Becas de verano en Público (y algunas consideraciones)


A través de un tutieo de Arturo J. Paniagua me entero de que en Público buscan becarios para realizar prácticas este verano.

Según publica Ignacio Escolar en su blog, las prácticas se realizarían en Madrid, Barcelona y Sevilla, y los únicos requisitos son: ser estudiante de periodismo o haber terminado la carrera y mandar a becas@escolar.net: el currículum, algunos textos escritos y unas 10 líneas de por qué te gustaría trabajar en Público.

En los comentarios de esta entrada ya se ha organizado un interesante debate en torno a algo tan polémico como lo es el sistema de becas. De momento predominan las críticas contra las becas e Ignacio Escolar se defiende como puede:

“Yo aprendí así el oficio. Y creo que hay que luchar contra la explotación en forma de beca, no contra las becas en sí mismas.”

Personalmente, considero las becas y los becarios una forma de que las empresas obtengan mano de obra barata en vacaciones y así cubrir los puestos de los que veranean. Bajo la excusa de que te enseñan, no te tienen realizando el trabajo de un aprendiz, sino el de un profesional con sueldo de aprendiz.

Esta situación es, acaso, más sangrante y vergonzante en la oferta de Público. “Si eres estudiante de periodismo o acabas de terminar la carrera”, condiciona Escolar. ¿Pero qué cojones está proponiendo? Lo que el director de Público está haciendo es colocar en las mismas condiciones laborales y de sueldo a un estudiante de periodismo y a un recién licenciado.

¿Acaso esto no es explotación? ?¿Esa explotación contra la cual quiere luchar Escolar con sus becas? En “Imperio”, Antonio Negri y Michael Hardt proponen que el cambio vendrá dado por la negación, cuando la gente aprenda a decir no y negarse a aceptar las condiciones basura y ofertas de mierda que el poder ofrece.

Puede que para los estudiantes sea una oferta de lujo, pero para los recién licenciados es una humillación el que, después de gastos y años de carrera, esté realizando el mismo trabajo y con el mismo sueldo que alguien de 3º o 4º. Es por eso que les animo a que se nieguen, que digan no a la oferta de Escolar e intenten encontrar algo más digno que lo que el director de Público ofrece.

Anuncios

20 responses to “Becas de verano en Público (y algunas consideraciones)

  • soulinake

    y con este post, oficialmente inauguro mi columna de opinión, titulada: “algunas consideraciones”.

  • Guybrush

    ¿Y si, cómo él dice, el sistema de becas que utilizan no sobreexplota a los becarios y es realmente un complemento a los estudios universitarios?

  • soulinake

    guybrush, que un recién licenciado trabaje bajo una beca es explotación. se merece un contrato normal y no estar al mismo nivel que uno de 3º.

    pero de todas formas hay que dar un voto de confianza y conocer cómo serán las condiciones laborales (horas, tareas…).

  • pablolopez

    hey! me alegro de que te hayas lanzado a hacer tu columna de opinión Jake!

  • Isaias

    Hola. Un amigo me envió un mail informándome sobre la propuesta de Escolar, ya que estudio periodismo, mi colega pensó que podría interesarme. Busque información en la red y encontré este blog.
    Es interesante tu punto de vista, ya que a muchos jóvenes se nos nubla la vista cuando nos ofrecen un supuesto “trabajo de verdad”. Según los empresarios y algunos profesores esto puede catapultarnos hacia una carrera de posibles éxitos trabajando en los medios aparentemente triunfadores (El País, El Mundo, Antena 3 o RTVE).
    En este caso, al igual que a ti, a mi las becas Público me dejan un olor a desconfianza al tratar por igual a alguien que pueda ser (en mi caso) de primero de periodismo como a un licenciado. Este tipo de “ofertas” deja a la luz la consideración que tienen medios como Publico a los futuros profesionales: da igual que seas un licenciado o no sepas nada, ven que yo te “enseño” y te “pago”. Pero tu produce! produce! produce!
    No se si realmente echaré el curriculum, porque lo que para un licenciado es una estafa para alguien de primero como yo es una oportunidad. Pero me alegro de haberme cruzado con este blog y de que me haya aportado un diferente punto de vista.

    Un saludo, y muy apropiadas las viñetas!

  • mielylimon

    El caso es que ahora mismo las opciones lejos de las becas son tan imposibles de conseguir sin haber terminado la carrera… (Mi caso). No sé si lo echaré, pero me viene genial haberme enterado, a reflexionarlo tocan!!
    Por cierto, me llamo María, estudio Periodismo en la Carlos III y os vi y escuché en el congreso de periodismo Digital de la Complu como en el de tendencias del e-periodismo de mi uni. Tras las múltiples peticiones de los ponentes de que nos hiceramos un blog, no he podido evitar caer. Y como me gustó vuestra participación, pues me he interesado en visitar vuestra página.
    En fin. Que os agrego a mi blog.
    Un saludo!!!

  • pablolopez

    pues ahora sólo tienes que decirnos cuál es tu blog y pasarte por las campusbeers&blogs que celebraremos a finales de junio!

  • mielylimon

    Vaya, pensaba q salía por defecto… bueno xD
    mielylimon.wordpress.com

  • Mari Trini Giner

    Interesante debate, sin duda y muy apropiado 🙂

    1º agradecer a mielylimon su visita y su link, 🙂
    y 2º entrando en el debate planteado, soy consciente de que trabajar como becari@ es un trabajo duro y del que se aprovechan y mucho, pero creo que hay que saber con quién se trabaja y cómo, además hay que saber poner límites en este tipo de contratos para que no se aprovechen. En resumen, no dejéis que se aprovechen 🙂

  • Juan Rodríguez Millán

    Estamos ante la pescadilla que se muerde la cola y ante uno de los motivos por los que esta profesión está tan devaluada ahora mismo.

    Que nadie se engañe: todo becario que entre en un medio de comunicación, salvo contadísimas excepciones, va a realizar el trabajo de un redactor a poco que sea medianamente espabilado y después de un par de días que tengan sus jefes para valorarles.

    Mi experiencia es demoledora. En mi primer trabajo, en una de las agencias de noticias llamadas grandes, me quedé solo todo el día en las elecciones generales de 2000, hasta que llegó el resto de la redacción a eso de las 20.00 horas para hacer lo verdaderamente gordo, cuando apenas había trabajado dos semanas (cuatro día en cada una de ellas). Con una experiencia de siete días, un becario defendiendo el fuerte, sin ayuda de ningún tipo, sin excesivas explicaciones, sin apoyo de nadie. Para alucinar.

    Lo de Público es especialmente sangrante porque ofrece una beca a un licenciado. ¿En qué otra profesión sucede esto? El problema es que va a tener candidatos a patadas, lo que perpetúa este lamentable sistema. Y decía aquello de la pescadilla que se muerde la cola porque, para el estudiante, es una de las tres formas posibles de entrar en un medio de comunicación. La segunda es el enchufe (con todos los problemas éticos y de convivencia que eso puede conllevar) y la tercera el máster (que no está al alcance de todo el mundo).

    Así va el periodismo, señores…

  • Charlie Torres

    Otros directores de grandes medios piensan lo mismo que Escolar. El fallo del director de Público es establecer el mismo rasero para uno de quinto, para un licenciado y para uno de primero. Ya de paso, que no sean solo periodistas, que se animen químicos, físicos, y pilotos (que me constan muchos en paro y tienen ideas de altos vuelos).

    No me lo esperaba de Escolar. Es decir, que las putas no pueden ser explotadas en su periódico, pero los licenciados con cierta experiencia de prácticas y demás sí

    De todas formas, yo, que no voy a mandarle el curriculum a Escolar, si pido desde aquí, que quien se lo mande y le cojan, nos lo cuente… por si el joven director se inventa un nuevo sistema de becarios en el que no se putee al periodista, no se le sobrecargue de trabajo, y no se menosprecie al licenciado. Las becas hoy día no están controladas como lo están en parte en la Formación Profesional, y ese es el grave error y el problema de fondo: que la empresa y el empresario puede hacer lo que quiera con el becario.

  • Un_Periodista

    Totalmente de acuerdo con el autor del Post. Una cosa es un licenciado y otra un estudiante.
    La pregunta (y ahí está la clave) que le hacen repetidamente a Escolar y a la que él no responde, es esta: “Entonces, ¿nos quedamos sin saber cuánto cobra y cuánto trabaja un becario en Público?”

  • Ignacio Escolar

    “Lo que el director de Público está haciendo es colocar en las mismas condiciones laborales y de sueldo a un estudiante de periodismo y a un recién licenciado.”

    Creo que no me he explicado bien en el anuncio que puse en el blog. Con recién licenciados me refiero a los que hace menos de un año que han terminado la carrera. No es una norma que me haya inventado yo, es el convenio que ofrecen la gran mayoría de las facultades de periodismo con las que tenemos firmados acuerdos. A mí, personalmente, me parece razonable. Depende de cada caso, y hay periodistas que se merecen un sueldo profesional antes incluso de licenciarse. Pero gran parte de los recién licenciados aún no cuentan con la experiencia necesaria como para optar a un trabajo mejor remunerado y, si sólo pudiesen acceder a este tipo de becas los estudiantes, tendrían menos posibilidades de acceder al mercado laboral. Además, este tipo de becados, los que ya han terminado la carrera, lo tienen después mucho más fácil para quedarse con un contrato estable.

    “No me lo esperaba de Escolar. Es decir, que las putas no pueden ser explotadas en su periódico, pero los licenciados con cierta experiencia de prácticas y demás sí”

    A día de hoy, en Público no trabaja un solo becario. Ni uno. Y todos los periodistas (139 en plantilla repartidos entre la redacción central, las dos delegaciones y las corresponsalías nacionales e internacionales) tienen contrato indefinido y condiciones salariales dignas, muy por encima de la media del sector. Como comenté en mi blog, que se haya abusado de los contratos becarios/precarios como forma de obtener carne de periodista a buen precio, con becas que se encadenan de forma indefinida, no significa que las becas sean malas siempre. Yo creo que se puede hacer bien y que las becas son la mejor manera para que un estudiante o un recién licenciado conozca la parte práctica de un oficio que se aprende en las redacciones más que en las universidades. Como casi todos los periodistas, yo también fui becario y no me sentí explotado. Fue una fantástica oportunidad para aprender.

  • Charlie Torres

    Señor Escolar.

    En primer lugar, agradecerle su paso por este humilde blog de estudiantes de periodismo de Madrid y Sevilla.

    En segundo lugar, celebrar que las condiciones de los empleados de Público son las que usted describe en el comentario anterior, teniendo en cuenta que en un país como el nuestro, los abusos empresariales están a la orden del día (aunque lejos de la agenda-setting…) Si así es, que así sea en el resto de medios de la profesión, y enhorabuena. Por desgracia, hoy por hoy las condiciones en muchos medios, (reitero: y en otros puestos de trabajo fuera del periodismo) dejan mucho que desear por culpa de quienes, como usted muy bien apunta, “han abusado de los contratos becarios/precarios”. Que intente cambiar esta lacra en la profesión desde la dirección de un medio, le honra como profesional y como persona.

    Y en la línea que está siguiendo su periódico, no le vendría nada mal una vueltita por el mercado de las consultoras y ETT´s que ofrecen contratos de obra en grandes multinacionales y las extrañas condiciones contractuales que en ellas se dan. Los que trabajan asalariados para las consultorías o agencias de trabajo temporal, también suelen ser en muchas ocasiones licenciados, ingenieros y titulados altamente cualificados, que sufren de explotación laboral e inseguridad en la continuidad de su puesto de trabajo, aparte de realizar tareas no adecuadas a su puesto. Extrañas condiciones contractuales como esa de aumentar mínimamente la remuneración del contrato en función de la categoría, para que el empleado no tenga derecho a la revisión anual del IPC. Ahora que estamos en crisis, seguro que a muchos les interesarían estos temas.

    Gracias por la aclaración, señor Escolar, y por hacerla en este blog, que pretende convertirse en un foro periodístico por y para los universitarios.

  • Posh

    El becario como su propio nombre indica nunca tendrá las mismas condiciones que los que se encuentran en plantilla.

    Por una parte es lógico, pero creo que como profesionales que son, los directores de los medios no se deberían quedar simplemente en denominar a sus trabajadores como becarios. Como bien apunta Escolar “hay periodistas que se merecen un sueldo profesional antes incluso de licenciarse”… pues si lo saben, porque cierran los ojos y explotan dicha beca hasta su vencimiento?? Si merecen un mayor reconocimiento , no veo cual es el motivo por el cual en la gran mayoría de los casos se pongan una venda y los exploten.

    Si como dice el director de Público esas son sus condiciones , me alegro ,pero aparte de que la profesión cada día tiene menos prestigio , son los propios periodistas y empresas periodísticas las que contribuyen en gran medida a la desilusión de los estudiantes y profesionales.

    Hasta que no aprendamos a dar el prestigio que se merece la profesión , empezando por sus propias raíces, las cosas no van a cambiar ni para los becarios ( siempre los peores parados) ni para los curritos licenciados que cobran 3 duros y también están explotados…

  • Jesu

    Bueno, he venido leyendo los comentarios en este post, sin pronunciarme, algo que voy a hacer ahora. Yo estoy de acuerdo con ambas partes, según los puntos. Veamus.

    En primer lugar, creo que no hay que demonizar las becas. Cierto es que estas becas las conceden empresas de comunicación. No seré yo el que tenga más cariño a las empresas del sector, ya que todos los autores de este blog (una buena parte, al menos) desconfiamos en cierta medida de los conglomerados empresariales de Comunicación, por lo que todos sabemos (que te explotan, que te obligan a seguir la línea editorial, etc.), y por otros motivos. Obviamente, preferimos una iniciativa como la que llevamos a cabo en el Sinfu, totalmente independiente, y controlada por nosotros mismos, sin poderes externos o superiores que condicionen nuestra labor como informadores. Sin embargo, como ya han dicho más arriba, las becas constituyen una de las vías que tienen los periodistas para acceder al mercado laboral. Personalmente, pienso que tenemos que aprovechar todas las oportunidades que se nos dan de poder hacernos un hueco en el mundo laboral. La cosa está muy chunga, eso lo sabemos todos. Así que es conveniente no olvidar que amigos hay que tener hasta en el infierno.

    Por otra parte, estoy de acuerdo con Jake en que los licenciados deben tener un trato digno y acorde con su condición de profesionales, y no deben ser tratados como simples aprendices. No pretendo decir que el señor Escolar tuviera la intención de menospreciar a los licenciados (o recién licenciados, según sus palabras), pero eso de escudarse en que “es el convenio que ofrece la gran mayoría de facultades de periodismo con las que tenemos firmados acuerdos” me suena un poco a excusa barata, algo como “es que es lo que hacen todos los diarios/facultades”. No sé, es una impresión, pero es así.

    De todas formas, tengo que romper una lanza en favor de Ignacio Escolar, ya que es cierto que hay periodistas que aún están en segundo o tercero y que tienen mucha más experiencia que muchos licenciados. ¿Realmente es justo darle un mejor trato al licenciado sin experiencia que al estudiante experto? No debemos olvidar que el título no hace al profesional.

    No sé, yo creo que el tema de las becas está mal, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras. Personalmente, me parece que hay que apostar por cualquier oportunidad de trabajo que se nos presente (dentro de unos límites, claro está). Todos hemos oído hablar en Sevilla de ciertos diarios que se valen de becarios y más becarios, gracias a sus convenios con la Fcom y la US, pero realmente, creo que merece la pena probar, aunque sólo sea por tres meses. Pensad que unas cuantas líneas en nuestro currículum siempre vienen bien.

    Además, siempre que surge un debate similar a éste me acuerdo de unas palabras que dijo Pablo Ordaz (periodista de EL PAÍS) en una conferencia en la Fcom de Sevilla, haciendo referencia a la tarea que cumple el profesional de la información como contrapeso dentro de la propia empresa. Él decía que un gran atractivo de la profesión, además de un buen ejercicio para la empresa y para el propio profesional, es forzar los límites editoriales de la redacción de tu diario, yendo más allá de las fronteras sicológicas o reales que hay impuestas en el medio, y planteándole a tus jefes temas que ellos en principio no aceptarían. Ordaz plantea como algo necesario el que los periodistas estén dispuestos a ir más allá de los límites de su medio, que sean valientes para desafiar el orden impusto dentro de la redacción. Para que nos entendamos, es algo similar a lo que hace Arcadi Espada en EL MUNDO (un rol que me encanta, por cierto).

    Digo esto porque aquí se está hablando de luchar contra las becas basura, y demás. Yo creo que la solución no es tanto decir que no a las becas (porque, al fin y al cabo, siempre va a haber alguien que diga que sí), sino entrar en el medio y cambiar la situación (y el propio medio) desde dentro. Entrar como becarios en Público (y otros medios), y cambiar la situación de los becarios precarios luchando activamente, y no con una negación pasiva.

    Este es mi punto de vista. Quizá muchos me critiquéis, pero yo pienso así porque tengo siempre presente que sin esfuerzo y sufrimiento (repito, siempre en su justa medida, no pretendo defender a los explotadores) no se consigue nada. Yo ya he estado sudando y currando duro en medios que no son precisamente grandes, y quizá por eso entiendo la postura de Escolar en su comentario (“Como casi todos los periodistas, yo también fui becario y no me sentí explotado. Fue una fantástica oportunidad para aprender”).

    Bueno, eso es todo. Saludos a los parroquianos!!!!

  • Jesu

    Tacazo gordo al canto!!!! Siempre igual, no tengo remedio… 😆

  • Ignacio Escolar opina sobre las becas del diario Público « Mari Trini Giner

    […] Para más información y ver lo que Ignacio Escolar opina pulsa aquí. […]

  • TELEDIARIO PRECARIO, Capítulo Extra de la 1ª temporada « Sin Futuro y Sin Un Duro

    […] Esta equiparación de estudiantes con licenciados, era criticada desde este blog a través de una irónica entrada de Jake Soulinake y Escolar, el pasado sábado, nos respondía, matizando la intención de las becas e informando de […]

  • Tefa

    Me parece vergonzoso este sistema de becas y prácticas pq cuando estás estudiando la carrera y tienes 20 años lo toleras pero lo que no se puede permitir es que con cierta edad te sigan llamando para ser becario.
    Yo tengo 26 y sólo me llaman para hacer prácticas me parece una tomadura de pelo, una explotación y una falta de solidaridad profesional. No podemos excusarnos en el aprendizaje porque aquí lo único que se busca es la rentabilidad de la empresa y por mucho que Escobar intente justificarlo, los medios son eso, una empresa más que se esconden detrás de palabras como independiente o progresista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: