Resaca post-electoral: ¿Estamos tontos o qué?


Es la pregunta que me hago al relacionar dos hechos que no tienen nada que ver salvo el método (más o menos democrático), pero que si los analizamos podrían decir mucho de la sociedad española o, por lo menos, de su inteligencia. Me refiero a la subida en escaños tanto de PSOE y PP, como a la elección de Rodolfo Chiquiilicuatre como representante de España en Eurovisión.

El bipartidismo, dicen, es una enfermedad de la democracia a la que nos estamos abocando o que ya padecemos, según se mire. Conforme veo las cosas, digo que es una enfermedad de la sociedad española, causa y producto del adocenamiento en el que viven muchos españoles, cada vez más si se ven los resultados de los dos principales partidos.

El bipartidismo es la simplificación de la democracia y se llega a él por una simplificación del pensamiento. Es reducir el espectro político a dos fuerzas, es maniqueísmo, es blanco o negro, frío o calor, conmigo o contra mí, PP o PSOE, “fachas” o “rojos”. Es aniquilar el pluralismo político, fusilar u obviar uno de nuestros principios constitucionales, que existe en la teoría y en el principio de la práctica, pero que lo veo en camino de desaparecer.

elroto.jpg

Y este problema es algo que se masca en la sociedad española. Si se critica a Esperanza Aguirre por los hospitales, eres socialista; si te metes con Zapatero por mantener los contactos después del atentado de la T-4, te dicen “facha” o “pepero”; si no te gusta Telemadrid estás justificando a Canal Sur, y si no lo haces porque son tendenciosos es que te gusta el tendencioso de Gabilondo o viceversa.

Éste es el dualismo político que se ha creado en España, al que muchos se entregan y tragan y quieren que traguemos. La política es expresión de la vida social y de las fuerzas sociales que luchan por el poder. Simplificar la política, en el momento final de la práctica electoral, a dos partidos es simplificar la vida y reducir nuestro intelecto.

Por otro lado, tengamos en cuenta que, luego, estos dos partidos no son tan diferentes, que votar al PP no es ser un fascista ni porque te guste el PSOE eres “rojo”. Ambos tienen bastantes cosas en común: Solbes siguió la política económica de Rato (porque así lo dice la UE) y esta campaña electoral ha sido una subasta a la baja en impuestos.

¿Entonces a qué viene esta tontería generalizada? El origen lo veo en el maniqueísmo en que está sumida la sociedad española. El final, al cuento del voto útil y a la Ley D´Hont: explicación que responde al miedo de una parte de la izquierda a que ganase el PP y al hecho de que unos votos valgan más que otros.

¿Qué tiene que ver el aumento de votos de PP y PSOE con la victoria de Chiquilicuatre? Si vemos que el bipartidismo eschiquilicuatre.jpg una enfermedad intelectual relacionada con la tontería, que los dos partidos mayoritarios han aumentado sus votos con el respaldo del 85% de los electores y que el producto de la Sexta ha ganado por mayoría, tiene que haber procesos mentales relacionados que han regido los actos de los que han participado en alguna de esas votaciones.

No sé si España será friki o no, pero sí es un poco tonta. Sacan a un notas haciendo el capullo con una canción de verano y le siguen como borregos. Sinceramente, no lo entiendo. ¿Seré yo el tonto? ¿O es que como el informe PISA nos deja tan mal en lectura hay que hacer las cosas para imbéciles?

Anuncios

3 responses to “Resaca post-electoral: ¿Estamos tontos o qué?

  • ¡El Chiki-chiki a Eurovisión!, lección para las elecciones « Opini-hoy

    […] Veo que a Sin futuro y sin un duro le intranquilizan los mismos temas que a mi. […]

  • Adrian Vogel

    Hombre, yo empiezo negando la mayor: no hay bipartidismo. Hay 2 partidos mayoritarios de ámbito nacional. Hay un tercero que se ha dado un batacazo, y que en algunos lugares ha habido escisiones que se han presentado con su propia lista (IU) Otro mas que nació bien pero no acaba de cuajar (Ciudadans) Otro recién nacido (UPyD) También están los partidos nacionalistas. Los de centro-derecha y los separatistas –a estos me niego a llamarlos nacionalistas de izquierdas, una contradicción de términos. Algunos de estos han ejercido, ejercen y ejercerán de bisagra para la gobernabilidad. Pero hay más como el Partido de los No Fumadores, el ¡CDS!, el Carlista, el POSI, el Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal, 2 Falanges, la Unión por Leganés, etc., etc.

    En términos de mercado, esta fragmentación conduciría a fusiones y adquisiciones (también a alguna que otra suspensión de pagos) hasta encontrar la eficiencia. Parece que estamos lejos de ese escenario.

    Entiendo lo que quieres decir y expresar, pero por favor no lo llames bipartidismo. Se extiende y se pone de moda…

  • Caos

    Sencillamente, habiendo las opciones que hay para elegir, preferimos reirnos un rato viendo al Chikilicuatre que a la Rosa de España, o Dios sabe a que personaje.

    Yo, personalmente, me siento mas identificado con el “capullo con una cancion de verano” (El cual es un actor, esta cancion lo que pretende es, ni mas ni menos, burlarse de las canciones estupidas, en concreto en este caso el reggaeton) que con cualquier otro personajillo de los que se presentan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: