La contrastación de fuentes, en entredicho


El pasado jueves, estando en clase de “Periodismo de Sucesos y Tribunales”, el profesor Ronda Iglesias recibió una llamada que interrumpió la clase. Se trataba de un falso rumor. Según nos comentó el profesor, El Mundo acababa de publicar en su página web la noticia de que habían sido hallados restos de Marta del Castillo en la denominada “zona sensible” del vertedero de Alcalá de Guadaíra, pero que la noticia duró dos minutos en la Red. De hecho, la buscamos en clase y no había ya ni rastro de ella.

Una de las premisas más básicas del Periodismo, la contrastación de las fuentes, se incumple una y otra vez en los medios de comunicación convencionales, llámense Radio, Prensa, Televisión o Internet. En los blogs habría que hacer una excepción, pues la gran mayoría de sus usuarios distribuyen información como “hobbie” y no como un servicio responsable y formador de la opinión pública libre, que debe contrastar la información y blablablá. Esos profesionales, que poseen un título que les acreditan como licenciado en Periodismo (aunque muchísimos ni lo tengan), y que trabajan en un medio de comunicación cuyas repercusiones sobrepasan cuanto podamos imaginar, deberían tomar precauciones ante tales meteduras de patas. Ya no por honor, sino por dinero -lo único que les importa a los medios-, ya que una pifia así supone menos credibiliad y por tanto menos lectores y menos publicidad. Y este ejemplo no es más que otro más de los muchos que se comenten constantemente.

Otro caso muy sonado fue el del famoso intento de compra del R. Betis por parte del Emir Humaid Bin Rashid Al Nuaimi. En este caso, no sólo se la metieron doblada a un medio, sino a toda la prensa local y nacional, tanto deportiva como generalista, así como a algún que otro medio de comunicación internacional.  La noticia resultó ser un invento total de una persona que se presentó como intermediario de la operación y que resultó ser un carroñero en busca de fama. Cuando se pusieron en contacto con el Emir éste ni siquiera sabía qué era el Betis.

Como anécdota, cabe citar que muchos de esos medios publicaron un supuesto comunicado del  intermediario, que no cumplía ni una sola de las características requeridas a un comunicado oficial. Faltaban comas, el primer párrafo no tenía sangría, carecía del sello oficial del emirato, la firma estaba situada a la izquierda en vez de a la derecha… Un horror, vamos. Con decir que no estaba ni justificada, nos podremos hacer una idea de qué tipo de manuscrito se presentó como real, ante la credulidad de los medios. Este gazapo muestra que estos profesionales -que no periodistas- no tienen la más mínima idea de escribir, pues han obviado fallos de redacción que duelen a la vista. Y en este caso ha sido sobre una carta formal, algo que se estudia en la ESO. Una muestra más de que los profesionales desconocen las normas  de expresión y se limitan a repetir fórmulas y frases hechas.

Lo más bochornoso de todo es que la mayoría de esos medios no se han  retractado ni han pedido disculpas por ofrecer una falsa información y engañar a miles de lectores a causa de un mal trabajo periodístico, como por ejemplo el diario AS. Dicen que sin unos medios de información fuertes, la democracia no puede ser una democracia real. Miedo me da pensarlo.

Acerca de cerote

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. He hecho y sigo haciendo prensa, radio y televisión. Pero en ningún medio me siento tan libre como a la hora de escribir en este blog. No te mentiría si dijese que me encantaría hacer de este mundo un lugar mucho mejor, pero sé que suena a utópico. Así que mi único interés diré que será invitar a la reflexión a través de informaciones que, ya que no pueden ser objetivas, al menos intentaré que estén redactadas con total honestidad, una palabra que se echa en falta hoy día en la mayoría de redacciones. Puedes seguirme en twitter, @JuAntMoreno Ver todas las entradas de cerote

6 responses to “La contrastación de fuentes, en entredicho

  • Zentik » Blog Archive » Albisteak egiaztatu

    […] ere egin gabe. Hona hemen webgune batean irakurritako beste adibide batzuk (gaztelaniaz daude): La constrastacion de fuentes, en entredicho. […]

  • Miguel

    Deberías decir que el Real Betis, a través de sus medios oficiales, confirmó la oferta del jeque. Si no lo haces, incurres en el mismo error que estás criticando.

    http://www.cadenaser.com/deportes/articulo/betis-confirma-oferta-jeque-emiratos-arabes-acciones-lopera/csrcsrpor/20090318csrcsrdep_5/Tes

  • Miguel

    Por otra parte, que un documento tenga faltas de ortografía o de sangrado no implica, ni mucho menos, que sea falso.

  • cerote

    El Betis confirmó la oferta, pero no critico la actitud circense del Betis porque me daría para 3 artículos más y porque me da igual, lo que critico es el trato de los medios, que se cree lo que cualquiera les diga sin contrastar mínimamente la información. De eso se trata en el periodismo, y es lo que cualquiera sabe, ya no digo desde 1º de carrera, sino desde la asignatura “medios de comunicación” que se imparte en 1º de Bachillerato a niños de 16 años. No se supo que la noticia era falsa hasta que a Radio Marca Sevilla no se le ocurrió llamar al gabinete el emir 1 semana después de que la noticia diera la vuelta al mundo. Lo criticable ya no es sólo que ese medio fuera el único que intentase contactar con la otra parte para ver su opinión y contrastarla, sino que aún así lo hiciera tarde y mal. A mí me sonroja estudiar Periodismo para luego ver cosas así.

    En cuanto a lo segundo, yo creo que una narración de 3º de EGB así, cuanto menos, genera dudas. Cualquiera mínimamente formado no se cree que eso sea un comunicado de un intermediario del Emir de uno de los países más ricos de Asia, más que nada porque da risa verlo.

  • Miguel

    Sí, pero no tenías que haber obviado la confirmación del Betis, por muy circense que sea. Es parte esencial de la historia.

  • Daniel

    Podemos señalar varias razones para que emita información sin contrastación: mediocridad del periodista, incapacidad mental o bajo coeficiente intelectual o sensacionalismo. La verdad es que en todo el mundo existen comunicadores que desinforman, así como hay médicos que matan en lugar de curar y políticos (casi el 100%) que roban en lugar de obrar.

    Contra todo eso hay que luchar, así dejamos atrás la mediocridad, la ignorancia y el amarillismo periodístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: