Adiós, Benedetti


Se fué, no hay mucho más que decir. Todos coincidirán conmigo en que es dificil expresar con palabras aquello que se siente cuando alguien al que no conoces, al que ni siquiera te has cruzado en tu vida, desaparece de la faz de la tierra y una tristeza tan grande como humana te inunda y te envuelve y te encoge el corazón. Porque entonces, esa persona a la que no conoces, se vuelve más cercana que nunca, te comprende más que nadie, desearías haberte ido un día a desayunar con él y que te hablara de vos y te dijera qué linda que estás. Sientes adoración por sus palabras, y envidia de no ser la musa que le inspira.

Un día cualquiera, Mario Benedetti muere y el mundo entero se pone de luto.


51 responses to “Adiós, Benedetti

  • Pedro Caldas Hidalgo

    Había olvidado este hilo por completo.

    Jesús, claro que puedes decir que los poemas de Benedetti son un mojón; estás en tu derecho.

    No comparto tu opinión, eso es todo: yo no le veo a sus poemas ni la cursilería ni el tufo naif de los que hablas por ninguna parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: