Resaca post-debate (y II): Jornada de locura


Me permitirán esta licencia sensacionalista y, a cambio, admitiré todas las críticas que su uso me supongan; pero es que mientras los ojos enteros de la nación estaban centrados en la campaña pre-electoral y la atención arrobada por el debate entre los dos candidatos, todos, todos (yo me incluyo, así que ustedes señores, hagan lo propio), nos hemos olvidado de uno de los grandes problemas de la sociedad española del siglo XXI: la violencia del hombre hacia la mujer.maribel-verdu.jpg

Y lo hemos hecho por completo. Fíjense ustedes que, en nuestra vida cotidiana, nada más que nos acordamos de su existencia cuando los medios nos informan de la muerte de alguna mujer, pero es que ahora estábamos tan en Babia, que han tenido que ser cuatro las mujeres muertas para que pongamos los pies en la tierra: Laura, de 22 años, en Madrid, y María Victoria, de 49, en El Puerto de Santa María, han sido las únicas a las que he podido identificar. De las otras tan solo sabemos sus siglas: M. G. S. V., con 44 años, en Cullera; y M. J. M. C., de 55 años, en Valladolid, también son mujeres con rostro y nombre propio que, sin embargo, pasan a la posteridad, con unas siglas que para nada harán justicia al recuerdo que sus allegados tengan de ellas.

orfanata.jpgEn el debate que tantos seguimos, puede que ellas también, tan solo se mencionaron tres grupos de víctimas: las del terrorismo etarra, las del incendio de Guadalajara y las de los accidentes de tráfico. De estas últimas Zapatero se vanaglorió ante su rival: “Las hemos reducido, las hemos reducido”, o algo similar. ¿Y qué hay de todas estas mujeres muertas: 74 en 2007 y 14 en lo que llevamos de año? Esas no se mencionaron ni recibirán (las de 2007, ni las 509 muertas desde 2000) los honores de Estado que han recibido los dos guardias civiles asesinados en Francia o los militares muertos en misiones de paz en el exterior, por mucho que María Teresa Fernández de la Vega califique estos asesinatos de “execrables”.

Permítanme ustedes la licencia y estos excesos, pero lo del martes ha sido una auténtica jornada de locura ginecida. Párense a pensar, reflexionen: cuatro mujeres muertas en un mismo día a manos de hombres que, se suponía, las quisieron. Si Dios existiese diríamos que ha sido obra de Satán. Pero ha sido obra nuestra, de nosotros como sociedad, empezando por los medios de comunicación (por lo que me toca):

*.- El Mundo se refiere a violencia doméstica. (ABC, lo mismo, hablando además de jornada negra como Público)

*.- El País habla de violencia machista. (Igual que la SER).

*.- Público alude a la violencia de género.

Y no investigo más. ¿Pero cómo es posible que un mismo hecho sea nombrado de tres formas diferentes? Es igual que si al cáncer unos lo llamásen tumor, otros bulto y otros chichón. Creo que los medios de comunicación deberían ponerse de acuerdo para abordar este problema de forma seria y unitaria, al igual que lo hacen la bioquímica, la farmacología y la genética con respecto al cáncer.

Anuncios

2 responses to “Resaca post-debate (y II): Jornada de locura

  • marianella

    4, si, cuatro, una cifra pequeña si la comparamos con otras cifras verdad?, cuatro, 4, me lo repito para no seguir sintiendo est naúsea que me provoca el pensar que murieron a manos de hombres queribles………..porque ellas los quisieron no ? les dieron hijos, noches, tardes, mañanas, seguro también desayunos, y meriendas y cenas hasta con velas………..
    Esas mismas manos las tocaron, las abrazaron y contuvieron, seguro hasta “ayudaron en la casa” y cambiaon algún pañal que otro………me revuelve el estómago.
    Pero lo más terrible es que esto no sea un delito de lesa humanidad, ni de terrorismo, ni de violación de los derechos humanos más elementales, que alguien te persiga, te atormente, te controle, te acorrale, te lastime, te torture, y que si se le ocurre te mate, sea solo un delito de violencia, de género, machista, doméstica, y lo aceptemos sin más, con la misma naturalidad que aceptamos que todo debe ser asi nomás como es y que poco podemos hacer pa cambiarlo, pena, desolación y pena, me rebelo ante tanta desidia, poco debe faltar para que el ser humano desaparezca de la faz de la tierra, nos lo hemos ganado.

  • Resaca post-debate (y III): Manipulaciones y oportunismos « Sin futuro y sin un duro

    […] La muerte de cuatro mujeres ayer nos ha devuelto a la tierra y a la realidad de la violencia contra las mujeres, y el PP ha maniobrado con rapidez para sacar réditos electoralistas con este asunto y ha lanzado una serie de propuestas. Ana Pastor ha propuesto que las mujeres maltratadas recibirán microcréditos para que “puedan vivir donde crean conveniente y empiecen una nueva vida con sus hijos, alejadas de sus maltratadores”, dice la secretaria ejecutiva de Política Social del PP, según El País. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: