¡¡Una de asesinos!!: Mr. Brooks y el tarado de Nebraska (I).


Bruce Evans regresa como director quince años después de que dirigiese su última película (Kuffs, 1992) y coloca delante de las cámaras a Kevin Costner, William Hurt y Demi Moore para contar la historia de Earl Brooks (Kevin Costner), el hombre perfecto estadounidense: empresario rico y exitoso, reconocido por su comunidad, con mujer guapa e hija adorable. Demasiado perfecto, y alguien así no puede menos que ser un psicópata. Y ese es el lado oscuro y desconocido del señor Brooks: su adicción por matar, la excitación y el placer que siente segando vidas y componiendo bonitas fotografías con los cuerpos de sus víctimas.

mrbrooks.gif

Con Mr. Brooks, regresa el asesino en serie, personaje al que se aborda intentando entrar en su psique enferma. Earl Brooks tiene una doble personalidad, un álter ego llamado Marshall (William Hurt, óscar al mejor actor en 1985 en El beso de la mujer araña) que le incita al asesinato, actividad a la que el señor Brooks se entrega con toda su inteligencia para disfrutar de unos instantes de placer, pero que también le tortura y de la que trata de escapar igual que un alcohólico de la bebida. Tras dos años de abstinencia, Earl Brooks cede a las presiones de Marshall y vuelve a matar. Sin embargo, un detalle se escapa a su control y un testigo le chantajeará. Su vida perfecta se tambaleará con el chantaje pero estará a punto de derrumbarse cuando su hija es sospechosa de asesinato.

Brooks es una suerte de Jekyll y Hide por el recurso a la doble personalidad del protagonista, y en ese sentido está cerca de El club de la lucha, pero también está cerca de American Psycho: el psicópata perfecto, el hombre del que nadie diría que es un sanguinario asesino,”parecía una buena persona”, si bien el señor Brooks de Patrick Bateman sería la versión casera y familiar, la culminación del sueño americano.

De la película es interesante la relación de las dos personalidades de Brooks, siempre en tensión, y que se acerca a lo que tienen que vivir los esquizofrénicos. Sin embargo, el que sea tan inteligente y sofisticado en su adicción, tenga un espacio único para él en su mansión con escondites para guardar la ropa de faena (uniforme) y sea alguien con recursos me recuerda a Bruce Wayne/Batman, y así veo al personaje de Kevin Costner como el lado enfermizo de Batman, cómo sería Bruce Wayne si hubiese nacido con doble personalidad. En la cinta también se desarrolla la típica relación asesino/policía (Demi Moore), pero no cuaja, es tan solo el comienzo, lo que deja la puerta abierta a una o varias secuelas, según vean su éxito en Hollywood.

Anuncios

One response to “¡¡Una de asesinos!!: Mr. Brooks y el tarado de Nebraska (I).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: