Madrid: Limpio, digno, casto y puro.


Hoy es el Blog Action Day – contra la pobreza. Pongamos que hablamos de como limpiar la pobreza de tu vista, pongamos que hablamos de Madrid.

Es la Jungla, la 2.0 y la de la vida real. La de miles de indigentes vagando por las calles; la de las prostitutas y la de los comerciantes chinos, que venden triste sexo y sospechosas latas de cerveza y dudosa comida con nocturnidad y alevosía; la de los manteros, africanos en su mayoría, que corren delante de la policía que les persigue porque no hay otro trabajo; la de los atracos y palizas en el Metro, con burundanga usada por incautos o con la porra del guardia de inseguridad; la de los barrios deprimidos llenos de vida y alegría frente a los silenciosas y castizas urbanizaciones de cosmopolitas acomodados; la de los atascos que no acaban y de los conductores que se ingenian nuevas rutas cada día; la de las obras imperialistas en las que mueren trabajadores excavando en la tierra y no aparece su recuerdo en una placa; la del caciquismo de los pubs y discotecas que venden alcohol adulterado con el permiso de la autoridad; la de las mafias y las drogas, que chulean a pocos metros a la policia; la de los botellones de jóvenes que no pagan copas a 10 euros; la de las manifestaciones públicas, semiocultas y ocultadas por los medios; la de los hombres que compran oro en Princesa; la de los autobuses rojos que han salido en tantas series de televisión y peliculas españolas y tambien la de los verdes, con conductores que muchas veces conducen con mampara por seguridad; la de los poblados chabolistas más indignos de Europa con los ciudadanos de todos sitios que sucumbieron a la droga…

Madrid, es la ciudad de la gente que en ella vive, aunque sea hacinada en un piso patera. Dicen muchos que sin nacer en Madrid se sienten madrileños y que Madrid acoge al extranjero. No se si decir que ya soy uno de ellos, pues muchas veces no me dejan, ya que no puedo sentirme plenamente madrileño. No puedo ser de Madrid si no me empadrono aquí, y como consecuencia, no puedo obtener una tarjeta de residente para aparcar en las polémicas y extensas zonas de aparcamiento regulado. Tampoco puedo ser de Madrid si tengo que cortarme un dedo e ir a urgencias para que me hagan la tarjeta sanitaria, porque por orden de la Comunidad, sino estoy empadronado no puedo tener la sanidad pública madrileña. Y yo soy español, cabezón cabezón. ¿Domicilio habitual y domicilio fiscal les suena de algo? Pues sí amigos, pago mis impuestos de IRPF en Madrid. ¿Por qué no puedo tener plaza de aparcamiento en las seguras calles de Madrid o la tarjeta del médico de la Comunidad? Y lo vuelvo a repetir, yo soy español, cabezón español.

Madrid es la ciudad que limpia. Limpia sus calles de día, de tarde y de noche. Las visibles, pues otras quedan al olvido según las prioridades e intereses políticos. Los barrios periféricos son discriminados en muchos sentidos, como en este simple ejemplo: los camiones de la basura pasarán por la mañana si vives en el extraradio, generando atascos en hora punta. Es el caso de Vicálvaro. Y si son ninguneados los barrios, imagínense los ciudadanos, y mas los extranjeros y los pobres.

Madrid es la ciudad que limpiando es digna. Porque cuida la dignidad de sus ciudadanos, limpiando y borrando del mapa lo que no le gusta ver a los pudientes más ilustres y dignos de la ciudad, así como a nuestros turistas, y de paso ocultarlo a aquellos de clase media que con la crisis corren el riesgo de quedarse también en la puta calle. ¿Puta? Y reputa. Las putas fuera, fuera de la Casa de Campo, fuera del Parque del Oeste, fuera de la calle Montera. Se las persigue y yo me pregunto, si no sería mejor que los mismos que ordenan echarlas por ganarse un punto ante los verdaderos vecinos que las sufren, (pues puede que los que más mandan también se vayan de putas, pero más dignas) se las lleven a su casa si tanto les molestan. O que se las lleven  aquellos internautas que las veneran. Y no lo digo porque haga uso de ellas, sino porque también son ciudadanas, tienen sus historias y son tremendas. Ni a las que actúan de ninfómanas les permiten que su película se anuncie en las marquesinas de Madrid. Lo último, los que reparten papeles, papeletas, y propaganda, fuera también, que ensucian el suelo y además realizan un trabajo indigno, según el Ayuntamiento de Madrid. Los hombres carteles también fuera, que no está bien comprar oro en crisis, que es un negocio que te cagas, y  no es para los muertos de hambre. Alguno ya le ha mandado una carta a Gallardón, en plan colega, dándole un bocinazo de atención por su ultima gallardonada.

Madrid es la ciudad limpia y digna, porque es casta y pura y desea ser Olímpica. ¿Qué más nos sobra para hacer de esta ciudad, un lugar vistoso, digno de celebrar unos Juegos Olímpicos? Fuera chabolas, concentrémoslos a todos en un gueto, que no los vea nadie, que nadie lo sepa, que se pudran y se mueran. Si llueve, que se ahoguen, no envíes bomberos, ni policía, ni ambulancias, solo al Samur Social, que son voluntarios o trabajadores mal pagados hartos de ver desgracias.

No quiero pertenecer a un Madrid limpio de gente “sucia e indigna”, “chusma e inmigrantes”. No quiero un Madrid solo para unos pocos. Madrid es de todos. La pobreza también vive en Madrid, y tiene derecho a tener voz. Y es que No hace falta cruzar el mundo para encontrartela día a día en la calle. Lástima que algunos quieran ocultarla desde hace mucho tiempo, creyéndose que ellos si son ciudadanos limpios, dignos, castos y puros. Ya hasta el lugar emblemático por excelencia con el que los pobres e inmigrantes se comunicaban por carta con sus familiares, ha sido ocupado por Don Limpio, el Emperador I de Madrid de la era consumista, y el segundo mejor Alcalde de Madrid, después de Carlos III.

Anuncios

Acerca de Charlie Torres

Hombre multitarea. Mente multidisciplinar. Consultor en nuevas tecnologías en Red Torres. Producción de live streaming, productor audiovisual, informático y redactor de contenidos. Mi blog. Ver todas las entradas de Charlie Torres

One response to “Madrid: Limpio, digno, casto y puro.

  • marich35

    Vaya radiografía de las cosas que no nos cuentan de Madrid. Los que no somos de allí, que sólo la visitamos de paso, para “estudiar” o para darnos al consumismo (a veces), no somos tan conscientes de todas estas cosas. Sin embargo, cuando sales de las calles “cool” de la ciudad, te das cuenta de que muchos ciudadanos, aunque muchos “madrileños” no les quieran llamar así, malviven en sus calles.
    Gracias Charlie por tus reflexiones y ójala las lean muchos de los que tienen en su mano que esto cambie radicalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: