Deudas y temor


El otro día, en la entrada sobre las estupideces que colgué en mi blog (y también aquí), recibí un comentario del señor Bukowski pidiéndome que me tranquilizara, que me iba a salir la bilis por las orejas de tanto odio como parecía desprender. En realidad, tengo que admitir que tenía razón, porque bien es cierto que es mi estilo a la hora de criticar, aunque a veces sí que me excedo.

No obstante, ahora me surgen dudas, sobre todo tras escuchar otra de las mayores barbaridades que han llegado a mis oídos en mucho tiempo (no, si últimamente estamos que lo regalamos con las tonterías). Resulta que ahora, en el Sinfu le debemos muchos favores a Luis María Ansón. Pero no sólo eso, sino que también le tememos. Como lo oyen, queridos lectores. Así de firmemente lo afirma Rosa Jiménez Cano, una periodista que el otro día hablaba en su propio blog de la vuelta de El Imparcial de la mano de Ansón.

Por lo visto, a la que la idea de que Ansón edite de nuevo El Imparcial no le hace mucha gracia. Así se encarga de demostrarlo, arremetiendo contra todos. Incluso llegando a decir que nosotros le debemos algo, y que le tememos. Es gracioso que nos acusen de ello, sobre todo cuando el Pablo López -que fue el autor de la entrada- lo que hizo fue precisamente mantenerse imparcial en el tratamiento de la información (algo que él siempre consigue). Luego, en los comentarios, cada cual expresó su parecer -y yo mismo me mostré en contra de que un diario digital que tiene nada menos que en la cabecera publicidad del Santander y el BBVA se autoproclame imparcial-.

Pero es que parece que en este país, si decides mostrar esa imparcialidad a la que aspira todo periodista -no confundamos imparcialidad con objetividad, que ya sabemos que esta última no existe en el Periodismo-, ya tienes que estar por huevos haciéndole el juego a esa persona, medio, institución o cualquier cosa acerca de lo que estés hablando. No, oiga, señora Jiménez: para criticar algo no hace falta arremeter contra todo el que trata la información. Limítese a criticar a Ansón, si le produce placer, pero no diga estupideces que se salgan de contexto. Porque a ver si me puede explicar usted qué coño podemos deberle a Ansón un grupo de estudiantes de Periodismo, o qué podemos temer de este hombre al que ni siquiera conocemos. Cojones ya, con las tonterías.

Lo que debería hacer usted, que tan desaforadamente critica a El Imparcial, llevándose a los demás por delante, es no darle tanto bombo y platillo a este diario. Usted, que tan experimentada parece ser, tendía que saber que así le está dando publicidad gratuita, y está incitando a los demás a que entren en su web. Pero claro, siempre es más fácil, bonito y justificable echarle las culpas de que la gente lee El Imparcial a unos cuantos estudiantes de Periodismo que temen a Ansón y le deben favores.

Anuncios

4 responses to “Deudas y temor

  • Rosa J.C.

    Creo que aquí hay un malentendido. Claro que no le debeis nada. Sólo trataba de enlazar y dar a conocer vuestro parecer.

  • pablolopez

    Me imaginaba que podía ser algo así, Rosa, y por eso preferí abstenerme de hacer comentarios a pesar de que la entrada fuese mía. Sin embargo, es cierto que las palabras por las que enlazas a la entrada pueden inducir a confusión, sin embargo creo que no hay ningún problema, la gente que entrase en el blog y viese la entrada vería que en ella sólo me hago eco de la noticia, podría haber comentado algo, pero en aquel momento decidí no hacerlo.

    Respecto a tu último párrafo Jesu, decirte que no creo que el escribir sobre algo se le dé publicidad, por esa misma regla de tres los periódicos son folletines de publicidad y es obvio que no es así. Tienes suerte de que hace poco tuve un examen de publicidad y te puedo decir que según Albert Lasker “publicidad es la venta a través de los medios impresos” y no “información sobre los productos” como se creía antes, te has quedado en una definición antigua de la publicidad 😉

    En fin Jesu, entiendo tu enfado porque el enlace de Rosa puede inducir a confusión, pero toda persona que entrase en el blog tras pulsar las palabras del enlace vería la entrada y no pasaría naaaaaada, porque se vería que no hay opinión en ella. Un saludo y dejémonos de tonterías, que esto ha sido sólo un malentendido y no tiene porque tener tanto bombo.

  • ¿Se debe ser imparcial en el periodismo? en Radiocable.com

    […] siendo criticados […] Ser valiente o cobarde son opciones que cualquiera puede elegir en nuestra profesión sin necesidad de criticar a los que eligieron una cosa u otra. Como estas críticas parten de […]

  • Las calendas vienen alteradas, guárdate de los idus de marzo « Cuarto y mitad

    […] decente sino que lo parezca”. Ser valiente o cobarde son opciones que cualquiera puede elegir en nuestra profesión sin necesidad de criticar a los que eligieron una cosa u otra. Como estas críticas parten de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: