Ríe) Yo siempre me acuerdo de que, cuando estaba en el instituto, mi padre ejercía siempre control sobre mí y no me dejaba irme a la calle si no me sabía la lección. Como yo estudiaba relativamente rápido y mi padre siempre me mandaba de vuelta al cuarto, cuando me terminaba la lección empezaba a leer novelas con las que llegué a la lectura y la escritura. A mí siempre me ha obsesionado contar cosas. He hecho periodismo durante toda mi vida, pero siempre sin cobrar un duro. He trabajado en El Correo, he publicado cuentos… pero nunca me ha dado por estudiarlo, porque en mi época no había Periodismo en Sevilla, así que hice Filología. Hasta ahora, cuando he podido estudiarlo aquí, aunque considero que no hace falta un título de licenciado ni para contar lo que pasa ni para hacerlo bien.

¿Piensas dedicarte a ello? Y lo más importante, ¿crees que lo conseguirás?
Ya lo hago, durante más tiempo incluso del que le dedico a la carrera. (Ríe) Me pienso dedicar a ello pero como hasta ahora, como una cosa vocacional, que si alguna vez me da algún beneficio económico o de otro tipo, pues bienvenido. Si no, lo haré porque me gusta contar historias. Enterarme de ellas, elaborarlas y contarlas. Lo seguiré haciendo siempre, aunque ahora lo hago con más intensidad que antes. Pero también es verdad que es por una especie de empeño personal en decir: «Mira, voy a contar las cosas, y voy a contar lo que quiero contar sobre las cosas que quiero contar y lo voy a hacer porque es lo que me gusta». Luego, si algún día viene otra historia, ya veremos.

¿Cómo ves la realidad del periodismo? ¿Tan negra como la pintan?
Es que yo estoy de acuerdo con lo que decía el otro día Manuel Almeida, que hay dos crisis dentro de la crisis de la prensa. Una es, evidentemente, la crisis de los medios, como modelo de negocio. Se habla de que los modelos de negocio del periodismo actual van a desaparecer. Esto es relativo, pero a la vez es una realidad que está afectando a la parte más débil del periodismo, que son los periodistas. Otra cosa es la crisis del periodismo como concepto. Tener claro qué es periodismo. Que da igual cuál es el medio que uses para contar una historia, y quién sabe encontrar, construir y contar esa historia, dándole voz a los protagonistas. Sobre eso hay también una crisis porque hay gente que no lo tiene claro.

Hemos visto que, a pesar de no ser tan joven como el resto de tus compañeros de carrera, tú te has adaptado pronto a las nuevas herramientas que ofrece Internet, con tu blog y tu presencia en twitter. ¿Te costó mucho?
No, yo creo que es voluntad más que nada. Las nuevas tecnologías no son ni más ni menos difíciles. Puede que algunos tengan más habilidades que otros a la hora de usarlas. Pero básicamente es voluntad, y que te guste. Yo tengo mis limitaciones con la imagen y el vídeo, pero tengo voluntad para aprenderlo, y doy lo mejor que tengo en cada cosa. No me costó mucho tiempo adaptarme y he aprendido rápido, porque la red es un entorno muy propicio para aprender, porque se colabora y comparte mucho. Pero tienes que tener en cuenta que Internet supone una gran explosión de libertad para la generación que cumplió la mayoría de edad cuando murió Franco. Es más, yo estoy convencido de que Internet es una herramienta que puede cambiar el mundo si nosotros, los usuarios, tenemos la voluntad de orientarlo en esa dirección.

En Internet, la figura y el nombre de Jack Daniel’s es cada vez más una eminencia -y no sólo por su whiskey destilado-. ¿Cómo te has labrado el reconocimiento y la notoriedad?
Bueno, yo ya me estoy pensando pedirle derechos de imagen al del whiskey, porque estoy adquiriendo notoriedad, pero la publicidad que le estoy haciendo es menuda. (Risas) Yo creo que es el fruto de mucho trabajo, de mucha constancia, de aprender mucho de la gente buena que hay haciendo cosas muy buenas en la red y de ser un libro abierto. Y luego ir probando, experimentando, combinando… Poco a poco, el trabajo va dando sus frutos. Yo estoy contento, y como lo hago por vocación, cualquier cosa que me viene es un premio. Yo espero que el blog siga siendo una referencia en la información de Sevilla y también nacional, la verdad, y también que ese círculo de actividad virtual que hay en torno a él siga creciendo.

Creo que todos estamos de acuerdo en que es necesario para un periodista estar en Internet, pero, ¿qué grado de importancia le das a la Red? ¿Crees que la red es la nueva tierra prometida, o por el contrario se está vendiendo demasiado humo?
Hombre, yo creo que, como todas las cosas que crean expectativas, se hinchará demasiado la burbuja, no lo sé. Pero sí te digo que el periodismo del futuro pasa por la red, yo lo tengo claro. No sé si es el único sitio por el que va a pasar, pero una buena parte del periodismo del futuro va a pasar por la red obligatoriamente. Que luego pase por el papel o por otros sitios nuevos que vengan, eso dependerá de otras historias. Como dice David Beriain, el periodismo se está convirtiendo en una cuestión de marca, y el sitio ideal para crearte una marca y un curriculum como periodista es la Red, porque no te cuesta nada editar los contenidos, ni publicarlos, ni dependes de un editor que te controla los temas… Y de hecho, los nuevos medios están buscando periodistas en la Red. En papel los están echando.

Los expertos afirman que el nuevo modelo de negocio del Periodismo está en Internet. ¿Opinas lo mismo, o piensas que los soportes clásicos todavía tendrán peso durante bastante tiempo? ¿Te aventurarías a predecir alguna simbiosis entre ambos modelos?
Yo es que no veo por qué uno tiene que excluir a otro. Los negocios cambian, se transforman, se adaptan a las circunstancias. El periodismo ante se vendía porque era la fuente de noticias. Hoy las fuentes de noticias están disparadas. Pero sí es cierto que la lectura es un hábito social que no te lo quita la máquina. Aunque para los que no somos nativos digitales, leer en papel es algo que produce placer. Es una cuestión de adaptación. Internet no va a hacer desaparecer el libro ni el papel, sino que se complementará con él. Yo creo que los diarios de papel quedarán para el análisis del fin de semana, y yo reivindicaría esa costumbre de los periódicos decimonónicos de ser la plataforma para los escritores de ficción, que se ha perdido. Hoy es al revés: un tío publica una novela y luego escribe artículos en un diario.

¿Qué opinas del fenómeno del periodismo ciudadano, y de las startups que están naciendo ahora? ¿Crees que son viables o simplemente es cancamusa?
Lo que se conoce como periodismo ciudadano, que es la participación de los ciudadanos en la elaboración de los medios, es una realidad, es viable y está demostrado en la Red. Otra cosa es que sea periodismo. El periodismo es periodismo, y siempre es ciudadano porque es un ciudadano el que lo elabora. Lo que pasa es que el que lo hace con arreglo a ciertas normas y códigos es periodista, y el que no lo hace, no lo es.

En el periodismo de Internet, sobre todo en el mundo de los blogs, se tiende a la colaboración e incluso a la integración. ¿Cómo y con quién has llevado a cabo tú estas dos formas de hacer periodismo? ¿Crees que seguirá existiendo en un futuro?
Aunque la colaboración en los medios es fundamental. De momento sólo son colaborativos los nativos digitales, como Soitu o LaInformación. Son medios que han sabido interpretar que el ciudadano es una fuente y que habrá ciudadanos que den la información de lujo, y otros que aporten un contenido que deberá ser reelaborado, jerarquizado y editado por un periodista profesional. Pero está claro que está funcionando y que es lo que la gente quiere: participar. Y tienen derecho, porque la información nunca ha sido del periodista y menos del medio, sino del ciudadano.

Cuando se habla del nuevo periodismo y de la renovación de los medios, básicamente se presta atención a los soportes, pero no se habla del contenido. ¿Piensas que debe haber una purga en la forma de hacer periodismo actual?
En el periodismo, cada uno es más o menos brillante, como en todas las profesiones. Y hay unas normas que obligan a fabricar el producto de una determinada manera. El que no cumple eso, no está haciendo periodismo en condiciones. Hay periodistas que en los blogs hacen buen periodismo, y otros que simplemente hacen opinión u otra cosa, y cuando les da la gana, pues hacen un artículo periodístico. Es algo que pasa con mi blog, que es personal y escribo lo que me da la gana, y si quiero escribir una información periodística, sé cómo hacerlo.

¿Qué papel cumple la enseñanza? ¿Se está dando buena formación en las facultades, o éstas más bien son instituciones aisladas de la realidad laboral?
Yo creo que este problema es en general de toda la Universidad, porque una cosa es la enseñanza y otra diferente es la cultura. Pero la cultura no te la dan en una facultad o un sitio cerrado. Eso es una actitud ante la vida, de querer comprender el mundo y por qué las cosas son como son. Es un posicionamiento personal. Un periodista debe tener una gran cultura. Cuanto más culto sea, mejor. Eso lo tengo claro. Pero como en cualquier profesión. Y eso es un problema de enfoque de la enseñanza, que se dirige al aprendizaje olvidándose de la cultura. Hay que enseñar a la gente no sólo a aprender, sino también a pensar.

¿Confías en que la situación del periodismo se arreglará?
¿Del periodismo o del periodista?

Ambas.
Del periodismo sí. Yo escribí una vez un artículo en el que dije que el periodismo sí tiene futuro. Mientras que haya alguien que tenga la necesidad de contar una historia, el periodismo tiene futuro. El periodista, en cambio, se va a tener que adaptar, si entendemos por periodista alguien que quiere comer de esto. Si ya entendemos alguien que incluso quiere vivir bien y conducir muchos BMW, la va a tener un poco cruda. (Ríe) Pero bueno, vivir dignamente de esto es posible, aunque ahora tendremos que pasar el proceso de adaptación. Este concepto que tenemos ahora de la redacción en la que tú entras y estás ocho horas, creo que ya está en desuso.

¿Qué esperanza tienes en la nueva hornada de periodistas, de la cual, por cierto, formas parte?
Si te refieres a lo que veo en la Fcom… (Ríe) Por lo que veo por aquí, las vamos a tener un poco crudas. Pero la diferencia que hay entre ellos y yo, y otros muchos que hay por ahí -no tantos como quisiera-, es que nosotros estamos haciendo ya el trabajo, de alguna manera. Tener un blog, meterte en la red, conocerla, participar en la creación de noticias en Internet, leer a otros periodistas que trabajan en la red, y ver cómo trabajan, aprender… Nosotros estamos haciendo ya el trabajo, y ellos lo van a tener que hacer cuando terminen, y a lo mejor nosotros ya lo tenemos bastante avanzado cuando terminemos.

+ info:
Jack Daniel’s Blog

Gregorio Verdugo en twitter
Poemas del envés de las cosas

Anuncios

7 responses to “Gregorio Verdugo: «No hace falta un título de licenciado para hacer periodismo»

  • soulinake

    me quito el sombrero ante esta entrevista. muy buenas preguntas y grandiosas respuestas.

  • Urbek

    Vamos a ver. Naturalmente que no hace falta tener un título para hacer periodismo. Ni tampoco para ser médico, ni ingeniero nuclear. Los títulos ni escriben artículos, ni operan a pacientes ni resuelven la ecuación de Schrödinger. Para hacer todas esas cosas lo que hay es que saber hacerlas. ¡Eureka! ¿Entonces para qué existen los títulos?

    Pues por razones prácticas, dicho grosso modo. Las sociedades avanzadas tienden a regularse mediante criterios objetivos, y no por opiniones, criterios de autoridad, la confianza o la fe. Un título académico es la prueba objetiva de que una persona ha aprendido un conjunto de destrezas y conocimientos que le permiten realizar una profesión que repercute en el progreso de la sociedad. Esa objetividad en los criterios de evaluación no garantiza que todos los titulados ejerzan su profesión mejor que cualquier intruso, pero aumenta la probabilidad de que así sea, lo que no es poco cuando se juega con las vidas de las personas. Además, la ordenación de las titulaciones permite solucionar más dar respuesta a las necesidades que van surgiendo conforme el campo profesional se desarrolla, así como el establecimiento de códigos éticos que den respuesta a situaciones no regulables penalmente.

  • Lestrange

    Detesto a la gente que infravalora al resto de sus compañeros y, desgraciadamente, en la carrera de periodismo, más concretamente en la Fcom de Sevilla, hay demasiados. Que no nos prodiguemos en explicaciones sobre experiencias personales (la mayoría tenemos menos de 25 años y, por tanto, experiencias vitales relativamente breves), que veamos “telebasura” o no hayamos leído el Ulises de James Joyce (¿quién lo ha hecho?) no significa que seamos ineptos ni que no nos culturicemos por otros medios. La esperanza que depositas en tus propios compañeros es nula… Recuerda que bajo la imagen de “niñatos” o de superficiales que tú ves está una de las generaciones más preparadas de España: lenguas, viajes, dominio de Internet, iniciativas, etc.

    Como dice Shakespeare:
    “El necio se cree sabio, pero el sabio se cree necio”.

    • Jesu

      Ya, lo de que la nuestra es una de las generaciones más preparadas de la historia de España lo llevo oyendo mucho tiempo, pero más tiempo llevo viendo a compañeros de varias promociones que lo único que saben es decir que desde chicos querían ser periodistas pero hasta que no han tenido el título (¿de qué vale el título?) no han sido capaces de llamarse a sí mismo periodistas, por el simple hecho (al menos en esto han sido honestos) de que no han ejercido en cinco años de carrera, mientras que otros (pocos, muy pocos), como Gregorio), llevan ejerciendo años, incluso desde mucho antes de estudiar la carrera, y ejercen a diario, sin tener el título. Por no hablar de que la mayoría de ellos no es que no tenga ni idea de historia, literatura, política o la cultura más general que pueda uno imaginar, sino que ni siquiera saben dónde están de pie. Pero claro, decir ese tipo de verdades en ese país suele calificarse como “desprestigiar o infravalorar a los demás”.

      Aunque, después de todo, tiene su punto de comicidad grotesca ver a esos periodistas de título (y no de ejercicio) presumir de que son periodistas, como si fueran seres superiores, dueños de una verdad que ni poseen, ni conocen ni tienes ganas de conocer.

  • Zorro azul

    Vale, Vale, muy bueno, pero ¿Porque se fotografía Verdugo con gafas de sol de motero, si está hecha en un recinto cerrado?. ¿Quiere dar una determnada imagen, con esa melena?. ¿Qué pretende realmente este tío?. Basta de falsos salvapatrias; Es necesario dar la cara, sin gafas ni melenas.

    • Jesu

      Punto número uno: no es un recinto cerrado, sino el porche de entrada de la Facultad de Comunicación de Sevilla, en donde incide el sol de forma directa en esa época del año, como se puede apreciar en la foto (aunque tú no seas capaz de apreciarlo).

      Punto número dos: no son gafas de motero, aunque, si lo fueran, no sé qué tendría que ver el ser motero y el tener melena con ser un salvapatrias.

      Punto número tres: no pretende nada, y menos aún ser un salvapatrias. Para eso ya tenemos a los tertulianos de medio pelo y a los políticos. Él es una persona comprometida que lucha con su trabajo, el periodismo que hace, por que haya un mundo mejor. Y lo hace cada día, y de forma muy certera y elegante, al contrario que muchos periodistas de bocación (vocación de boquilla), incapaces de coger un lápiz y escribir una línea.

      Por cierto, si te parece que no da la cara, te informo de que está suspendido de empleo y sueldo durante nueve meses por dar la cara al denunciar en su blog, durante varios años y sin descanso, los chanchullos que hay en la dirección de su empresa, que es, además, una empresa pública sufragada por todos los sevillanos.

      Y hablando de pretender: antes de descalificar a alguien sin fundamento, más vale documentarse, que es una cosa que todo buen periodista debe hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: