Jugando a profetizar el futuro energético


“Con un par… de gafas”

Recuerdo como cuando era un crio iba con mi moneda de veinte duros a comprar el pan, o cuando con esa misma moneda me iba a comprar cuatro bolsas de matutano de 25 pesetas. Ahora, lo que eran esos veinte duros son sesenta céntimos de euro y con ese dinero puedes comprar una barra de pan. Este cambio significa que el precio del pan ha aumentado al doble en unos años, nosotros no pasamos hambre por ello, pero en los países pobres este cambio seguro que está causando estragos.

En el fondo, en este artículo quiero volver al tema que trate ayer: la crisis de alimentos. Aquí la crisis económica significa apretarse el cinturón e, incluso, perder el empleo; pero en los países pobres la crisis económica significa no comer algún día o, en el peor de los casos, morir de hambre y estoy seguro de que muchos casos son de esos peores que digo.

La solución parece pasar por una política que tenga en cuenta el nivel de consumo de los chinos y otros países emergentes y una firme apuesta por las energías renovables, en lugar de por los biocombustibles. Sin embargo, a mi juicio, la tecnología no está lo suficientemente desarrollada ni lo estará a corto plazo para hacer frente a la escasez de combustibles naturales, por lo que en las próximas décadas probablemente cobre especial protagonismo la energía nuclear, de hecho ya se está planteando en algunos países, como Francia, construir nuevas centrales de este tipo.

Los países que decidan no apostar por la energía nuclear tendrán que buscar una alternativa posible y viable que pueda garantizarles el suministro energético que necesitan, por lo que la inversión en I+D será fundamental en estos países con el objetivo de encontrar alguna forma de explotar de forma más eficaz las energías renovables. Además serán estas investigaciones las que permitan abandonar la energía nuclear para dar lugar a un panorama energético totalmente natural, aunque esto suena utópico de lo lejos en el tiempo que lo vemos en este momento. Ya se verá (aunque no lo veamos nosotros) cómo son las cosas dentro de dos siglos.

Anuncios

Acerca de pablolopez

Soy periodista, estudiante de periodismo, nací el 5 de Octubre de 1987 en Madrid, aunque estoy muy vinculado a la ciudad de Sevilla en la que viví un año. Además del periodismo me atraen otras muchas cosas como la poesía, la literatura, el arte, la filosofía, la psicología, en el fondo el pensamiento en general y todo aquello que exalta al ser humano. Soy un ser exaltado, entusiasta, aunque vergonzoso y tímido. Mi forma de pensar camina entre el idealismo y la realidad pasando de un lado a otro, pero prefiero luchar por el idealismo porque es la única forma de cambiar, aunque sólo sea un poco, el mundo. Creo que los cambios deben empezar por uno mismo y que no hay mejor forma de predicar que con el ejemplo. Soy un escéptico pues, como Arcesilao, pienso que "no existe representación que, aún pareciendo verdadera no pueda ser falsa" y que ni siquiera sabemos si no sabemos nada. A pesar de todo, nuestras limitaciones nos permiten conocer el mundo lo suficiente como para vivir en él y ser felices que, al final, es lo importante. Puedes visitar mi blog personal en http://pablolopez.org Ver todas las entradas de pablolopez

4 responses to “Jugando a profetizar el futuro energético

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: