Elecciones en EE.UU.: Obama vs. McCain, primer asalto.


A pesar de la incertidumbre, Barack Obama y John McCain se han enfrentado en el primer debate de la lucha electoral por la Presidencia de EE.UU. Aunque ambos han lucido trajes de similar tono azul, Obama llevaba prendida de su solapa derecha una banderita con la que despejar dudas sobre su falta de patriotismo.

El tema de este primer debate era la seguridad nacional y la política exterior de los EE.UU., pero los recientes acontecimientos económicos han mandado y el debate ha comenzado con la inevitable referencia a la crisis que atraviesa la primera potencia mundial y el plan de rescate puesto en marcha por George W. Bush.

Tanto Obama como McCain han coincidido, al comienzo de sus intervenciones, en que la situación económica a la que se ha llegado se debe a malas prácticas durante las Administraciones de Bush y a la radical brecha existente entre los intereses de Wall Street y los de los ciudadanos corrientes. McCain ha reconocido el exceso de codicia y avaricia de los agentes privados y la falta de responsabilidad de los cargos  destinados a controlar las políticas económicas y financieras.

Ante esta coincidencia, al ser preguntados por sus diferencias en medidas económicas, Obama ha defendido su programa de asignaciones económicas a las clases menos pudientes, así como una reforma en el sistema de salud que garantice una cobertura sanitaria adecuada para todos los estadounidenses. McCain ha criticado esta política de inversión y se ha centrado en el discurso habitual del Partido Republicano: recorte de gastos, mostrándose favorable de revisar los presupuestos militares y poniéndose en contra de la reforma sanitaria de su oponente.

Ambos candidatos van a apoyar el plan de rescate económico que George Bush proponga, por lo que el moderador les ha preguntado a qué estarán dispuestos a renunciar con tal de llegar a un acuerdo en el plan. Barack Obama ha regresado a su propuesta de modificar el sistema de seguros en el que se basa la sanidad estadounidense y en lugar de exponer sus renuncias ha defendido un plan de inversiones de corte keynesiano y otro de reducción de la dependencia energética exterior basado en las energías renovables y la optimización de los vehículos. John McCain tampoco ha concretado sus renuncias y, al igual que Obama, ha expuesto sus propuestas: inversión en energía nuclear, prospecciones petroleras en el territorio de EE.UU. y control del dinero donado a terceros países.

A lo largo de todo el debate el principal punto fuerte de McCain  ha sido presentarse como un político republicano independiente y crítico con la Administración Bush, para proyectar una imagen de ruptura en la continuidad que significaría su victoria.

Obama, sabedor de las críticas que le acusan de inexperto, se ha mostrado como alguien previsor en cuanto a política económica e internacional, un analista conocedor de la situación mundial, capaz de identificar los problemas y actuar para solucionarlos. McCain ha identificado rápidamente la estrategia del demócrata y le ha atacado desacreditando sus análisis y calificándolo como alguien que no entiende por dónde van los tiros.

Tras el apartado económico han pasado al internacional. “¿Qué lecciones hemos aprendido de Irak?”, les ha preguntado el moderador. “No se puede tener una mala estrategia que nos lleve a perder un conflicto bélico”, ha comenzado el republicano para después defender la actual estrategia en Irak: “Regresaremos cuando hayamos ganado la guerra. Alcanzaremos la victoria y la honra”; y ha explicado las consecuencias que acarrearía una derrota en ese frente: mayor influencia de Irán, mayor violencia sectaria y una guerra contra el terrorismo más amplia.

Obama, en su intervención, ha recordado que él se mostró en contra de la invasión de Irak porque no se conocía la estrategia de retirada y las consecuencias en las relaciones internacionales; también porque no se cumplió el objetivo en Afganistán: capturar a Bin Laden y acabar con AlQaeda.

En caso de llegar a la presidencia, el candidato demócrata ha explicado que pondría en marcha un plan de reducción de tropas en Irak y su aumento en Afganistán y una política de dureza y presión a Pakistán para acabar con la guerrilla talibán que opera en la frontera de los dos últimos países.

McCain ha hecho un uso emotivo de su condición de veterano al hablar de las guerras en Irak y Afganistán; y como si entre sus equipos hubiese algún topo, los dos candidatos han mencionado a madres de soldados muertos para apoyar sus respectivos planes bélicos.

Minutos más tarde han abordado las relaciones EE.UU.-Irán. El candidato del Partido Republicano ha defendido una política de sanciones internacionales consensuada entre las grandes potencias económicas y se ha mostrado totalmente en contra del programa nuclear iraní al considerarlo una amenaza directa para Israel y el comienzo de una escalada nuclear en la región. También ha criticado a Obama por tener la intención de sentarse a negociar con Irán sin ningún tipo de condición previa.

El demócrata ha coincidido con el republicano en su oposición al plan nuclear iraní y se ha defendido argumentando que las negociaciones sin condiciones previas no excluyen un trabajo preparatorio a bajo nivel y se ha mostrado en contra de las sanciones internacionales por carecer de éxito. En su opinión, la resolución de este conflicto vendrá dada por la involucración de Rusia y China.

Tras Irán han pasado a las relaciones con Rusia y cómo era percibida por cada candidato. Para Obama, hay que replantear las relaciones ante una Rusia cada vez más prepotente y desestabilizadora de la región a la que hay que hacer cumplir los puntos del acuerdo de paz con Georgia. También ha manifestado que EE.UU. debe apoyar la integración de Ucrania y Georgia en la OTAN, pero que no se debe regresar al ambiente de la Guerra Fría pues hay puntos de unión entre los dos países como son la no proliferación de armamento nuclear y la lucha contra el terrorismo islámico.

Otra vez más, McCain ha coincidido con Obama y se ha mostrado en contra de un retroceso al ambiente de la Guerra Fría con Rusia pero ha defendido la rápida incorporación de Ucrania y Georgia en la OTAN y el apoyo a las democracias de la región.

El debate entre los dos candidatos ha concluido sobre la percepción de cada uno sobre las posibilidades de un nuevo 11-S. Esta intervención de McCain ha sido la que más gracia me ha hecho. El republicano ha asegurado que EE.UU. es una nación más segura, pero no del todo. Ha defendido la necesidad de hacer un mejor trabajo de inteligencia y tener mejores interrogadores para que no sea necesaria la tortura de ningún prisionero.

Para Obama EE.UU. está más seguro pero debe reforzar algunos puntos como podrían ser los puertos o las aduanas. Él lo ha considerado más prioritario que los escudos antimisiles; y, al igual que McCain, ha defendido la política de colaboración antiterrorista con los países aliados.

El presidenciable demócrata ha llamado la atención de seguir atentamente a China. “Su presencia en el mundo es proporcional a nuestra ausencia”, ha afirmado porque se han centrado demasiado en Irak donde gastan recursos que podrían destinarse a I+D en EE.UU.

Barack Obama ha terminado el debate con un golpe de efecto al estilo Kennedy. Mirando a cámara, dirigiéndose a los espectadores, ha recordado la necesidad de recuperar la imagen y el prestigio de EE.UU. en el exterior y ha mencionado el Sueño Americano. Por el contrario, el final de McCain ha sido de lo más abrupto, nada más que unos segundos, el tiempo justo para decir: “Yo sé cómo sanar las heridas de guerra”.

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: