Entrevista a Eduardo Hidalgo Downing, coordinador de Energy Control Madrid.


En Drogoteca apareció el 30 de diciembre del pasado año una entrevista de su autor a Eduardo Hidalgo Downing, psicólogo, escritor y coordinador de la sección madrileña de Energy Control, asociación que promueve el consumo sin riesgos de drogas. El motivo fue la publicación de Heroína, un libro dedicado en profundidad a este opiáceo: su historia y formas de uso responsables y seguras, entre otros temas.

La entrevista está enfocada a conocer mejor a la persona que se encuentra detrás de Energy Control en Madrid y al autor de este libro sobre la sustancia más demonizada. Eduardo Hidalgo también es autor de Ketamina, otro libro que aborda de forma exhaustiva este anestésico veterinario de potentes efectos psiquedélicos.

Aquí incluyo un fragmento, el que creo más interesante para saber en qué consiste la reducción de riesgos en el consumo de estupefacientes. El resto de la entrevista se puede leer aquí.

P: Esto de la reducción de riesgos suena bien, suena como ponerse en cinturón antes de salir con el coche, o el condón antes de meterla en algún sitio, pero en su caso… ¿No cree que la reducción de riesgos es una opción minoritaria, con respecto al grupo y cantidad de consumidores de drogas “desconocidas” en su composición, dosis y adulterantes?

R: Creo que la reducción de riesgos o más exactamente la gestión de placeres y riesgos es algo que todo consumidor de drogas practica en una u otra medida. Hasta el usuario más “destroy” tiene en cuenta determinadas cosas, por mínimas que sean, para no hipotecar su integridad más de la cuenta. De igual manera que el consumidor más prudente tendrá, por necesidad si quiere ser consumidor, que asumir un cierto riesgo por mínimo que sea, si pretende disfrutar de las sustancias psicoactivas. A fin de cuentas, los usuarios de drogas no son, por término general, ni kamikaces suicidas y descerebrados ni timoratas monjitas Adoratrices del Sagrado Templo del Cuerpo Libre de Toxinas y Alcaloides.
Como digo, considero que la gestión de placeres y riesgos, la búsqueda de un equilibrio personal entre el factor seguridad y el factor gratificación que acompaña a todo consumo de drogas, es la norma, es universal entre los usuarios. De hecho, la inmensa mayoría no tiene problemas significativos con el consumo ni realiza usos marcadamente abusivos o compulsivos. Otra cuestión es que dicha gestión de placeres y riesgos podría ser más eficaz si en lugar de depender del mero sentido común y de la espontaneidad de los consumidores, fuese potenciada, favorecida, facilitada y apoyada por unas políticas sobre drogas que les aportasen la información y los medios necesarios y oportunos para ello.

P: ¿Cómo ve al grupo de consumidores de drogas actual? ¿No cree que es casi imposible explicarle a alguien que analice una sustancia, para evitar intoxicaciones, o que use material estéril, si desconocen en la práctica cosas como lo que es medir una dosis de forma segura, o las consecuencias que puede tener compartir un billete para esnifar?

R:
Creo que la gente es bastante receptiva a la información que aporta respuestas a sus preguntas y que no viene acompañada del lastre de los juicios de valor -negativos, por lo general-. Opino, además, que la mayor parte de las sustancias psicoactivas son de un uso relativamente sencillo. Es decir, no creo necesaria una licenciatura específica en la Sorbona para poder manipularlas y consumirlas. Me parece que unos pocos conocimientos básicos (acompañados de una pizca de sentido común y un mínimo apego a la vida) son más que suficientes para que la inmensa mayoría de las personas puedan manejarse con ellas de manera competente. Aun así, me parece evidente que, a día de hoy, la figura del consumidor ilustrado es mucho más frecuente que antaño, y probablemente siga creciendo y expandiéndose, lo cual me parece muy positivo.
Sin embargo, ya digo que no creo necesario que todo el que tenga intención de consumir drogas deba convertirse (antes, durante o después) en un especialista en el asunto. Repito: con cuatro cosillas basta para manejarse con cierta desenvoltura y seguridad, y estas cuatro cosillas las entiende cualquiera, sólo es necesaria la voluntad de explicarlas, y mas aún si tenemos en cuenta que hasta hace tres días nadie tenía dicha voluntad, pues en estos temas no había quien quisiera ir más allá del “Simplemente Di No”. Esa era toda la información sobre drogas que hace años un joven podía recibir.

Anuncios

3 responses to “Entrevista a Eduardo Hidalgo Downing, coordinador de Energy Control Madrid.

  • kickogollo

    En Energy Control no promovemos el consumo de drogas, en Energy Control nos dedicamos a la prevención desde el ambito de la reduccion de riesgos, que es otra cosa distinta, trabajamos dando informacion sobre como gestionar los placeres y riesgos a personas que pueden ser consumidores o no.

  • Ruth

    me gustaria poder ponerme en contacto con Eduardo Hidalgo o con Energy Control, me podeis mandar un email??? gracias

  • luis

    Vendo Cocaína de alta pureza,envíos desde Colombia, solo gente seria, mas información en:
    vendolamejor@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: