Las cosas claras, como el agua


ANÁLISIS

No acaba de arrancar todavía la legislatura y el primer gran problema, al margen de la crisis económica,  le desborda al gobierno de Zapatero. Durante los últimos días hemos asistido a cruces de declaraciones entre colectivos ciudadanos y portavoces del Gobierno de España y de la Generalitat de Catalunya, por el trasvase, trasvasillo o el vasito de agua que el Ebro le cederá a su paso por por la provincia de Tarragona a Barcelona. Una guerra dialéctica en la que no ha mediado la Academia Española de la Lengua, que bien podría haber dicho que estamos hablando de un auténtico trasvase de agua, aunque sea temporal, por pocos hectómetros cúbicos y una medida de urgencia.

La sequía que se avecina contrasta con las lluvias de este Abril, que parece estarse comportando hasta ahora dignamente, haciendo honor a su refrán de “aguas mil”. Pero por desgracia, la época fluvial llegará pronto a su fin y los pantanos seguirán bajo mínimos en Cataluña. Y ahora precisamente no es momento de que el Gobierno continúe con sus desbordantes dialécticas que intentan secar el cerebro de los ciudadanos. Si es un trasvase lo que hace falta, y se hace, pues llámesele trasvase. Al igual que el reajuste “del cinturón” se llama CRISIS ECONÓMICA, y con mayúsculas.

Las protestas y la guerra del Agua se avecinan para este verano, pero ya están en la calle. Ayer, unos ochenta miembros de la Federación del Foro Solidario por el Agua y el Medio Ambiente de la Comunitat Valenciana (Fosama) se concentraron en la puerta de la Moncloa, al grito de ‘Agua para todos’, para exigir que “el agua del Ebro llegue a la Comunitat” y para demostrar que “el Gobierno está haciendo una política hídrica discriminatoria”, según señaló el portavoz de la entidad, Paco Cabrera.

Video: EuropaPress

¿Agua para todos? Parece ser que para Catalunya si, donde gobierna el PSC, pero para Valencia no, donde gobierna el PP. Francisco Camps, líder del PP valenciano ha hecho hincapié en este tema durante la semana, pues sabe que es un rédito político importante. Camps, junto con Ramón Luís Valcárcel, presidente de Murcia, daban una rueda de prensa para exigir la recuperación del proyecto del Trasvase del Ebro.

Video: EFE

Aquí entra una nueva dialéctica. Agua para todos sí. ¿Pero para qué? ¿Para beber? ¿O para regar las nuevas urbanizaciones y los campos de golf como ya ocurre en Murcia con el trasvase Tajo-Segura?  El Presidente de Castilla-La Mancha, Jose María Barreda, también aprovechaba esta semana la ocasión para recordarle al murciano que los castellano-manchegos también necesitan agua. Y de paso, le echaba un cable a Zapatero con la polémica del trasvasillo.


Video: RTVCM


Juantxo López de Uralde, director de Greenpeace en España, 
recordaba a Mara Torres en La2 Noticias que “España es un país semiárido, y como tal, no le sobra el agua”. Y esta es la frase que debieran entender nuestros políticos, y pararse a pensar si la especulación inmobiliaria, por la cual se han desarrollado tantas y tantas promociones urbanísticas, no es la verdadera responsable de la sequía actual. Al igual que esta misma especulación inmobiliaria es la responsable de la actual crisis económica, y no Zapatero, como les gusta decir a muchos ciudadanos adoctrinados y con el cerebro seco.

Ni que decir tiene, que cualquier trasvase supone un daño ecológico. En el caso en el que nos encontramos, será como medida de urgencia para el consumo humano, el cual no se limita solo a beber, por cierto. Aunque esté completamente justificado. Pero ni en Catalunya a todos les gusta el trasvase. También ayer Viernes en el Ebro a su paso por Tortosa (Tarragona), la Plataforma en Defensa del Delta arrojó varios kilos de sal en la puerta de la Subdelegación del Gobierno. Simbolizaban así los efectos negativos que el trasvase de agua puede tener sobre el río. La Plataforma recibe el apoyo y colaboración desinteresada de numerosas asociaciones ecologistas y culturales, que creen que ya es hora de acabar con los despropósitos de lo que han calificado como ‘la política de codicia del agua’.

  Video: spaintelevision

Todo este vaivén de declaraciones solo intentan que el agua venga y vaya donde a cada cual le convenga. Es por ello que es necesaria una gestión del agua regulada por la ley en un país en el que no sobra. Y digo Gestión y no Política del Agua, porque eso es lo que han venido haciendo nuestros políticos durante la pasada semana. Hacer política aprovechandose del problema del agua. Y la verdad es que se podrían haber ahorrado la saliva para luego no beber un trago de agua.

Además de la sequía y la guerra del agua, tenemos a la vuelta de la esquina una oportunidad. La que nos brinda la Expo 2008 de Zaragoza, que bajo el título “El Agua en la Tierra” promete ser un escaparate y un punto de partida para una gestión correcta de los recursos hídricos, no solo en España, sino en el Mundo. Porque parece ser que nuestros políticos solo se preocupan del agua, y algunos lo hacen para especular, o para que lo hagan las empresas de sus comarcas. La oportunidad debe ser aprovechada, aunque algunos, como los de ZH2NO digan que la Expo, solo esté sirviendo para más especulación. Quizás no les falte razón.

Anuncios

Acerca de Charlie Torres

Hombre multitarea. Mente multidisciplinar. Consultor en nuevas tecnologías en Red Torres. Producción de live streaming, productor audiovisual, informático y redactor de contenidos. Mi blog. Ver todas las entradas de Charlie Torres

6 responses to “Las cosas claras, como el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: