Reporteros sin Fronteras prenden la llama de los derechos humanos


Hoy se encendía la antorcha olímpica en el monte Olimpia, cuna de los antiguos juegos griegos, y que ahora son los juegos olímpicos que se celebran cada cuatro años. En 2008, durante este verano, China y la ciudad de Beijing, mas popularmente conocida por el mundo occidental como Pekín, acogerán la celebración de estos juegos. Pero tres activistas de Reporteros Sin Fronteras, dos de origen tibetano, como pueden observar en las imágenes, recordaban al mundo en plena ceremonia, que el país donde se van a celebrar los juegos olímpicos, está oprimiendo injustamente a su pueblo. Portando uno de ellos una bandera negra con esposas enlazadas formando el anagrama de los anillos olímpicos, han querido irrumpir en la ceremonia de la antorcha, encendiendo si cabe aún más la mecha entre Tíbet y el gobierno chino. El conflicto de China con la región del Tíbet, puede costarle al régimen comunista el disgusto de un boicot a unos juegos olímpicos como ya le ocurriese a Moscú y Los Ángeles en 1980 y 1984 respectivamente.

La República Popular China no está exenta de polémica por sus duras políticas represivas para con su población. Los derechos humanos no son el fuerte de una china comunista que crece económicamente con gran fuerza, pero que amedrenta a su población con hambre, con despropiaciones masivas para grandes obras, y con severos castigos personales en el caso de tener dos hijas. En el caso del Tíbet, podríamos hablar del “genocidio cultural” que denunciaba el Dalai Lama, y del oscurantismo del conflicto, pues recordemos que China ha expulsado del Tíbet a todos los periodistas y turistas para evitar la difusión de informaciones o imágenes de la represión de ejército chino que según fuentes tibetanas se cifra en más de un centenar de muertos. Dicha censura, ha provocado la acción de hoy de RSF, que en un comunicado en el que se atribuian el boicot al acto, aseguraban que “Si el fuego olímpico es sagrado, los derechos humanos lo son todavía más. No podemos dejar que el Gobierno chino se apropie de la llama, símbolo de paz, sin denunciar la situación dramática de los derechos humanos en el país”.

La política de represión de China, es la que ha hecho que turistas occidentales hayan apostado por la adopción masiva de niñas chinas, y la que puede provocar, tras el escándalo del Tíbet, que occidente se replantee si acude o no con sus delegaciones hasta Pekín este verano. No obstante, debemos recordar que EE.UU. usa el Tíbet desde hace años para presionar al gobierno chino y poder acabar así definitivamente con el comunismo debilitando al régimen. Dicho escenario de un imperialismo occidental imperante frente a una china comunista omnipotente hace temblar a dragones y mazmorras. De momento, el boicot occidental comenzó por Steven Spielberg, el afamado y laureado director de cine, que la semana pasada renunciaba a su puesto de asesor artístico para la ceremonía de apertura.

Claro que todo este horror, no se ve reflejado en la positiva publicidad que genera China al realizar obras de ingeniería como la Linea 5 de Metro de Pekín, o el nuevo aeropuerto. Tampoco han descuidado las campañas publicitarias para los JJ.OO.

Anuncios

Acerca de Charlie Torres

Hombre multitarea. Mente multidisciplinar. Consultor en nuevas tecnologías en Red Torres. Producción de live streaming, productor audiovisual, informático y redactor de contenidos. Mi blog. Ver todas las entradas de Charlie Torres

3 responses to “Reporteros sin Fronteras prenden la llama de los derechos humanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: